edición: 2943 , Miércoles, 8 abril 2020
09/02/2020

BBVA, ”sí, sí, sí, nos vamos a Madrid”

Aseguran que el asunto del cambio de sede ya se trató en numerosas ocasiones en el consejo. Es un tema recurrente; como el Guadiana aparece y desaparece. Y otras, aprovechando que el Pisuerga pasa por donde pasa, el asunto se convierte en materia de pulso político. Ahí es donde ahora se encuentra la pelota del cambio de sede del BBVA; en el escabroso terreno de la pelea política, de la negociación entre gobiernos central y autonómico. Guadiana porque el presidente que fue FG solía agarrarse a la amenaza de abandonar Bilbao y traerse la sede a Madrid cada vez que le tocaban los... poderes.

El asunto de cambiarse de sede está de moda y es el resultante del ejercicio de una fuerza tal que aplicaba a un punto `x´ es capaz de desplazar la sede a otro punto `y´. La fuerza existe y es real, el Gobierno central negocia desde hace tiempo con las autoridades de Euskadi asuntos, puntos, cosas y demás. No sólo son las cárceles y las cuentas de la Seguridad Social o las carreteras, no. Son más cosas. En estas entran derechos y deberes pero también dinero. Y ¿quién tiene dinero? Los bancos, sin lugar a dudas.

Hoy día, lo de las sedes ha perdido aquello de la obligación de control y auditoría, las facultades de supervisión de antes, que ejercía el Banco de España, bien en nombre del Gobierno central, bien por delegación del supervisor en el Gobierno vasco de turno. Y esto no gustaba, desagradaba y hacía muy mala sangre en las relaciones entre los políticos locales y centrales. Y no digamos entre los técnicos financieros, hartos del peloteo que se traían unos y otros a cuenta de las facultades en cuestión.

Pero ahora supervisa las cuentas de la banca el Banco Central Europeo y el peligro de que la supervisión la realice el Gobierno vasco es un absurdo. Así que la cosa de la sede, que si Madrid que si Bilbao, se ha convertido en un asunto político. Es cierto que en la etapa de FG el cambio de sede servía para medir el grado de cabreo y cabezonería melonera que sufría el susodicho. Pero ahora la sede tiene que ver con la soberanía empresarial y política. BBVA quiere seguir la vía de sus colegas Caixabank y Sabadell, asuntos diferentes que nada tienen que ver con la batalla que libra el BBVA. Lo que sucede es que estos no son tontos y saben que una fusión con Bankia está en el ambiente, como también que el Gobierno hará concesiones a Euskadi. Y entre una y otra situación se encuentra la sede del banco. Pero en Bilbao ya entonan felices el "sí, sí, sí, nos vamos a Madrid". Ya veremos.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...