edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
30/09/2010
Unos 100.000 clientes perderán el 4 de octubre -de nuevo- si canjean

Bonistas atrapados un año más –y van tres- en los convertibles del Santander

33% de minusvalía latente en el primer canje, 28% en el segundo y 36% del tercero
Juan José González

Mal negocio para los 98.935 clientes que en septiembre de 2007 se vieron cautivados por una fantástica oferta de Banco Santander. Una emisión de bonos convertibles en acciones del banco. La publicidad era atractiva, sin duda. 5.000 millones de euros primero, y 2.000 millones más posteriormente, que devengaban el 7,5% TAE el primer año, un cupón de lo más atractivo, aunque quién iba a pensar que este era el gancho, pues el resto del plazo, a cinco años, sería al euribor a tres meses más el 2,75% anual. Los más arriesgados inversores –entonces 129.000- acudieron al panal de rica miel del banco. Pero el tiempo pasa para todos y para todo, y la emisión de bonos convertibles de 4 de octubre de 2007 va acumulando lo que se llama mala fama.

Al término del primer año de la inversión -4 de octubre de 2008- la pérdida latente de un bonista que hubiera ejercido la opción de canje habría sido el 33%; en el caso de canjear o convertir en la segunda oportunidad -4 de octubre de 2009- la minusvalía sería del 28% y si se le ocurre canjear el próximo lunes 4 de octubre, tercera oportunidad que le brinda el banco con la emisión estrella, perdería en torno al 36%. En resumen, un fiasco.

De nuevo, los sufridos –o ¿sacrificados?- bonistas deberán hacer las cuentas este fin de semana, o quizás deberían acercarse a alguna oficina del banco para recibir recomendación sobre cómo proceder al respecto. Se sabe que este tipo de inversores tienen en cuenta, habitualmente, que unos bonos referenciados a un canje tienen un plazo medio de entre tres y cinco años. Pues bien, en este caso, las pérdidas de su inversión, estimada esta en unos 54.000 euros de media por bonista, ya acumula una importante minusvalía, que tan sólo podría pensar en recuperar si la acción, hoy –ayer- en 9,25€, supera los 14,48 € de referencia, precio al cual el bonista debería adquirir las acciones de Santander para vender sus bonos. Y todo lo que no sea esto, será –es- pérdida.

Seguramente le apuntarán en el Santander que “no olvide usted que ha recibido un excelente cupón del 7,50% el primer año así como el euribor a tres meses más un 2,75% anual en los dos siguientes años". Pero es igual, seguiría apuntándose pérdidas porque la remuneración no compensa la minusvalía latente.

La segunda oportunidad de conversión –octubre de 2009- resultó ser igualmente un fiasco, como la primera de 2008, y ahora la tercera del próximo lunes. La coyuntura para Banco Santander no es precisamente la mejor, pues el sector se encuentra en el punto de mira de una de las fuertes corrientes de intervencionismo que se recuerda, y en proceso de aplicación de la nueva normativa de Basilea III, de la que se asegura no pasará factura a esta entidad. El Santander, agresivo como ninguno, tiene un excesivo número de frentes abiertos a lo largo y ancho del globo terráqueo, y por tanto, esta sometido a numerosas incertidumbres, riesgos y peligros, y todo cuenta para medir el riesgo futuro y sus resultados, referencia obligada para los inversores y para la formación del precio de sus títulos.

En el banco siempre han asegurado que este tipo de inversiones son de largo plazo porque la vida de la emisión es de cinco años con cuatro opciones de realización y una quinta al final de la vida, obligatoria. Y no le falta razón, pero es que en su día el banco también aseguró –en las agencias y sucursales, la fuerza de ventas dice de todo- que está en condiciones de asegurar la rentabilidad los cinco años de vida de la emisión.

En su día, los bonistas contaban con un precio de canje fijado en octubre de 2007 en 16,04 € por título (ajustado tras la ampliación de capital realizada en noviembre de 2008 hasta 14,48€). Así que, y por tercer año consecutivo, los bonistas deberán armarse de paciencia y esperar a mejor año, que posiblemente tampoco será 2011. Por lo tanto, sólo cabe fiarlo al todo o nada del quinto y definitivo año, el de vencimiento de la emisión, para conseguir una plusvalía que sólo conseguiría si el precio del título supera los 14,48€, algo que, históricamente, nunca ha alcanzado la acción de Santander, y menos con la que esta cayendo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...