edición: 3099 , Martes, 1 diciembre 2020
03/07/2019
banca 

BBVA y el recambio para Torres

Si ayer en esta columna se hacía un llamamiento de urgencia, un ruego al consejo de administración de BBVA, casi como un intento a la desesperada para que buscasen un estratega fiable, incisivo, avalado y contrastado, hoy la diligencia se hace indispensable, habida cuenta del frente judicial que se prepara en la Audiencia Nacional con las nuevas citaciones a directivos actuales y ex del banco a propósito de las pesquisas que el juez instructor realiza por el caso Villarejo. Se esperan jornadas de gloria, seguramente de vergüenza para el banco, tocado por la mala reputación que conlleva jugar con el fuego.

Al margen de la gravedad del affaire y su reflejo en la vida diaria del banco, del negocio, de la operativa bancaria, en la casa se respira una atmósfera espesa, incómoda, viciada. No es que el aire acondicionado sea deficiente, sino que el caso Villarejo corre de boca en boca, con el evidente deterioro de la atención que requieren los asuntos del dinero. Y así la moral de la tropa blue anda quebrada y sin rumbo fijo.

Claro que este escenario es probable que se vaya a reflejar en los próximos trimestres, pues, como asegura un directivo, "te van a sorprender -para bien- los resultados que vamos a presentar, ya verás". Si nos quedamos con lo bueno -buenas cifras- la alta dirección y el consejo conseguirán oxígeno limpio para irse de vacaciones, y sólo eso. De lo contrario, anuncian galerna para septiembre, inusual, pues el fenómeno en cuestión es tan repentino como espontáneo. En todo caso, quedémonos con la copla.

Pero quizá, aprovechando la situación enredada del banco, alguien en el consejo de administración, con capacidad -llegado el caso- para ocupar la presidencia, debería plantearse el largo historial de desaciertos estratégicos que ilumina la trayectoria del BBVA. Desaciertos que en términos de valor ponen el bello como escarpias, si no, atentos: en 2007, BBVA valía en Bolsa (capitalizaba) 55.462 millones de euros y hoy 33.000 millones, mientras un competidor histórico, Santander, le dobla hoy el valor con más de 67.000 millones de valor. Con la reserva del valor relativo que tienen las cifras, hay que concluir que el banco se ha quedado atrás, muy atrás, y que incluso hoy, camina con dos muletas, una mexicana y otra turca. Por eso parece razonable buscar un recambio a Torres.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...