edición: 2575 , Martes, 16 octubre 2018
04/04/2011

Brecha de ocho puntos que son nueve con el ’gol average’

Antonio Cubero
Dos hechos que no entraban en el cartel del Campeonato de Liga como la inesperada derrota del Real Madrid ante el Sporting de Gijón y la victoria del Barcelona en un campo difícil como El Madrigal Vi gracias a un gol en el que Piqué se acomodó el balón con el brazo, han dejado el título a punto de caramelo para ser ya saboreado por el barcelonismo. Porque salvo catástrofe, esta Liga ya tiene dueño. Tanto como para que la corte de periodistas de cámara madridista que escriben y hablan con la camiseta blanca puesta no han tenido más remedio que tirar la toalla de la euforia con la que han venido aplaudiendo hasta ahora a José Mourinho y admitir que la Liga queda vista para sentencia favorable al Fútbol Club Barcelona.

Tanto, además, como para que esos mismos profesionales ya se hayan apresurado a quitarle hierro a este primer batacazo madridista de la temporada intentándonos convencer de que el reino de este Madrid de Florentino Pérez, José Mourinho y compañía no es de este mundo doméstico de la Liga, sino que su mundo es ahora el de la Copa del Rey con la ilusión de derrotar al Barça en la final de Mestalla, así como en la Liga de Campeones de Campeones con la final de Wembley en el horizonte donde la Décima que tanto se está haciendo esperar a tiro de cinco partidos.
 
Ocho puntos, que son nueve por el ‘gol average’ por el lastre del 5-0 de la primera vuelta en el Camp Nou, cuando solo faltan ocho jornadas para la conclusión del campeonato, son demasiados como para evitar que el título de Liga se vaya por tercer año consecutivo camino de las vitrinas de Can Barça.
Son tantos puntos como para que hasta el propio Mourinho haya tenido que tragarse el sapo del fracaso al tener que dar la Liga por perdida después de que un rival de medio pelo pero honrado y sin complejo como el Sporting de Gijón de Manuel Preciado le rompiera su récord de nueve años sin perder en casa como entrenador profesional desde que era entrenador del Oporto. Y al mismo tiempo tuviera que ser Preciado quien metiera el título liguero en la buchaca del Barcelona que gozará a partir de ahora con un calendario mucho más liviano que el equipo de Mo.

Al Madrid y a Mourinho les esperan duelos con el Barcelona en los que pueden tener la oportunidad de ‘salvar la temporada’ con el desagravio de la victoria sobre el equipo azulgrana y la conquista de algún título. Pero, sobre todo, también está en juego en este último tramo de la temporada la credibilidad de un técnico que fue contratado a golpe de talonario, le pusieron en sus manos la mejor plantilla de la historia del Madrid con el único objetivo de destronar al Barcelona de la Liga y ha fracasado con todas las de la ley.

De momento, mañana martes y aún con la resaca de la desilusión en el estado anímico del Bernabéu, llega la Champions con la visita del Tottenham, quinto clasificado de la Premier tras su reciente empate ante el colista Wigan (0-0). Desde el club se apela de nuevo a las noches mágicas y se ha lanzado una campaña para pedir el apoyo de la afición, un vídeo bajo el lema "Llévanos a la victoria".

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...