edición: 2577 , Jueves, 18 octubre 2018
12/11/2009

Bruselas agilizará los testamentos entre países, pero se pagarán los mismos impuestos

Javier Ardalán
Las personas que vivan en un país que no sea el de su nacionalidad podrán optar por hacer ejecutar sus testamentos de acuerdo con la legislación de éste, según se prevé regular en una propuesta de reglamento, cuya tramitación acaba de poner en marcha la Unión Europea.
Otra de las soluciones introducidas en el proyecto por la Comisión Europea para simplificar las actuales marañas legislativas y burocráticas es que se aplique la legislación del país en que residía el fallecido a todas sus propiedades, incluso a las que pudiera tener en cualquier otro país de la UE. De esta forma, una sola autoridad, en el país de residencia o en el de origen, será la que se ocupe de la totalidad de la herencia, evitando también la dispersión jurídica.
Según datos de la propia Comisión Europea, cada año, en la UE, unas 450.000 herencias incluyen algún elemento internacional y el valor total de ese patrimonio asciende a cerca de 120.000 millones de euros.

Con el fin de que todo heredero pueda demostrar su derecho de sucesión de una forma general y aceptada por todos los Estados, se ha decidido crear un nuevo instrumento jurídico que tendrá un reconocimiento de pleno derecho y que podrá circular libremente. Se trata del Certificado Sucesorio Europeo, que servirá para que las Autoridades puedan comprobar sin mayores trámites que están ante el heredero o el administrador de una determinada herencia.

 El certificado contendrá los elementos necesarios e indispensables para facilitar una información segura a las terceras personas y gozará de presunción legal de veracidad de su contenido y la Autoridad competente para emitirlo podrá investigar y reclamar los datos complementarios necesarios, para verificar la búsqueda de otras pruebas y con todas estas verificaciones expedirá dicho certificado, con el fin de asegurar la fiabilidad del mismo.

De esta forma, se logrará una mayor seguridad jurídica para los herederos en países distintos de la Unión Europea, porque ya no será preciso solicitar el reconocimiento en cada uno de los países bregando con legislaciones diferentes.

Los notarios europeos, a través del Consejo de Notarios de la UE, han decido apoyar proyecto, ya que, en un informe hecho público, consideran que proporcionará mayor seguridad jurídica a los ciudadanos europeos. Por ello, se felicitan por el hecho de que se haya optado por el mantenimiento del principio de ‘autonomía controlada’, que establece que la ley aplicable a las sucesiones es la ley de la residencia habitual del fallecido.

Los notarios de Europa manifiestan también su apoyo a la interconexión de los
registros nacionales de testamentos realizados por el ENRWA (Red Europea de Registros de Testamentos), que permite a un notario para que examinar un registro de extranjeros a través de su registro nacional. Al tomar iniciativas de este tipo, los notarios de Europa se comprometen a actuar en el interés de los ciudadanos europeos.

Sin embargo, y a pesar de la felicidad de los notarios por la simplificación que logrará esta nueva normativa, los Estados se han guardado una reserva fundamental para sus arcas públicas. Si bien se ahorrará tiempo no habrá rebaja impositiva, puesto que la medida no afectará a los impuestos sobre sucesiones estatales, que seguirán rigiéndose por cada Derecho tributario nacional de cada país afectado. Poderoso caballero es don Dinero, que diría Quevedo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...