edición: 2413 , Viernes, 23 febrero 2018
01/09/2015

BME Clearing promueve su diseño de compresión de carteras para reducir consumo de capital

La oferta a los clientes de la ECC está destinada a atenuar el efecto de la normativa de Basilea III
Carlos Schwartz
Los bancos y clientes de la entidad central de contrapartida española cualificada por las autoridades comunitarias (ECC), BME Clearing, hacen frente a los efectos que implica la normativa Basilea III para las operaciones con derivados, en particular los instrumentos financieros sobre acciones españolas. Los bancos no sólo deben responder con su capital Tier 1 por sus posiciones propias sino por todas las operaciones de clientes en las que intervienen como agentes. De acuerdo con la normativa, a mayores garantías en efectivo que reciba el miembro compensador, mayor capital Tier1 tendrá que asociar al negocio de compensación de derivados, por el efecto del ratio de apalancamiento, en la redacción actual de la regulación aplicable. Este es un aspecto en el que se registran fuertes presiones por parte de las entidades y asociaciones para realizar modificaciones que atenúen esos efectos. Actualmente el efectivo que entregan los clientes a los miembros compensadores para hacer frente a las garantías iniciales (initial margin) no puede restarse de la exposición que tienen a dichos clientes.
Por añadidura, no solo no restan sino que las entidades tienen que aumentar en su activo la entrega de dicho efectivo por cuanto puede ser usado por la propia entidad. Ciertas entidades han comenzado a segregarlo fuera de su balance. El efecto de esta normativa ha llevado a que algunas entidades revisen su actividad como agentes seleccionando clientes o a que simplemente abandonen la actividad.

La propuesta de BME Clearing ofrece transformar “garantía-colateral en posición” en una cartera combinada de derivados más contado. La incorporación a las carteras de las operaciones de contado tanto de renta variable como de renta fija permite una reducción de garantías. La entidad señala que esta forma de operar tiene la consecuencia inmediata de que los miembros y clientes de la ECC se ahorrarán el 0,15% anual que pagan a BME Clearing sobre el importe de las mismas. “La puesta en marcha del proyecto es fundamental para tener una posición competitiva con cámaras como Eurex y LCH que en estos momentos consiguen atraer registros sobre derivados de acciones españolas mediante otras características, un cross margin entre todos los derivados”, de acuerdo con fuentes de BME.

De acuerdo con la ECC española con su propuesta además se produce una mejora inmediata de los ratios de capital regulatorio (ratio por activos y ratio por apalancamiento) al disminuir el denominador de los ratios sin alterar el balance de la entidad. El resultado de la operación es que cuanto mayor es el riesgo de la posición a compensar en la ECC, mayores son las garantías que se deben traspasar a esta última. Por tanto, se favorece hacer clearing de carteras de derivados que lleven aparejado un contado de renta fija y variable que permita rebajar las garantías. Esta característica, de acuerdo con fuentes de BME Clearing, “favorecerá las actividades de intermediación que combinen tanto el contado como el derivado relacionado. A mayor riesgo de las carteras propias y de clientes que un miembro aporte a la ECC, mayor será la contribución al “default fund” (fondo de garantía) que deberá realizar.

En la medida que la cámara tenga carteras compensadas de derivados y contado le permitirá una menor contribución al fondo de garantías de impagos que es un fondo en el que se mutualizan las pérdidas entre todos los miembros compensadores”. A mayores garantías, mayores costes de financiación de las mismas y del “default fund” asociado, señala la fuente.

La incorporación a la cartera contra BME Clearing del contado más el derivado de signo contrario que está actuando como cobertura permitirá reducir la financiación de garantías en efectivo al igual que permitirá eliminar el 0,15% sobre garantías que se paga a BME Clearing. A mayor riesgo, mayor exposición en términos de cálculo de recursos propios y por lo tanto mayor consumo de activos ponderados por el riesgo. Es un elemento clave para reducir el denominador de los ratios y por tanto mejorar sus cocientes.

Los grandes bancos que tienen un volumen importante de operaciones con clientes en su carácter de agentes en derivados por cuenta de terceros han criticado de forma sistemática las decisiones de Basilea III. La regulación que fue aprobada en 2013 no detalló las características de los ratios de apalancamiento hasta enero de 2014, y recién entrarán en vigor en 2018. En general los grandes bancos afirman que los ratios sufrirán modificaciones que van a limitar su efecto sobre el consumo de capital Tier 1. Sin embargo los accionistas institucionales de las grandes entidades no aceptan como dada esta posibilidad. Recientemente la presidente de la Reserva Federal Janet Yellen ante las críticas del presidente de JPMorgan, Jamie Dimon, señaló con rotundidad que o su banco reduce su tamaño o aumenta su capital en línea con sus riesgos.

El proyecto de BME Clearing está apoyado por informes del despacho jurídico Uría y Menéndez y Comunytek Consultores. El informe de Uría Menéndez trata de la viabilidad jurídica del proyecto con la normativa presente - la comunitaria, la española y la contemplada en el propio reglamento de BME Clearing – y de la conveniencia de una mejora normativa necesaria para conseguir una mayor agilidad operativa con lo que se denomina “prenda electrónica” tal y como se describe en el informe, y el informe de Comunytek Consultores analiza los consumos de capital regulatorio tanto para la cuenta propia como para el clearing de clientes, detallando la comparación entre la situación actual y los ahorros que se pueden conseguir en el futuro, con un ejemplo de una posición en el balance de un banco con 3 mil millones de euros en acciones compradas de Telefónica que están cubiertas con futuros vendidos de dicha compañía por un importe de igual nominal.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...