edición: 2809 , Lunes, 23 septiembre 2019
18/12/2012

Botín no dimite, ni siquiera ofrece sus disculpas

Alfonso Pajuelo
Es el final de un fracaso anunciado. Ni Botín ni Sáenz, superados por los acontecimientos, han logrado enderezar, siquiera frenar, el deterioro de Banesto, víctima de una pésima gestión por Ana P Botín. Pero a Emilio Botín no le queda más remedio que compartir la responsabilidad de ese fracaso porque él fue el responsable del nombramiento de su hija, y a esta le permitió durante demasiado tiempo hacer mal las cosas, expatriándola finalmente a Londres –donde también hizo de las suyas y fue mal recibida por la comunidad financiera-, a cargo del banco, por supuesto.

Ahora toca absorber el fiasco con cargo al Santander, es decir, con cargo a los accionistas del Santander, que son los que van a seguir pagando el jugoso sueldo de Ana P y el del propio Emilio Botín, coautor de un fracaso anunciado y que ya tuvo que utilizar los fondos del Santander para echar una mano en dos ocasiones al deteriorado Banesto. Pero lo van a pagar los accionistas del Santander y una parte sustancial de los 8.570 empleados de Banesto. Botín, Sáenz y Botín seguirán como si nada mientras miles de empleados perderán su trabajo. Los responsables, poco interesados ya en el largo plazo, seguirán en sus puestos. En cuanto al consejo de administración de Banco Santander otorgará otro habitual “sí, señor” y a seguir cobrando.

La segunda parte de la operación tampoco es un éxito. La absorción de Banif estaba cantada desde hace muchos meses tras los repetidos fiascos en sus inversiones y los consiguientes perjuicios a sus clientes. Este fracaso también costó dinero al Santander, y mucho, pero nadie en la cúpula pagó por ello. Son dos seguidas que apuntar a Emilio Botín y a Alfredo Sáenz.

Por si fuera poco, la absorción (desaparición de facto) ha coincidido al segundo con la ofensiva de Bankinter en banca personal y administración de patrimonios, el negocio de Banif. Bankinter y Santander son dos bancos distintos, con accionistas distintos, pero parece que también es cosa de familia. El hermano de Emilio es el que manda allí y ahora se va a beneficiar de la desaparición de Banif. Por lo que parece ha tenido el tiempo suficiente de prepararse para ello. Hace menos de 48 horas que presentaban la operación de Luxemburgo, fundamental en el rearme de Bankinter. Casualidad no parece que sea.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...