edición: 2910 , Viernes, 21 febrero 2020
08/10/2010
La fuerte caída de los resultados, premonitoria para los medianos

Banesto se frena en seco

Sube +0,9% la inversión crediticia, cae -1,5% el margen de intereses: el banco esta parado
Juan José González

Todo parece indicar que Banesto ha debido librar en el trimestre una dura lucha contra los elementos, a tenor de los resultados que el consejero delegado de la entidad, un preocupado y muy serio José García Cantera, explicó primero a los analistas y más tarde a los periodistas. Baja el beneficio acumulado un 18,6% (450,6 millones) que si no fuera por las fuertes  provisiones se habría quedado en una caída del 0,8%, baja el crédito concedido a empresas y familias un 1,9%, baja el margen de intereses un 1,5%, baja el ROE, el ROA, la plantilla y el número de oficinas. Bajan demasiados epígrafes que deberían subir y suben otros -como los morosos- que deberían bajar. Para ser la entidad financiera que abre fuego con los resultados, el que da primero, en este caso, se la da dos veces. El ejercicio, como ya estaba previsto y se daba por supuesto, es complicado por la confluencia de numerosos ‘elementos’. Uno de ellos, parece que el más agresivo, ha resultado ser la entrada en vigor de la Circular 3/2010 del Banco de España para lo cual Banesto ha sacado fondos debajo de las piedras para las insolvencias. La culpa del frenazo en seco de los resultados del banco se debe a una política de provisiones agresiva que ha terminado por devorar todo lo que se ha puesto por delante, incluidos beneficios.

García Cantera, en esta ocasión arropado por menor número de recursos humanos y sin la presidenta de la entidad, que únicamente asiste y presenta el semestre y el final del ejercicio- no se extendió demasiado en la lectura de las líneas del balance y la cuenta de resultados, y las respuestas a las escasas preguntas, fueron, igualmente cortas. La información trimestral no permitía mucho margen, no había cohetes. El consejero delegado se tuvo que emplear a fondo a lo largo de la jornada, con explicaciones más extensas en radio y televisión, incidiendo sobre los puntos fuertes de las cuentas en un tercer trimestre para el olvido. Explicaciones necesarias, en esta ocasión, para reforzar el mensaje elegido: las provisiones tienen la culpa de todo y el Banco de España –inflexible y tozudo en el calendario de aplicación de la Circular- parece estar señalado como instigador o cooperador necesario.

Sacar dinero –recursos- de cualquier sitio significa haber dedicado las plusvalías extraordinarias (114 millones de euros) procedentes de la venta de oficinas del banco, así como de la venta de carteras, lo que se llama una “gestión activa de la cartera de inmuebles” donde por cierto el banco se apunta unas pérdidas de 308 millones de euros por las salidas de inmuebles, suma de adquiridos y adjudicados, pérdidas en ventas que son cubiertas con provisiones. En el sector inmobiliario es donde el banco parece haberse aplicado con mayor esfuerzo, como pone de manifiesto la reducción del crédito a los promotores en un 35,6% desde que comenzó la crisis en 2007, y como afirma García Cantera, en la actualidad el banco financia la mitad de las viviendas que hace año y medio.

El banco cuenta con más depósitos (un 39% más) tiene más recursos de clientes en el balance (12% más), la mora alcanza el 3,80%, por debajo de la media del sector, lo que no evita que se descontrole con un 1,21% más sobre el trimestre anterior. La Administración Pública va camino de convertirse en uno de sus mejores clientes –mientras pague- cuya financiación sube un 78%, si bien es cierto que se parte de cantidades muy bajas. Un buen punto a favor del banco se encuentra en los nuevos clientes que crecen en el trimestre un 3,3% respecto al mismo trimestre del año antes, y destaca el aumento de clientes en el área de la banca personal con un 81,5%.

La eficiencia del banco (lo que se gasta por cada euro que se ingresa) continua siendo uno de los puntos fuertes de esta entidad, y en el trimestre consigue realizar el 39% cuando el objetivo para 2010 es de 38,9%. Aquí debe tenerse en cuenta que la reducción de tamaño –menos oficinas y empleados- ha ayudado a conseguir el 39% de eficiencia. García Cantera duda sobre la continuidad del nivel logrado en el trimestre y ve factible que al término del ejercicio se retroceda, es decir, no se alcance el objetivo.

Así las cosas, y dentro del ambiente de prudencia que caracteriza la gestión del banco (si el Santander aplicara la misma prudencia sus beneficios se reducirían a la mitad) el consejero delegado evitó hacer previsiones para el cuarto trimestre aunque apuntó que no debería ser peor que el tercero. A pesar del frenazo en los resultados, García Cantera despejó cualquier duda –lo que faltaba- respecto al reparto de dividendos, al que la entidad seguirá destinando el 50% del beneficio.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...