edición: 2805 , Martes, 17 septiembre 2019
31/05/2011
Transparencia y Sostenibilidad

Bruselas hará públicas las principales fuentes difusas de contaminación atmosférica en Europa

Beatriz Lorenzo

Ignorado durante décadas, obviado masivamente por gobiernos y corporaciones la problemática asociada al cambio climático es ya imposible de soslayar. Se ha convertido, para muchos, en uno de los principales enemigos del planeta y constituye una constante amenaza para la salud y la supervivencia de una población que ha cometido no pocos excesos.

El cambio climático ha dejado ya  atrás cualquier término moral para devenir en una cuestión de pura supervivencia, y la medición y valoración de sus consecuencias se ha convertido en una constante para la comunidad científica. La huella de carbono contabiliza la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos directa o indirectamente por una organización, producto o individuo y actualmente está presente en casi todos los sectores de actividad y procesos productivos. Suele constituir, no obstante, uno de esos “sedimentos fantasma”, muy difíciles de rastrear, que la tradicional inclinación empresarial hacia el oscurantismo y la poda selectiva ha mantenido lejos del alcance de la mirada de los grupos de interés.En materia de cambio climático y supervisión de las emisiones contaminantes la transparencia es esencial. Es por eso que bajo el ala de la muy reciente Semana Verde 2011 la Comisión Europea y la Agencia Europea de Medio Ambiente han presentado una treintena de mapas electrónicos que localizan fuentes de contaminación “difusas” tales como el transporte, emisiones de pequeñas y medianas empresas o agricultura, todas ellas concentradas en zonas muy pobladas. 

SECTORES MÁS TRANSPARENTES

Estos mapas permiten a los grupos de interés ver a una escala de 5 por 5 kilómetros, en qué puntos se  contamina a través de óxidos de azufre (SOX), de monóxido de carbono (CO), de amoníaco (NH3) y otros factores contaminantes. Se añade también información derivada de sectores como el transporte por carretera, marítimo, aviación, pymes o agricultura, dando así origen a una serie de datos mucho más complejos y completos que se ponen a disposición de los ciudadanos.

La iniciativa pretende poner fin al  “lavado de manos”, que ha sido la técnica más empleada por la industria europea, compuesta por sectores muy aficionados a pasarse entre sí la pelota de la responsabilidad por las emisiones, en eterno juego circular que viene siendo muy distinto de lo que se debate y se promete al respecto.

Esta nueva herramienta de la Comisión Europea viene a sumarse a un anterior registro puesto en marcha por el organismo internacional que permite conocer de qué fuente proviene cada porcentaje de emisiones contaminantes. Así, el 65,7% del dióxido de carbono de las industrias procede de las plantas térmicas, seguido del 8,5% de la fabricación del cemento, 6,8% de las refinerías de gas y 5,4% de producción de hierro y acero, entre las principales. En cuanto al metano, mucho más nocivo como gas que el CO2, los principales emisores en Europa son la agricultura y la ganadería (82%), seguidas de la minería (13,2%).

Por otra parte, si bien la atmósfera se lleva la palma en cuanto a volumen de emisiones contaminantes, tampoco el fondo de los océanos consigue librarse del problema. Según una investigación española, de la mano del científico del CISC Carlos Duarte, se ha dado a conocer que el 0,2 por ciento de los océanos entierra en sus sedimentos marinos el 50 por ciento de dióxido de carbono donde puede permanecer durante millones de años.

TRANSPARENCIA AMBIENTAL, TAMBIÉN PARA LAS EMPRESAS Y CIUDADES

Y cuando hablamos de transparencia y cambio climático, no podemos reducir este vínculo al ámbito de los sectores industriales como “colectivo”. También las ciudades han comenzado a rendir cuentas acerca de su gestión medioambiental y las compañías han incorporado la transparencia ambiental como premisa en sus memorias de Sostenibilidad.

En este sentido, la propia ONU ha asegurado que para conseguir que las ciudades sigan siendo el motor económico y de desarrollo social, es imprescindible mejorar las infraestructuras, el transporte y la salud de los nuevos habitantes y seguir buscando la manera de alcanzar el equilibrio entre progreso y sostenibilidad. “Las ciudades se enfrentan en el siglo XXI a un reto sin precedentes. Su misma existencia está amenazada por las consecuencias del cambio climático. Su cohesión social y su estabilidad están amenazadas por la exclusión y las desigualdades. La calidad de vida y la salud de sus habitantes se ve cada día más perjudicada por el deterioro de la calidad del aire y del agua”. Ya en 2006 estas declaraciones de Naciones Unidas servían de colofón al World Urban Forum, organizado por la ONU en la ciudad canadiense de Vancouver, convirtiéndose en una realidad presente todavía en la actualidad. Muy relevante es la herramienta “Ciudades CDP” de Carbon Disclosure Project que pretende proporcionar un sistema para que las ciudades de todo el mundo puedan informar acerca de sus emisiones de gases de efecto invernadero y estrategias relacionadas con el clima.

En cuanto al ámbito corporativo, destaca el ejemplo de Ferrovial que recientemente ha dado a conocer por primera vez su huella de carbono en todo el mundo, tras haber creado una metodología para el cálculo de las emisiones. Tras el análisis, la compañía ha cifrado su huella de carbono en todo el mundo en un total de 1.953.510 toneladas de dióxido de carbono y ha comenzado a trabajar en un plan para reducir las emisiones en todas sus actividades con los horizontes de 2015 y 2020, según informa la compañía.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...