edición: 2827 , Jueves, 17 octubre 2019
08/10/2019
banca 
La jugada del tándem Draghi-De Guindos

Bancos italianos y alemanes privatizables, la puerta de entrada para fusiones trasnacionales

Oportunidad para hacerse con alguno de los bancos que deberán privatizarse el próximo año, entre los que se encuentran italianos y alemanes
Juan José González
Los últimos movimientos de los responsables del Banco Central Europeo parecen apuntar en la misma dirección: ha llegado la hora de la reorganización del sector bancario en Europa. Es obvio que el término admite algunos matices diferenciales porque también las situaciones de los bancos, según su negocio local e internacionalización, no son las mismas. De ahí que se pueda distinguir en reajustes, reconstrucción y reestructuración, términos que en todo caso conducen a una misma idea: todos pasan por operaciones corporaciones, por fusiones en el sector bancario. Y la idea de que será el tándem (en tanto que equipo o dúo de personajes amigos y coincidentes en los fundamentos básicos de las reformas financieras) Draghi-De Guindos la que ejercerá el papel de guía se consolida como el eje fundamental sobre el que girará la reorganización del sector bancario europeo. La otra idea que mueve el tándem es que las reformas pasan por aceptar que la mejor salida para el actual estado del sector son las fusiones transfronterizas, una vez superadas o agotadas la mayoría de las opciones nacionales. El objetivo final no es otro que contar con la unión bancaria europea para el ejercicio de 2021 o 2022, unas fechas que parecen destinadas a ser candidatas para la próxima crisis financiera.
La unidad de acción de Draghi y De Guindos, unida a su sincronía intelectual y personal, se presentan como puntos fuertes y positivos de la estrategia, con sus consecuencias prácticas para el sector bancario europeo en general, pero en particular para el italiano, seguramente el más interesado junto al alemán, en resolver su singular crisis bancaria. Por un lado, la experiencia del español, hoy con poderes de vicepresidente del BCE, aprendida en la aplicación de la terapia que resolvió la crisis de Bankia y que derivó en su nacionalización. Y por otro, la veteranía del italiano del tándem, en situación de salida del BCE pero buen conocedor, como exgobernador del Banco de Italia, de los entresijos, laberinto y problemas del sector bancario italiano.

Uno y otro van a tener la oportunidad de reordenar del sector bancario europeo. Aseguran en círculos próximos al español que la tarea será tan ardua como inmediato el inicio de su ejecución, y que no sólo afectará a la banca italiana sino también a la alemana, ambas en una posición muy similar como consecuencia de que varias de sus entidades principales se encuentran intervenidas, nacionalizadas o rescatadas -como se quiera denominar- por sus respectivos gobiernos nacionales. Y la vía de las fusiones, en esta ocasión, trasnacionales, se presenta como la preferida, la elegida y más adecuada según los responsables de la autoridad bancaria europea.

En algún momento de la jugada del tándem, a alguno de los dos se le pasó la idea por la cabeza de instigar a los bancos para que dejasen de quejarse y se pusieran a trabajar en serio. Así surgió la propuesta de que si los tipos de interés destrozaban las cuentas bancarias podrían probar, como alternativa, comenzar a cobrar a la clientela por los depósitos en cuenta. Y ahí comenzó un debate sobre la necesidad imperante de avanzar en eficiencia pisando el acelerador a tope. Una decisión que pasa por reconocer las debilidades estructurales de los bancos, entre ellas la tasa de eficiencia que mide la relación entre los costes y los ingresos, ratio que según los responsables del BCE es "desorbitada" en los bancos de la Unión Europea.

Aunque hay costes y ratios para todos los gustos, es curioso la forma y el volumen en que se parecen las ratios de eficiencia entre los socios europeos. La media de la banca comunitaria se situaba en agosto pasado en el 68,5%, de ahí la expresión utilizada por Mario Draghi ("escandalosa") porque los bancos franceses y alemanes se acercaban al 79% de eficiencia (cuanto más alta peor) los bancos belgas, los `campeones´ europeos, el 91%, los italianos en el 68,7% mientras los bancos españoles destacaban por situarse en el entorno del 50%, el recomendado por el mercado. Con todo, no es este el ideal de la ratio en cuestión puesto que las inversiones en tecnología (o proceso de transformación digital) serán rentables en la medida en la que la eficiencia se sitúe en el 40%, lo que en términos de ahorro de dinero supondría unos 10.000 millones en el conjunto del sector bancario español.

Sobre la base de la "desastrosa" eficiencia que muestran la banca italiana y alemana, ambas necesitadas de saneamiento, capital, segregación de activos del balance, exceso de plantillas, oficinas y retrasadas en tecnología, la privatización de la media docena de entidades bancarias en Italia y de otras tantas en Alemania, se presenta como una oportunidad para los grupos que aspiren a una fusión trasnacional o para ampliar la base de negocio. Una puerta de oportunidad que otros bancos, alemanes y holandeses están tanteando y por la que también podrían entrar Santander (Consumer Bank Italy y Santander Private Banking) BBVA o Caixabank.

Recordar que se trata de clientes (alemanes e italianos) que destacan por su mayor aversión al riesgo (por encima de la media europea) y también con mayor tendencia al ahorro, lo que seguramente no pasará inadvertido para los aspirantes a ampliar negocio en Europa. Se da por descontado que en esta ocasión las autoridades italianas y alemanas no se mostrarían tan beligerantes como en el pasado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...