edición: 2613 , Martes, 11 diciembre 2018
02/02/2018
banca 

BBVA gana 3.519 millones de euros en 2017, un 1,3% más

ICNR
El saneamiento por 1.123 millones de Telefónica reduce el resultado del último trimestre a 70 millones. El beneficio ordinario, sin este deterioro y la provisión por cláusulas suelo de 2016, sube un 19,7%. El banco recorta un 2,7% la plantilla en España y un 8,5% la red.
BBVA ganó 3.519 millones de euros en 2017, un 1,3% más (alza del 7,6% sin considerar el efecto divisa). El resultado se ha visto afectado por el saneamiento por 1.123 millones de su participación del 6,9% en Telefónica, que ha reducido las ganancias del cuarto trimestre estanco a 70 millones de euros, frente a los 678 millones de hace un año.

Sin este impacto, así como descontando las provisiones extraordinarias de 404 millones que BBVA cargó en 2016 por el riesgo de las cláusulas suelo hipotecarias, el beneficio recurrente sube un 19,7%. En positivo, las cuentas de 2017 también se ven favorecidas por la contabilización desde el primer trimestre de la aportación del 9,9% adicional adquirido en el turco Garanti. Ha tenido un impacto positivo en el beneficio de 150 millones de euros.

"La fortaleza de los ingresos recurrentes y la mejora de la eficiencia demuestran que estamos dando pasos importantes en nuestra estrategia de transformación. 2017 ha sido un buen ejercicio y 2018 va a ser todavía mejor", ha indicado el presidente, Francisco González.

Dividendo
BBVA, por otra parte, ha anticipado que en abril pagará un dividendo complementario con cargo a 2017 por importe de 0,15 euros en efectivo. Este reparto, sumado a los 0,09 euros que abonó en octubre como retribución a cuenta de 2017, elevará la remuneración total del ejercicio a 0,24 euros. Representa una caída del 35% respecto a los 0,37 euros pagados a cargo de 2016. Entonces, no obstante, BBVA apeló a los pagos en scrip (cobro opcional en acciones), frente a la política de dividendos 100% en efectivo recuperada en 2017.

El dividendo de 0,24 euros representa un pay out (porcentaje del beneficio destinado a dividendos) del 38% sobre el resultado recurrente, sin considerar el quebranto por Telefónica. Está en línea con el objetivo del grupo de moverse en una horquilla entre el 35% y el 40%.

Las cuentas de la entidad se soportan en un aumento de los ingresos pese al entorno de tipos cero, en paralelo al recorte de costes e incluso con un incremento de las provisiones por el saneamiento de Telefónica.

Los ingresos totales crecen un 2,5%, hasta 25.270 millones de euros. El avance se sustenta en el crecimiento del negocio típico (el margen de intereses mejora un 4,1% y las comisiones, otro 4,3%), ya que los resultados por operaciones financieras se reducen un 7,7% y también disminuyen un 28% los ingresos por dividendos por los menores pagos de Telefónica y de Citic, tras la salida de BBVA del mercado chino.

En sentido inverso, los gastos caen un 2,3%, hasta 12.500 millones. Esta evolución permite una mejora de la eficiencia (mejor cuanto más baja) desde el 51,9% al 49,5%. BBVA ha reducido un 2,2% su plantilla global en el último año, hasta 131.800 empleados. La red, con 8.271 oficinas, también ha mermado un 4,5%. Estas dinámicas se plasman igualmente en España, con una reducción de casi 870 empleos (-2,7%) y cerca de 290 oficinas (-8,5%).

Las provisiones, condicionadas por el cargo de Telefónica, repuntan un 26%. Sin este efecto, registran un comportamiento plano. Está en consonancia con la evolución a mejor de la morosidad, que se reduce del 4,9% al 4,4%. La cobertura, por el contrario, empeora desde el 70% al 65%.

México, el 40% del beneficio
México continúa generando la mayor parte de los resultados del grupo. La filial logró un beneficio de 2.162 millones, un 9,2% más, con un peso del 40,3% en el beneficio global.

España, por su parte, representa el 16,4% y es el segundo mercado. La unidad ganó 1.381 millones, un 52,7% más. La comparativa se ve favorecida por la ausencia del cargo por cláusulas suelo de 2016. En términos ordinarios, la ganancia sube un 5,5%. Los ingresos caen un 3,7%, pero aún disminuyen a mayor ritmo los costes de administración y las provisiones. La unidad inmobiliaria continúa en números rojos. Perdió 501 millones, frente a los 595 millones de 2016. La exposición inmobiliaria del grupo, sin considerar la reciente venta del grueso de la cartera dañada a Cerberus, se sitúa en 15.813 millones. Está cubierta al 59%, lo que deja el saldo neto en 6.416 millones.

Como tercer mercado se sitúa América del Sur. Tiene una ponderación del 16% y su beneficio sube a tasas del 11,6%. También crecen a doble dígito Turquía y EEUU, que aportan, respectivamente, un 15,4% y un 9,5% del resultado.

La rentabilidad sobre fondos propios (ROE) del banco cae del 6,7% al 6,4% en el último año. El capital de máxima calidad con plena implantación de Basilea III (fully loaded) mejora del 10,9% al 11,1%, en línea con el objetivo del grupo de situar la ratio en el 11%.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...