edición: 2349 , Miércoles, 22 noviembre 2017
19/01/2017
banca 

Botín y sus milongas

Se sabía que no corren buenos tiempos para Ana Patricia Botín. Se habla mucho de ella en los pasillos de la casa, en las reuniones de gente de la casa con otros, inversores que no consiguen salir de dudas, que no saben hacia dónde va el banco. El mutismo y el secreto absoluto son, se sabe, la leña que alimenta el fuego de la desconfianza. Y ante las dudas, los grandes fondos, los tenedores de millones de títulos de Santander se frenan y cambian de dirección, esto es, no compran `santanderes´.

Desconfianza en aumento, zozobra por la incomunicación, el low profile decretado hasta que la presidenta hable el próximo miércoles, día en que los analistas esperan verse complacidos si la dirección del banco tiene a bien explicar algunos asuntos pendientes. Porque no se sabe el porqué de tan elevado endeudamiento: ¿es para cubrir agujeros o rotos a la vista? ¿para comprar Sabadell o Popular? ¿para qué? Algunas explicaciones no cuelan, son milongas o enredos.

Ahora Botín ha `filtrado´ a medios amigos que los 57.000 millones de euros que el banco va a solicitar al mercado, es deuda para hacerse más fuerte, seguro y resistente, para evitar una posible caída o contratiempo, para el caso de que vengan mal dadas. Incluso la idea peregrina del `autorrescate´, en fin. Algunos accionistas no contaban siquiera con la posibilidad de que un banco como el Santander se llegase a plantear la posibilidad de un descalabro. Así que, si el río suena es que algo debe llevar, o traer, ¿quizá la deuda? ¿otro recorte más del dividendo? Apuros, malos resultados... quién sabe.

Cifras serias que en buena lógica deben coincidir con algún  también muy serio problema, si no ¿a qué vienen ahora esos 57.000 millones de más deuda que se suman a los 20.500 millones de 2016? No es bueno que se hable de un banco en términos de rescate, de caídas, quebrantos, posibles pérdidas, deudas, multas, despidos, sentencias condenatorias y demás. Aunque si esta es la realidad de su banco, Sra Botín, triste futuro el que aguarda a los millones de accionistas de Santander a quienes no conviene mantener en el engaño, porque algo sabe el que no sabe, si callar sabe.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...