Bruselas evitará que se repita la experiencia con Bankia
edición: 2532 , Miércoles, 15 agosto 2018
17/12/2013
Subastas de NCG y Cx

Bruselas evitará que se repita la experiencia con Bankia

Cambios en las pujas, sospechas sobre el FROB y falta de credibilidad del Banco de España, dejan al descubierto la mala gestión de la privatización
Juan José González

Un sistema de puja demasiado abierto a la subjetividad del FROB y algunos cambios en algunas condiciones, como los porcentajes de la oferta y pequeños detalles, están caracterizando el proceso de privatización bancaria más oscuro que se conoce en los últimos tiempos. Falta de transparencia y sospechas de manejo en las condiciones de las pujas para subirlas o mejorarlas o, incluso, llegado el caso, para adjudicar las subastadas no precisamente al mejor postor. Lo cierto es que los meses empleados por el Banco de España a través del FROB para resolver el destino de las dos entidades -Novagalicia Banco (NCG) y Catalunya Banc (Cx)- se lleva por delante la ya muy debilitada credibilidad del supervisor. Para colmo de males, la `orden´ del ministro de Economía, Luis de Guindos de cerrar el proceso de adjudicación a 31 de diciembre, va a ser poco menos que imposible, al colgar la Comisión Europea el cartel de cerrado por vacaciones de Navidad.

Algunos detalles considerados como menores en este tipo de operaciones, llegaron a irritar a los inversores extranjeros. Así sucedió el día en que JC Flowers, Oak Tree, Wilbuir Ross, Anchorage o Guggenheim, entidades extranjeras que, junto a la venezolana Banesco, recibieron el paquete con la documentación sobre la subasta, en un perfecto castellano, a excepción del vocabulario técnico propio de este tipo de operaciones. Documentación que debieron traducir para poder trabajar. Algunos de estos fondos internacionales no dudaron en señalar el detalle como hecho sospechoso e indicativo del desinterés del FROB en dar entrada a un socio extranjero, denotando una preferencia por los locales. Incluso en algún momento se llegó a cuestionar la posibilidad de un EPA, de diversos tramos en los DTA, los créditos fiscales diferidos. Sin embargo, el EPA acabó por considerarse como fijo en el esquema de venta como garantía para el comprador y para mejorar el precio.

Detalles al margen, la pieza que puede completar la reestructuración financiera española, la subasta de NCG y Cx, deja por el camino material suficiente como para escribir un manual de cómo no se debe hacer nunca una privatización. Uno de sus capítulos será el referido a la subasta como sistema de concurso para la adjudicación, pero otro será el papel jugado por el FROB, delegado del Banco de España en el asunto y que ha quedado en evidente fuera de juego, sembrando desconfianza y sospechas de amaño y parcialidad.

Las seis ofertas presentadas a última hora por (Cx) obligan a sospechar que serán finalmente los fondos de inversión extranjeros o La Caixa quienes se lleven el gato al agua. Los dos grandes bancos, Santander y BBVA no parecen mostrarse muy preocupados por el destino de ninguna de las dos, lo que no resta su interés por conocer las tripas de la subastada y contar con los datos de un próximo competidor. En el caso de NCG sucede algo similar al caso de la gallega, con varios fondos de inversión interesados más cerca de poder cobrar la pieza.

La subasta de las dos excajas ha servido también para mostrar que los dos grandes, Banco Santander y BBVA, andan liados en otras batallas, con preocupaciones más allá de las fronteras locales y porque, entre otras razones, ya tienen bastantes peones y tenderetes montados en suelo patrio como para hacer lo contrario de lo que deben realizar: reducir la red de oficinas y el número de empleados. De ahí que Santander y BBVA hayan mantenido un perfil bajo a lo largo del absurdo proceso de pre-subasta y subasta de los últimos meses. La falta de interés por colaborar en la reestructuración bancaria de los dos grandes bancos (Santander participación nula y BBVA tan sólo con Unnim) tan sólo se ha visto modificada por la presencia a petición expresa de las autoridades bancarias en la subasta, al entender que la misma daría mayor valor a la puja y, por tanto, al precio final.

Ahora tan sólo queda esperar el resultado final, la adjudicación de las dos entidades financieras objeto de subasta, aunque las circunstancias en su desarrollo dejen un lugar muy amplio para desconfiar de la eficacia del FROB y de su gestor Fernando Restoy, y por tanto, también de la gestión del Banco de España en la resolución de los últimos coletazos de la reforma financiera. Un proceso que se ha seguido de cerca desde Bruselas y que en numerosas ocasiones dio lugar a preguntas muy incómodas para el ministro de Economía Luis de Guindos, hacia el que se dirigen ahora todas las miradas por el proceloso tratamiento de la privatización bancaria. Una experiencia que ha servido para que Bruselas vaya a plantear varios cambios para mejorar los procesos de privatización, en prevención de que no se repita el `experimento´ de NCG y Cx cuando le llegue el turno a Bankia, que le llegará.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...