edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
22/07/2014

BME debe migrar el sistema de registro de Iberclear al de pago contra entrega tras las ECC en octubre de 2015

Carlos Schwartz

BME Clear es la Entidad Central de Contrapartida (ECC) española que tiene en la actualidad tres tramos de mercado, el de repos de deuda pública, el de energía y el de derivados.

Esta ECC, al igual que todos los mecanismos de compensación y liquidación utilizados por las bolsas españolas, se encuentran en proceso de migración hacia el nuevo estándar que entrará en funcionamiento en octubre de 2015 y que añadirá a la ECC las operaciones de bolsa que en la actualidad procesa el depositario central de valores español, Iberclear. Una de las transformaciones más importantes en el caso de España es la introducción del criterio de liquidación por saldos que va a sustituir al actual de referencias de registros (RR). El criterio utilizado por Iberclear no es el utilizado en el resto de Europa, y aunque permite un seguimiento muy afinado de ambas partes en una operación de bolsa y permite una cuantificación ajustada de los volúmenes totales. Por sobre todas las cosas puede verificar que cada cliente individual de un participe del mercado que tenga una posición neta vendedora en la cuenta de liquidación, cuente con posición de valores suficiente reconocida en los libros del registro de valores de su participante para cerrar la transacción.

Este detalle de información no es posible en el sistema de liquidación contra saldos, y ello obliga a endurecer las sanciones por incumplimiento con los que se pueda enfrentar el mercado. Es decir, el sistema central tiene que liquidar sin poder verificar que la información de las cuentas de valores de los clientes individuales de cada participante está en perfecta sincronía con la información agregada que el Depositario Central de Valores (DCV), es decir Iberclear, reconoce al participante en su cuenta global de terceros. La migración del sistema mantendrá a Iberclear como DCV pero intercalará en la operativa a BME Clear como ECC.

La migración forma parte de la homologación de las ECC en Europa en el tortuoso camino de su integración a través del Target 2 Securities, un sistema de pagos en tiempo real y en dinero de los bancos centrales organizado en torno al Banco Central Europeo (BCE) que ha dado la batalla por ser el canalizador del sistema de pagos nacional e internacional para las operaciones con acciones en Europa con el objetivo de integrar los procesos a escala nacional e internacional en la concepción de un mercado único europeo para los valores. El T2S está bajo la supervisión de un comité formado por funcionarios del Banco de España, Banco de Francia, Banca de Italia y Deutsche Bundesbank.

Respecto de T2S la migración está en curso en la mayor parte de Europa, en la medida que el sistema de pagos debe estar en funcionamiento en junio de 2015 para poder hacer frente al proceso de interconexión de las bolsas en ese mismo año. El proceso de migración en España supone el rodaje de la transformación del RR al sistema de saldos y a las pruebas en torno a esta transformación. Mientras, las principales ECC internacionales como la del Chicago Mercantile Exchange Group (CME) o London Clearing House (LCH) han aceptado el criterio de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO, por sus siglas en inglés) para hacer públicos sus modelos de riesgo. Es decir, cuál es la forma en que calculan la exposición a la que están sujetas respecto de cada uno de sus clientes, cálculo del que se deriva la exigencia de garantías para los partícipes del mercado que operan a través de ellas. El acuerdo con los criterios de IOSCO implica además exponer el nivel de recursos existentes ante un quebranto. Hasta ahora las ECC se habían resistido a hacer transparentes estos datos porque argumentaban que sus operaciones y la confianza del mercado se podían ver afectadas por la comunicación de esta información.

De acuerdo con la información del mercado este acuerdo con las ECC deberá desembocar en el desarrollo por parte de IOSCO de los criterios que deben gobernar los estándares cuantitativos que deberían publicarse en el futuro próximo, es decir en meses. El desarrollo de esos estándares ha quedado en manos de la propia IOSCO y el Comité de Liquidación y Compensación del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés).

La importancia de estos estándares ha tomado relieve desde que en diciembre pasado en Corea la crisis de un pequeño operador del mercado con un capital de 20 millones de dólares ocasionó pérdidas de 45 millones de dólares a otros partícipes del mercado sin que la ECC coreana se viera en la obligación de aportar dinero al quebranto del sistema. El motivo en el caso de marras se debe a que en Corea la ley protege al mercado por encima de sus partícipes, es decir que quienes se han visto obligados a sufragar las pérdidas han sido los propios partícipes a quienes en realidad debe proteger una ECC. Al menos esta es en teoría su función ya que se interpone entre vendedor y comprador precisamente para garantizar que la operación se hará mediante la entrega de títulos contra dinero. Pero en Corea el modelo no protege a los intermediarios ni a los clientes finales.

El quebranto ha puesto de relieve que los requisitos de capital que se deben aplicar a las ECC, y a su turno el modelo de riesgo y por tanto las garantías que las entidades centrales de contrapartida deben pedir a quienes operan a través de ellas, está lejos de ser un asunto secundario. Eurex, la ECC propiedad de Deutsche Börse, ha publicado un libro blanco sobre el papel de las ECC en la mitigación del riesgo sistémico señalando que son un elemento de primera magnitud para reducir ese riesgo particularmente en el caso de las operaciones bilaterales habituales en el mercado de derivados denominadas over the counter (OTC). En realidad, la voluntad manifestada por los reguladores a escala internacional para asegurar la implementación de ECC a escala internacional está directamente vinculada a la existencia de un mercado de derivados no centralizado, OTC, que representaba en 2008 el mayor riesgo sistémico en los mercados financieros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...