edición: 2935 , Viernes, 27 marzo 2020
23/11/2009
El Patrimonio Natural, en peligro

Bruselas lleva a España ante los tribunales por desatender la protección de la biodiversidad

España acumula un retraso de dos años en el establecimiento de las medidas de protección necesarias
Europa adolece de forma global de prestar una financiación escasa a la conservación del patrimonio natural
Beatriz Lorenzo

Goza del privilegio de acoger en su territorio a la mayor reserva de biodiversidad de Europa, pero a la vez detenta el muy dudoso honor de ser, según el baremo de las categorías establecidas por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN)  el país comunitario cuyas reservas naturales están más amenazadas. En España están nada menos que 121 de los 226 hábitats reconocidos como de alto interés por la Unión Europea, pero la  mano del hombre está destruyendo paulatinamente el rico potencial originado por las características climáticas y la orografía. La pérdida de diversidad biológica es, junto con el cambio climático y la desertificación, uno de los componentes principales de los desarreglos medioambientales a nivel global. En España, la rápida disminución de la biodiversidad es cada vez mayor motivo de preocupación, porque además del propio valor de la naturaleza, se pierden y deterioran los bienes y servicios que los ecosistemas proporcionan a la sociedad.  Dado que la conservación de la biodiversidad constituye uno de los anclajes del desarrollo sostenible, la Comisión Europea denunció el pasado 20 de noviembre a España-a la par que advertía a Chipre y Bulgaria-por sus profundas lagunas en la conservación de la biodiversidad.

El principal reproche de Bruselas se dirige a la inexistencia de adecuadas medidas de conservación de 174 espacios protegidos de la Red Natura 2000 en las Islas Canarias. El Ejecutivo comunitario explicó en un comunicado que España acumula un retraso de dos años en el establecimiento de las medidas de protección necesarias, y el comisario de Medio Ambiente Stavros Dimas instó a España, dado que las Islas Canarias albergan numerosas especies que no existen en ningún otro lugar del planeta, a adoptar medidas urgentes para protegerlas lo antes posible. Sin embargo España, que debiera haber adoptado las medidas en diciembre 2007, no dio en ningún momento respuesta adecuada a las peticiones comunitarias. Tras la denuncia, si el Tribunal de Justicia confirma una infracción de la legislación comunitaria por parte de España, podría solicitarse a los magistrados de Luxemburgo la imposición de una sanción.

La Red Natura 2000 es principal iniciativa hasta ahora consolidada en la Unión Europea con el fin de estructurar una red de áreas de conservación de la biodiversidad. El objetivo es conservar todos los tipos de hábitats y la totalidad de las especies de flora y fauna silvestres de interés comunitario. La idea que subyace en la administración comunitaria es la de combinar el mantenimiento de las formas de vida rurales con la preservación de la biodiversidad. Esta red de espacios está integrada por las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), designadas en aplicación de la Directiva de Aves (79/409/CEE), y por las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) que se declaran a partir de las Listas de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) presentadas por los estados miembros para preservar los hábitats naturales y las especies animales y vegetales de interés comunitario. La Red Natura está compuesta por cerca de 1.500 áreas naturales y ocupa aproximadamente un 15 por ciento del territorio europeo. En el caso de España estas áreas ocupan el 25% de la superficie nacional.

EL PATRIMONIO NATURAL EUROPEO, MAL CONSERVADO

Sin embargo, mientras la Comisión denuncia a España por su escasa atención en la preservación medioambiental, los datos apuntan a que el problema es global a nivel comunitario. Un reciente informe de la organización WWF ha denunciado que en el viejo continente "la financiación actual no asegura la conservación del patrimonio natural europeo y representa menos del 0,1 por ciento del presupuesto total de la UE".

Mientras la preocupación por el cambio climático- en cuya acción devastadora juegan un importante papel las deforestaciones y la destrucción del patrimonio natural-continúa en los candeleros durante las semanas previas a la cumbre de Copenhague, la bolsa de la financiación Europea en materia de conservación de los espacios naturales sigue estando más vacía que llena.

Algunas de las medidas específicas que los expertos recomiendan pasan por la creación de un fondo específico para biodiversidad, la creación de mecanismos de financiación complementarios y la inversión de los presupuestos europeos en prácticas “no agresivas” en sectores como la agricultura, etc. Y es que actualmente la situación deja a la biodiversidad europea en una situación no muy agradable: el fondo 'LIFE+' aporta 120 millones de euros al año, menos del 0,1 por ciento del total del presupuesto de la UE y la posibilidad de recibir financiación a través de la llamada 'opción de integración', no permite llegar a los 6.000 millones de euros anuales que la propia UE estimó como necesarios para la adecuada gestión de la Red Natura 2000.

Además, la primera evaluación del “Estado de la Biodiversidad” llevada a cabo en julio de este año por la Comisión Europea arrojó unos resultados devastadores, como que el 65% de los hábitats y el 52% de las especies se encuentran en un estado de conservación desfavorable. Además de esto, la pérdida de hábitat y su fragmentación, principales responsables del descenso de la biodiversidad, son causados por políticas insostenibles como la agricultura intensiva, la tala indiscriminada o la sobrepesca.

ESPAÑA, BENEFICIARIO DESAGRADECIDO

A pesar de que España es uno de los máximos beneficiarios del fondo europeo de desarrollo rural, con una aportación de más de 8.000 millones de euros para el período 2007-2013, la financiación, por escasa que sea, no está siendo aprovechada en modo alguno, tal como ha dejado más que en evidencia la denuncia comunitaria. En España se siguen promoviendo la agroindustria y las grandes infraestructuras, en detrimento de las actuaciones para optimizar el rendimiento de las explotaciones agrícolas y forestales sin perjudicar al medio ambiente.

La conservación de la biodiversidad es fundamental en la lucha contra el cambio climático, especialmente a la hora de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.  La comunidad autónoma objeto de la denuncia comunitaria, Canarias, es la sexta que menos CO2 emite a la atmósfera, según datos de la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático.

Madrid y las ciudades de Ceuta y Melilla son los lugares que menos CO2 emitieron por habitante, con valores inferiores a 5 toneladas en los dos primeros casos y ligeramente superiores a ese valor en el tercero.Por el contrario, la comunidad con valores más altos de emisiones fue Asturias, que registró 31 toneladas, seguida de Aragón y Castilla y León, que sobrepasaron las 17.

En relación al porcentaje del total emitido de gases de efecto invernadero, Canarias representa el 3,73 por ciento del país. Sin embargo, estos datos contrastan con los valores referentes a las emisiones de cada región comparadas con las que se obtuvieron en 1990, considerado "internacionalmente" como el año base sobre el que establecer las referencias.

En este caso, las islas han incrementado sus cifras en 95 puntos, mientras que la media nacional es de 53, se indica en el comunicado. Según la Agencia estas cifras son el resultado del desarrollo experimentado por las islas y "en ningún caso como una tendencia que deberá continuar", destaca. Matiza que es preciso tener en cuenta la condición de insularidad, que conlleva la existencia de centrales eléctricas en cada una de las islas, necesarias para prestar un suministro energético, y que en otras regiones tienen un impacto menor.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...