edición: 3027 , Miércoles, 12 agosto 2020
15/06/2015
LA OREJA DE LARRAZ

Bruselas ha fracasado en su labor de sensibilizar a los ciudadanos frente a la piratería

Xavier Gil Pecharromán
El Comité Económico y Social Europeo (CESE) estima que la Comisión Europea no ha logrado informar ni sensibilizar a los ciudadanos sobre los derechos de propiedad intelectual, por lo que insta a esta a poner en marcha nuevas medidas para solucionarlo.
En su dictamen sobre la estrategia para mejorar la protección y la garantía de respeto de los derechos de propiedad intelectual en los terceros países de la Comisión Europea, destaca la necesidad de informar mejor y sensibilizar a la sociedad civil europea, así como a la de terceros países, sobre las consecuencias de la vulneración de los derechos de propiedad intelectual (DPI).

Según algunas estimaciones citadas por la Comisión, la Unión Europea perdería cerca de 8.000 millones de euros sobre el PIB anual, a causa de la falsificación y la piratería. A escala mundial, el coste podría alcanzar 1,3 billones de euros de aquí a 2015.

El sector de los productos de lujo no es el único que se ve afectado por la falsificación. La falsificación afecta a sectores tan variados como el automóvil, la aviación, los medicamentos, los productos fitosanitarios y la higiene, así como a muchos productos de consumo como, por ejemplo, los juguetes y los electrodomésticos.

Recuerda que, además, no se ven afectados solo los sectores del lujo (ropa, perfumes, marroquinería, etc.). La falsificación de piezas mecánicas para el sector del automóvil, de plaguicidas con una composición frecuentemente muy peligrosa y de productos de consumo habitual para la higiene corporal se desarrolla peligrosamente, con consecuencias inmediatas para la salud y la seguridad.

Los sectores intensivos en derechos de propiedad intelectual contribuyen en torno a un 39% al PIB de la UE, lo que supone 4,7 billones de euros al año y representan hasta el 35% de los empleos directos e indirectos.

Recuerda también, que el 9% de las exportaciones de la UE corresponden a sectores intensivos en derechos de la propiedad intelectual. Por lo tanto, las consecuencias para la economía y el empleo no son nada despreciables.

La violación de los derechos de propiedad intelectual no afecta únicamente a los bienes culturales digitales, sino también a los bienes físicos, que cada vez se negocian más en las plataformas de comercio electrónico.

Dado que la cuota de los países emergentes -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS)- en el comercio mundial ha progresado, pasando del 8% en 2000 al 18,2% en 2010, y que se estima que los países en desarrollo supondrán cerca del 60% del PIB mundial de aquí a 2030, se corre el riesgo de que se desarrollen en mayor medida la falsificación, la piratería, los robos y otras formas de apropiación indebida de la propiedad intelectual.

Internet es vital para muchos sectores, y se estima que la economía de internet está en el origen de más del 20% del crecimiento del PIB de los países del G-8 entre 2006 y 2011. Sin embargo, el auge de las tecnologías digitales permite vulnerar los derechos de propiedad industrial en un nivel sin precedentes, de forma que se estima que los productos falsificados y pirateados representaban el 2% del comercio mundial en 2008.

Cabe señalar que el respeto de los derechos fundamentales, así como las «libertades de internet», han conducido al rechazo de la propuesta de Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación en Europa y de los proyectos de «Stop Online Piracy Act» (SOPA) contra la piratería en línea y «PROTECT IP Act» (PIPA) para la protección de la propiedad intelectual en los Estados Unidos.

Estos fracasos demuestran la dificultad de conciliar el respeto de los derechos de propiedad intelectual con la opinión pública. A este respecto, algunos sectores de la opinión pública europea consideran que la falsificación y la piratería no son delitos o ignoran las consecuencias económicas vinculadas a la violación de los derechos de propiedad intelectual.

Por consiguiente, considera el CES, que hay que explicar mejor los objetivos de la UE y el impacto de las vulneraciones de los derechos de propiedad intelectual en los terceros países, así como explicar los esfuerzos de la Unión para hacer que se respeten los de propiedad intelectual en esos países, a fin de crear un entorno favorable a la defensa de los derechos de los inventores.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...