edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
20/10/2015
La economía cae más de lo previsto

Brasil rompe los planes del Santander, obligado a aumentar provisiones

Los mercados bursátiles ya descuentan los reajustes que llevará a cabo la entidad bancaria
Juan José González
Las previsiones que llegan sobre la evolución de la economía brasileña, empeoran con el tiempo. Asunto serio si se tiene en cuenta que se trata del principal socio económico y comercial de España, a pesar de las cifras no sean precisamente espectaculares como lo son las de EE UU y China, los líderes comerciales en aquella zona. Si bien ya eran conocidas las dificultades para que Brasil lograra detener la caída de su actividad, el tercer trimestre del año no sólo confirma la trayectoria negativa de la recesión, si no que además, se da por seguro que la caída del PIB superará con varias décimas el 3% avanzado como previsión por el FMI. El escenario ya estaba previsto en los planes de las dos entidades financieras con mayor volumen de riesgo en la zona, aunque al parecer no se había contado con la peor de las hipótesis: una caída superior al 3%, algo que obliga a Santander a aumentar las provisiones si quiere reducir el impacto de los daños que puedan llegar del mercado brasileño.
El mercado brasileño se complica y con él la apuesta brasileña de la banca española, en principio representada sólo por Banco Santander. La entidad contaba entre sus planes con una recuperación del beneficio del grupo cuyo principal aporte iba a ser el beneficio del banco brasileño. Sin embargo, el objetivo deberá aplazarse un ejercicio más para cantar la victoria tan ansiada que le daría a la presidenta Ana Patricia Botín un respiro, un primer logro que no pudo alcanzar en su primer año al frente del grupo bancario.

Los inversores coinciden con los analistas en que Brasil -sin olvidarse de México- es quizá la zona más caliente para el Santander como México lo es para el BBVA, lo que sucede es que Brasil está en caída libre y México se recupera poco a poco. Hablando de riesgos, Santander no sólo obtiene de Brasil el 20% de su beneficio, si no que Chile y Argentina suman el 10% a su resultado. Cuando se analizan los resultados de Santander y de BBVA procedentes de las economías Latinoamericanas, hay que tener en cuenta no sólo el descenso de la actividad económica, sino también la depreciación de las divisas -el real brasileño o el peso mexicano- y que al final son ambos los que deciden el signo positivo o negativo de las cuentas de resultados de las entidades españolas.

De Brasil no hay que esperar buenas noticias al menos hasta 2017, cuando su economía se encuentre en posición de salida de la recesión. Incluso en el caso de que EE UU decidiera a fin del presente ejercicio la deseada subida de los tipos de interés, no sería posible la recuperación de la economía, como tampoco del negocio bancario. Por tanto, las provisiones estimadas en un principio para el banco de Brasil que contaban con una caída del PIB entre el 2,5% y el 2,8%, deberán incrementarse para una recesión que a final de año superará, según varias instituciones, el 3%.

Si Brasil es la cruz para Santander, una situación muy diferente es la que vivirá su competidor BBVA, ya que la economía de México, la otra cara, la buena de la moneda, cae en esta ocasión del lado del banco azul. La mejor salud del mercado mejicano no va a liberar a BBVA de un nuevo planteamiento en el cálculo de sus provisiones, una situación analizada por la alta dirección ante las dudas que plantea el crecimiento de su economía pero que en todo caso no se espera que supere, con esfuerzo y ayuda del vecino del norte -EE UU- el 2,3%.

Hay que tener en cuenta también que el riesgo vivo de la banca española a la deuda de las economías emergentes se viene reduciendo en los últimos trimestres de forma acelerada, aunque no evita que sea la banca más expuesta de toda la Eurozona y Brasil su principal, por no decir el único, foco de riesgo. Ahora se abre un compás de espera hasta el 1 de diciembre, cuando, a partir de entonces, habrá que tomar decisiones comprometidas y posiblemente drásticas en el apartado de las provisiones. Todo dependerá de los datos de la actividad económica -entre ellos el PIB- que se hagan públicos ese día. Pero hasta entonces la cotización de las acciones del banco ya está recogiendo buena parte de la incertidumbre y de los temores.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...