edición: 2351 , Viernes, 24 noviembre 2017
07/11/2008

Brasil se lanza a la seducción de inversores españoles

A.Z.- Ondea el 'investment grade' y los 180.000 millones de euros de la PAC, extiende el paraguas de la diplomacia y su sistema de 51 puntos de promoción de inversiones, esta vez en Madrid, Lisboa y Frankfurt. Todo con tal de rematar el idilio con España, una relación que ha llevado ya a Brasil más de 30.000 millones de euros en diez años, pero que se enfría y no acaba de cuajar en el tálamo del etanol y el biodiésel.

Brasilia entona el mantra de la seguridad jurídica y la transparencia, no la vayan a confundir con los vecinos. Buscan en los inversores españoles lo que la fiesta del capital les comienza a negar: sólo en octubre, 1.800 millones de euros abandonaron a la carrera el Bovespa.

Como reconoce el Gerente de Desarrollo de Materiales de Petrobrás, necesitan socios: el bocado- más de 65.000 millones en cinco años- es tan grande que por si solos, no lo digieren. Emilio Botín, que no se resigna a colgar sus sueños del primer banco carioca, le pone la vía libre al dinero: ultima un fondo de 1.500 millones de euros con la vista puesta en privatizaciones de autopistas y la compra de concesionarias en Brasil y México.

Brasilia confía en que lo peor de la crisis ha pasado, al menos para la primera economia latinoamericana. No dará un paso atrás en Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC). Toda una “cuestión de honor” para Lula da Silva. Los vecinos se lo ponen fácil. A las constructoras, las echan en brazos brasileños, a pesar del ‘efecto OHL’, que Brasilia exhibe aún como ejemplo de su marketing, aunque se ha dejado un 38% de su valor bursátil en el parqué de Sao Paulo sólo en octubre. La fiesta de su renta variable renquea, pero no ha perdido todo el calor y lo que Lula llama el “volcán brasileño” afina sus reclamos y el plan de 112.000 millones de dólares de Petrobrás para las energéticas europeas, con Repsol en cabeza. Pero el patio está para menos alegrías.

La que iba a ser la segunda oleada inversora tiene algunos desconchones. Tan poca euforia que la licitación de la Aneel el 31 de octubre para la construcción y operación de 2.440 km de líneas de transmisión quedó desierta de españolas. El presidente de Brasil -principal productor mundial de etanol- busca desde hace un año compañeros de viaje para su biodiésel. Repsol tenía todas las papeletas. Por ahora, sólo la lusa Galp puede colgarse los galones de socia productora con Petrobrás y embajadora de la revolución del biodiésel en el Viejo Continente. Pero la devaluación del real, la volatilidad del Bovespa y el retraso de las concesiones de infraestructuras públicas juegan en contra de las grandes multinacionales españolas, que han hecho de Brasil el primer destino latinoamericano de sus inversiones.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...