edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
11/06/2013
Sugiere que con 60.000 millones circularía el crédito

Bruselas cree “inacabado” el rescate de la banca española

La Comisión transmite el deseo de que España utilice el resto de la ayuda financiera
Juan José González

Aniversario de un rescate financiero con más pena que gloria, con más sombras que luces. Limpieza de balances de riesgos inmobiliarios por valor estimado en cien mil millones de euros reubicados en la Sareb. El sector bancario cuenta ahora con más de 55.000 millones de euros entre fondos públicos y privados y es, por tanto, más sólido y solvente, más fuerte en capital, cuenta con liquidez y puede afirmarse que más saneado. Sobre el terreno y sobre los papeles, se impone la impresión de que el sector bancario ha superado (sin nota) una etapa a olvidar en el futuro, en la que parece haber superado el ajuste marcado, eso sí, por imperativo de la Unión Europea. El rescate, un crédito extraordinario, o como gustan decir en Economía, una “línea de crédito” hasta cien mil millones, y de la que se han empleado 40.000 millones, ha servido para limpiar, ordenar y poner algunas cosas- activos tóxicos- en un sitio, en otro donde es previsible que con el tiempo vayan encajando en precio. No ha servido, como se sabe, para llenar las tuberías del crédito. Cabe preguntarse con el Gobierno si la utilización de parte de esa línea de dinero dispuesto pero no aplicado, los 60.000 millones restantes del rescate, sería capaz de hacer fluir el preciado líquido del dinero hacia las empresas.

En el apartado de las sombras no figura en solitario la ausencia del crédito, sino que le acompañan los casi 200.000 preferentistas de los 300.000 a los que se les ha impuesto una sustanciosa quita, y que en muchos casos supera el 75%. El año de duración de esta etapa de rescate ha servido por otro lado para corregir alguna debilidad que habían detectado los técnicos de Oliver Wyman, y que recomendaba reforzar el capital del sector en más de 55.000 millones de euros. En este año de rescate financiero, el sector se ha reestructurado, lo ha hecho a velocidad media puesto que hay que recordar que la Comisión Europea llamó la atención a las autoridades españolas para que acelerase el final de la reforma bancaria, algo que en su menor parte parece estar pendiente. En concreto, Catalunyacaixa Banc y Novagalicia Banc, permanecen en la pista de baile en espera de un buen postor que se decida a hacerles compañía.

Pero la crisis mantiene el pulso y sin visos de flaqueza, dibujando una coyuntura que se prolonga más allá del tiempo previsto. Con más provisiones, más capital, sin activos tóxicos en el balance, las mejoras horizontales del sector parecen haber obrado el milagro de situar al sector en posición para mejorar los beneficios en el presente ejercicio y conseguir superarlos en el de 2014. Sin embargo, el Banco de España parece empeñado en arreglar pocas cosas o arreglarlas a su manera. Ahora el supervisor estima que la banca española necesita más capital, adicional al requerido por los expertos de Oliver Wyman. Lo cierto es que parecía que la fase más dura de la crisis ya había sido superada por recortes y reformas, por provisiones y saneamientos históricos para el sector bancario.

Por eso, la recomendación del supervisor a las entidades financieras para que aumenten capital, debe ser interpretada como un gesto de desconfianza del Gobernador sobre el futuro del sector pero sobre todo de la evolución de la economía, de su actividad en los próximos meses. Insistir a la manera que lo hace el Banco de España, ayuda a crear mayor desconfianza sobre el futuro e incertidumbre sobre la economía y sobre el sector financiero, aspectos en los que ya parecían haberse despejado las dudas, como demostró la caída de la prima de riesgo desde niveles por encima de los 648 puntos hasta perder la cota de los 300.

Así las cosas, el Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, se convierte en el mejor embajador de los técnicos de la `troika´ que en su última visita dejaron bien claro que el sector financiero deberá cubrir todavía etapas para superar los riesgos existentes. Respecto a las recomendaciones de los `hombres de negro´, el sector interpreta que contienen una doble intención, a una buena noticia y otra mala. Por un lado, han confirmado como buena noticia que el sector cumple los requisitos acordados en el MoU, que las reformas aprobadas en materia de regulación y supervisión están en línea con las expectativas.

Sin embargo, la mala noticia, llega por la vía de dejar sembradas algunas dudas respecto al futuro inmediato. No confía la `troika´, y por tanto, tampoco la Comisión Europea, en la capacidad del Gobierno para generar el clima de confianza necesario para el inicio del desbloqueo del crédito a familias y empresas, y por tanto, se aleja del objetivo de creación de empleo, y ambas cosas para el próximo semestre y ante un previsible empeoramiento de la coyuntura en Europa. En otras palabras; la `troika´ viene a confirmar el deseo de la Comisión Europea de que España utilice ese `remanente´ de 60.000 millones de euros restantes del rescate financiero para arreglar, definitivamente, la falta de crédito. Mientras tanto, para la Comisión, el rescate de la banca española no estará completo, sino “inacabado”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...