edición: 2363 , Miércoles, 13 diciembre 2017
08/05/2012
El presidente dimite justo antes del rescate de la entidad

Bankia y Rato, en el punto de mira: la opinión pública pide depurar responsabilidades y dejar caer a la entidad

Los lectores se negaron en rotundo a cubrir nuevamente con dinero público las pérdidas de una entidad `en quiebra técnica´
Rajoy no descarta el uso de fondos del Estado para inyectar entre 7.000 y 10.000 millones de euros: el desenlace se conocerá el viernes
ICNr

El plan de saneamiento de Bankia -que, según fuentes del Gobierno, se aprobará en el próximo Consejo de Ministros- y la dimisión de Rodrigo Rato, hicieron sombra ayer a todo el repertorio de noticias de la jornada, incluyendo la victoria de Hollende o las primeras reacciones de Merkel. La opinión pública se despertó con dos noticias bomba que generaron cientos de comentarios, engrosando exponencialmente la participación diaria que suelen registrar muchos foros. El único dato confirmado es que el nuevo esquema que prepara el Gobierno prevé cambios entre los altos miembros de la cúpula, lo que provocó que los internautas se mostraran convencidos de que esa medida no es más que una consecuencia colateral de algo peor: el Ejecutivo utilizará dinero público para salvar a la entidad. Rajoy confirmó, a medias, ese destino, al no descartar un rescate si éste fuera necesario. En este marco, la cuestión pasa a ser cuánto, cuándo, bajo qué condiciones y, sobre todo, de dónde se extraerá el importe del desembolso. Las reacciones de los internautas se movieron entre la indignación y el miedo a la reacción de los mercados, sobre todo por la semana de incertidumbre y pérdidas que le espera a la entidad tras el anuncio velado de Rajoy. De momento, las acciones de la entidad vivieron una mala jornada, mientras siguen creciendo las especulaciones sobre su futuro.

A primera hora de la mañana el propio presidente del Ejecutivo se encargó de arrojar luz sobre el futuro de Bankia  asegurando, en una entrevista en Onda Cero, que el próximo viernes el Gobierno detallará un nuevo decreto para sanear el sistema financiero para que `en poco tiempo´ las entidades queden `perfectamente capitalizadas´, y en el que no se descartan ayudas públicas, aunque como último recurso. Pocas horas después, redes como Twitter ardían en comentarios haciéndose eco de la dimisión de Rato, que se produce para evitar suspicacias políticas ante la inyección de capital que necesita la entidad para sanearse, y la creación de un banco malo para ello, según elEconomista.

En este marco, los internautas criticaron que el actual gestor de la entidad salte del barco justo antes de que el Gobierno anuncie el plan de saneamiento de Bankia. Un plan que, según apunta la prensa, podría incluir una inyección de fondos públicos por unos 7.000 o hasta 10.000 millones de euros. De Rato se habló como de la clase de dirigente que deja las cosas a medias y que `como presidente del FMI ni siquiera intuyó la crisis´. Ahora deja Bankia `en quiebra técnica´ y con un balance que, en opinión de los lectores, probablemente se aleje mucho de la realidad de su situación. Sin embargo, tampoco faltaron palabras de apoyo para Rato: algunos consideraron que `ha sido un buen director´, responsable de la obtención de mucha inversión. `Hay que darse cuenta que este banco está hundido, y como quiebre, a ver de dónde sacamos los 300.000 millones en activos (depósitos incluidos) que tiene´. En cuanto al sucesor propuesto por el presidente saliente, el ex consejero delegado de BBVA José Ignacio Goirigolzarri, los lectores concluyeron que si éste entra en la gestión de Bankia es porque `pronto habrá una fusión con BBVA´, y recordaron su sonada indemnización en su cargo directivo anterior. 

En todo caso, `tienen que estar muy mal las cosas para que uno de estos dimita por su propio pie´. Para los lectores, está claro que Bankia `va a ser la caja de los truenos en estos días´.

DINERO PÚBLICO PARA BANKIA

Dejando a un lado la dimisión de Rato, los internautas se centraron en el coste que el rescate de Bankia tendría para las arcas públicas. Se habla de la fórmula de los bonos convertibles como medio para materializar la ayuda, una forma de deuda que se transforma en acciones en casos que afectan a la solvencia del emisor. Así, el desembolso se contabilizaría como deuda, y no como déficit, dado que la idea es ganar dinero con la operación -serían bonos remunerados al 8 por ciento, según Expansión-. Se trata del modelo de ayuda que prevé el Frob 3, instrumento de ayuda al sector financiero que creó el PP por vía del Real Decreto sobre Saneamiento del Sector Financiero, aprobado el pasado mes de febrero. Así, aunque este instrumento se dirige sólo a las entidades que inicien nuevos procesos de fusión, no se prevé que se cree uno nuevo para el caso de Bankia.  Otra opción que se comenta es que la entidad cotizada se fusione con su propia matriz, Banco Financiero y de Ahorros (BFA).

En este contexto, la opinión pública volvió a censurar, esta vez con más dureza, el uso de dinero público para rescatar a la banca. Si Bankia puede subsistir, tendrá que demostrarlo por sí sola, y si no, habrá que dejarla caer, al menos a juicio de la mayoría de los lectores. `Ya estamos hartos de resucitar muertos, que cada palo aguante su vela´, comentó, en la misma línea que muchos otros, un internauta. Como en otras ocasiones, Islandia se convirtió en el vivo ejemplo de lo que debería hacerse en el resto de países. La gestión de la crisis islandesa se ha convertido, para la opinión pública, en paradigma de una organización ciudadana responsable y fuerte que, gracias a su persistencia, pudo revelarse y lograr que el país saliera de la crisis de forma más eficaz. Los lectores pidieron un referéndum en España `como se hizo en Islandia´, y ello porque `ya va siendo hora que los ciudadanos tomemos las decisiones verdaderamente importantes, por que está claro que los políticos no sirven para estos menesteres´.

A juicio de muchos, por la `pura especulación del sector bancario´ se han dado `prestamos engañando y con el máximo riesgo para cumplir sus objetivos´, se ha provocado `la subida sin control de los inmuebles y la ruina de muchos compradores´ y, lo que es peor, estas pautas de actuación se siguen repitiendo en plena crisis. No se entiende, por tanto, por qué los ciudadanos deben pagar la `estafa´ bancaria, sobre todo cuando ésta ya ha costado, en el caso de Bankia, otros 5.000 millones de euros en el pasado.

Tampoco se entiende por qué Fernández Ordoñez aprobó el plan de capitalización de la entidad hace unos días `y ahora resulta que desde la Comisión Europea nos dicen que hay que intervenirla´.  En este sentido, no pocos autores pidieron la dimisión del máximo representante del Banco de España, no sólo por la situación de ruina en que se encuentra la entidad, con su beneplácito, sino por la larga lista de asignaturas pendientes que los internautas vienen denunciando desde hace meses. `Si BdE no tiene responsabilidad en que todo el sector esté quebrado, yo ya no entiendo nada´.

En el reparto de culpas, también se señaló que hace no pocas semanas fue noticia que el Gobierno había autorizado a Bankia para pagar incentivos a sus directivos. Los lectores recordaron que, precisamente, este tipo de política no es `muy liberal´ si se tiene en cuenta que, dando dinero público a empresas `mal gestionadas´, `lo único que se logra es castigar a los que si lo hacen bien y premiar la mala gestión´. En el mismo sentido, `eso de hacer bancos gigantes para que no puedan caer sólo hace que en vez de caer uno pequeño y no pase nada, logremos que el día que uno de los grandes quiebre se lleve por delante el país entero´.

INDEMNIZACIONES Y PREJUBILACIONES

La situación es `más impresentable todavía´ si se valora que la entidad, en principio, pretende repartir dividendos en lugar de `guardar y capitalizar´. Las prejubilaciones también aparecieron en el debate: por ejemplo, se denunció que `a finales de enero jubilaron a directivos de Bankia con suelos multimillonarios, que están con 54 y 55 años en su casa cobrando sus contratos blindados y su prejubilación por haber hundido los bancos y cajas que gestionaban´. Del mismo modo, se hizo referencia a la falta de transparencia con que se gestiona la situación por parte de la entidad. `Se les continua dando dinero público sin que la mayoría de los españoles sepamos las cantidades y cifras de los balances de Bankia´.

En este sentido, la posibilidad de que Rato salga de la entidad con una suma millonaria fue otro de los puntos más censurados por los internautas. `Habría que recordar que Blesa, expresidente de Caja Madrid, y su equipo, se repartieron unos 30 millones antes de marcharse por la consecución de objetivos. ¿Qué objetivos eran esos? Por lo que se ve, dejar la entidad a borde de la ruina. Lo que ganaron en 2011 los directivos de la banca serviría para pagar 124.000 empleados a salario base´, criticó un lector.

Por eso, a propuesta de la opinión pública, antes de dar cualquier tipo de ayuda se deberían eliminar todos los bonus e indemnizacíones a altos directivos, eliminar dividendos y vender todos los activos relacionados con el ladrillo al precio que sea. `Si se dan ayudas sin exigir estas condiciones, no sólo será una mala política económica, sino que además será una mala decisión política porque todas las medidas tomadas hasta ahora que requieren sacrificios de los ciudadanos y contribuyentes dejarán de aceptarse´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...