edición: 2745 , Lunes, 24 junio 2019
03/01/2018

Bitcoin, como el agua, residual

Incolora, inodora e insípida, combina como el agua varios átomos no precisamente de hidrógeno y oxígeno, sino más bien de ganancia pirata, de peligroso despojo. Por su vida y milagros, asidua de las tuberías y lugares oscuros, la moneda bitcoin y sus primas hermanas las criptomonedas, más bien parece agua residual y no potable, en tanto que contaminada y sin purificar, y de dudosa procedencia y paternidad, parece. Incluso se diría que su silencio invita a tomar todas las cautelas, y más, posibles.

La especulación está marcando la vida de la bitcoin y demás criptomonedas (o quizá sea al revés). Amantes de las estafas, del dinero rápido, de los duros a cuatro pesetas, que se decía en tiempos, de los pillos ávidos de la multiplicación de dinero en un pis pas. Y todo esto, se desconocen declaraciones públicas, avisos de las autoridades monetarias, advertencias de los que con mayor pompa se hacen llamar supervisores de los mercados (se entiende que también, por las mismas, supervisarán los cuidados de los pequeños inversores, muchas veces incautos y desinformados y perdedores ante tanta abundancia de iniciados).

Llama la atención que los expertos se sorprendan por la elevada volatilidad del considerado nuevo activo bitcoin, como si antes de la citada moneda virtual no hubiera habido otro activo aún más volátil a la par que incontrolable. Sorprende también que algunas entidades financieras, se supone que en un intento de contraatacar o minimizar la moda y/o avalancha del brote de la moneda online se hayan declarado partidarias y dispuestas ya a presentar batalla con el lanzamiento de su propia criptomoneda.

Al común deben llamarle la atención otras características, precisamente aquellas que no parecen querer ver -u ocultar- los bancos y las autoridades, por cierto, muy ausentes en este toma y daca de la virtual moneda. Particularidades como por ejemplo que se trata de la divisa preferida, la más querida y deseada por los piratas informáticos y la ciberdelincuencia que hoy pagan y cobran con bitcoin pero que mañana mismo o al minuto siguiente se pueden cambiar a otra criptomoneda y ahí se acaba el negocio para unos, los pillados, los paganos, seguramente, gente del común. Siempre igual, la historia se repite siempre en perjuicio del más débil, en este caso, del peor informado. Mejor será `invertir´ en lotería. Se puede ver, oler y tocar. Y cuenta con el respaldo del Estado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...