edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
03/10/2014
China y Rusia, entre los objetivos

Botín pone en revisión las operaciones en el extranjero

Temor a las primeras decisiones de inversión, son las más delicadas y además dejan huella
Juan José González

Que haya estado presente en la elaboración de la estrategia del grupo, significa que la conoce bien. Pero de ahí a estar de acuerdo en todos sus puntos media una distancia. Para Ana Patricia Botín, no es lo mismo compartir un sillón en el consejo que presidirlo; es otra responsabilidad como también es una perspectiva muy diferente. La presidenta está recién aterrizada -tres semanas- en la mayor responsabilidad del grupo, en la casa matriz, con sus problemas y temas pendientes, quizás las dos carpetas de mayor prioridad. Llega en la resaca de la crisis bancaria, en la antesala de la supervisión única que en breve iniciará el BCE. El banco está en la senda de los beneficios, se recupera con trabajo, pero se recupera. Sin problemas a corto plazo de solvencia (9,5% de capital de máxima calidad) inferior al de sus homólogos europeos pero suficiente, se mantiene en el filo del peligro con un dividendo dicen que "insostenible". Pero el foco principal de preocupación a medio y largo plazo es la posición exterior del banco y la salud de los negocios. Si Botín quiere darle la vuelta a todo es que o busca que el banco vaya mejor o que el negocio no va bien.

Hay muchos aspectos de las estrategias que se cambian sobre la marcha, sea por obligación de la coyuntura o porque se cambia de opinión. En la de Santander puede haber un poco de todo, más si cabe, tras la llegada un nuevo máximo responsable con capacidad total para proponer cualquier cambio. En los últimos meses, los hechos se han convertido en noticias y en estas figuraba Brasil, el principal mercado y aportador de beneficios al grupo bancario. Allí Santander se ha reforzado aumentando su inversión. En adelante se podrá comprobar si el movimiento en Brasil mereció la pena. Para ello la economía del país debe recuperarse. En Reino Unido el banco está `atascado´, entendiendo que la entidad no cumple los objetivos de resultados fijados hace dos años, en los que todo hay que decirlo, la gestión de la presidenta del grupo ha jugado un papel relevante, no exento de buenos asesores externos (quizás Alfredo Sáenz). La filial UK del banco está, en todo caso, preparada para lo mejor: bien una salida al mercado bursátil, bien para seguir aportando beneficios.

Pero el problema de la estrategia del banco, además del stand by de Brasil y Reino Unido, reside en EE UU, un mercado muy regulado, quizás en exceso para las pequeñas y medianas entidades. En ese mercado Santander figura con un holding de tamaño pequeño, lo cual se traduce en un resultado de igual o menor tamaño. La salida al problema es crecer y para lo que es preciso acuerdos o compras. Es decir, hay que tomar decisiones de inversión, asunto comprometido porque requieren de mucho consenso y además dejan huella en los balances y en los expedientes personales. El banco se está complicando en EE UU la vida presente y también la futura con la Reserva Federal a propósito del capital y su distribución. Hace cuatro años desde que adquirió el banco Sovereign y la decisión está costando dinero y disgustos. Aquí, la estrategia está fallando.

Los problemas en el grupo se hacen tan grandes como el mapa por donde se mueve. Europa es un mercado atractivo y conocido, con enorme competencia, aunque los problemas van por barrios. Italia se le resiste, aunque con operación de Unicredit la puerta se puede dar por entreabierta. Avanzar será más complicado y las decisiones son de mayor riesgo que en otros países. En Polonia el banco se encuentra con un regulador que no le permite respirar con comodidad; es muy exigente y obliga al banco español a cumplir compromisos de capital, pay out y demás. Es un mercado que aporta casi el 6% del beneficio al grupo. En Alemania hay poco margen de actuación porque la competencia es extrema y los márgenes pueden ser cortos como para obtener rendimientos que compensen la inversión, es decir, la adquisición de una entidad local no aportaría una cuota de mercado suficiente para las aspiraciones de Santander. Mientras tanto, la Santander Consumer es un buen negocio.

La presidenta de Santander se encuentra, sin embargo, con opiniones contrarias, reticentes a sus propuestas de nuevos mercados. Botín tiene el punto de mira fijado en Asia y Rusia. El anterior presidente dio su brazo a torcer con una `prueba piloto´; adquirió un banco local con oficinas en Moscú y San Petersburgo por 35 millones de euros. Los problemas jurídicos del mercado ruso obligaron a mantener el proyecto a la espera de que cambien los tiempos. En realidad, fue una forma de introducir la marca Santander Consumer, para financiar la compra de automóviles y punto. Pero la presidenta quiere tener presencia en Rusia, un mercado de futuro y que cada vez estará más conectado por el mercado asiático. China es otra de las asignaturas pendientes del grupo Santander, donde cuenta con una posición envidiable, la alianza con la compañía JAC, uno de los primeros fabricantes de automóviles chinos, JAC. 

Tarea por tanto, compleja la que se le presenta a la nueva presidenta, animada a cambiar estrategias, equipos y también, llegado, el momento, el consejo de administración. Ahora se trabaja en la fase de redefinición de la presencia internacional del banco que, como se ve, cuenta con bases rentables en los mercados considerados por Botín como de futuro. La decisión que deberá tomar a medio plazo supone la apuesta por la banca comercial ya que hasta el momento el negocio está centrado en la banca de consumo. Pero sabe que para hacer todo esto deberá cambiar el consejo, un radical revolcón si quiere evitar que el máximo órgano decisorio continúe siendo una carraca tripulada por personal octogenario, una especie de senado, y formar un consejo joven y con mentalidades capaces de hacer "el banco ordenado y excelente que ahora no es", en opinión de un alto directivo del banco.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...