edición: 3076 , Miércoles, 28 octubre 2020
05/05/2016
banca 
Vías de agua en exceso

BBVA prepara su `imagen financiera´ con vistas a una fusión

Certificado el fracaso de su estrategia y agotados ya los resultados extraordinarios como método de maquillaje contable
Juan José González
Si en una escuela de negocios quieren buscar el mejor ejemplo de desaciertos estratégicos en cadena, el `método del caso´ en estudio sería el BBVA. Aunque es cierto que los bancos españoles no han destacado por decisiones estratégicas brillantes, el que más y el que menos se han buscado la vida en estos últimos años de crisis financiera (y económica), unos reforzando y ampliando su presencia internacional y otros consolidando posiciones locales a la espera de mejores tiempos. Tan sólo habría que comparar la capitalización bursátil de BBVA en el período de crisis -desde 2007 en adelante- con su rival de referencia, Banco Santander: mientras el primero se dejó en ese tiempo cerca de 14.000 millones de euros, el segundo no perdió más de 4.000 millones. Lo peor viene ahora, cuando a la cadena de desaciertos del banco azul, se suma la sospecha de un maquillaje de cuentas en fase terminal.
En medios financieros comentan con media sonrisa el trato similar que dispensa la coyuntura -los resultados, la rentabilidad- a las entidades sistémicas y no sistémicas. Y el BBVA será del segundo grupo, "de segunda clase", apuntan los analistas, el próximo año. Comentario al margen, si hay un banco -y sus problemas- que preocupe en especial al supervisor local, ese es el BBVA. Y a tenor de los resultados trimestrales, un 54% menos que en el mismo trimestre del año antes, la preocupación parece bien justificada. Algunos problemas que esta misma semana se tratan en el consejo de administración del banco azul, pueden servir para poner dimensión a su enigmática deriva.

Para empezar, gana menos que sus competidores, y con un tamaño menor. No consigue gestionar con acierto la integración de sus compras, entre ellas Catalunya Banc y Uno-e, se está desangrando en la inversión digital en marcha, que supera ya los 1.200 millones de euros. Y para más inri, la amenaza tiene estos días el nombre de retroactividad de las cláusulas suelo y que, según el mercado tendría un impacto en las cuentas de 1.000 millones de euros. Por tanto, los frentes abiertos no parecen asignaturas de sencilla superación.

El banco azul estaría trabajando en la línea de mejorar una imagen que desde hace más de un año no tiene: la solidez financiera. Y no la tiene porque la forma para solucionar la información contable, la que muestra las cifras publicadas y conocidas por el mercado de sus resultados, se ha agotado a fuerza de presentar resultados extraordinarios (China, Turquía y otros) que ya no lo son. Por tanto, y siguiendo el lenguaje de algunos analistas seguidores del banco azul, "el maquillaje es lo que tiene, que de tanta fiesta termina por caer". Y así, bajo el maquillaje de las cuentas, acaba por emerger la realidad.

Visto desde un lateral más pacífico (menos beligerante), los resultados trimestrales se muestran ahora (ya sin maquillaje) más claros y auténticos, con una recuperación del margen de intereses originado en buena parte por haberse aplicado en el cobro de comisiones, una moda que ha llegado no sólo para quedarse, sino para crecer. Pero las cuentas de nada, o de poco sirven, si no proyectan beneficios en alza, que en el caso de BBVA se invierten de tal forma que las operaciones financieras caen un 54% (casi como el resultado neto).

Es por todo que la deriva estratégica del segundo banco del sistema financiero español, navega a través de muy procelosas aguas, con rumbo incierto y futuro borroso. El barco tiene vías de agua, el patrón sigue empecinado en la estrategia digital y el capitán sigue el rumbo del futuro sin conocer si el destino tecnológico del negocio bancario que pilota le permitirá seguir en solitario o buscarse la solución más probable, una fusión que le salven de la pérdida de categoría, de las pérdidas contables que le evite regresar a puerto y aplicarse de nuevo el maquillaje que le restaure su perdida imagen de solidez financiera que tanto ansía y tanta falta le hace.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...