edición: 2307 , Miércoles, 20 septiembre 2017
30/12/2011

Bruselas opta por la armonización del Impuesto de Sucesiones frente al establecimiento de una directiva única

Xavier Gil Pecharromán
Cerca de 12,3 millones de ciudadanos de los Veintisiete viven fuera de su Estado de origen, lo que ha supuesto un incremento de tres millones desde el año 2005. Además, las estadísticas comunitarias muestran que la propiedad transfronteriza inmobiliaria aumentó en un 50% entre 2002 y 2010 y que también hay una tendencia de crecimiento en la inversión de cartera transfronteriza. Además, los estudios realizados por la Comisión Europea demuestran que un número creciente de ciudadanos de la UE se están moviendo de un país comunitario a otro para vivir, estudiar, trabajar y disfrutar de la jubilación.

Con este panorama sobre la mesa, Bruselas  ha decidido, por primera vez afrontar los trabajos para lograr una armonización de los Impuestos sobre Sucesiones en la Unión Europea. Con ello trata de evitar problemas generados por la doble imposición, que supone es una importante carga que pone en peligro a las pequeñas y medianas empresas familiares.

El Ejecutivo comunitario reconoce en sus análisis que con la crisis económica las quejas por las situaciones de doble imposición se han incrementado de tal manera, que las de los últimos meses superan a las planteadas durante años. En algunos casos, en herencias transfronterizas, la acumulación de imposiciones entre varios países comunitarios resultan tan elevadas que los herederos se ven forzados a solicitar préstamos o a vender las propiedades heredadas para poder pagar los impuestos, llegando a plantear situaciones confiscatorias, que si se diesen en un solo país serían consideradas ilegales.

Además, la visión de buena parte de los ciudadanos de la UE sobre esta imposición es negativa al considerar que los contribuyentes con mayores fortunas suelen evitar la tributación mediante la planificación fiscal  y que esta tributación se realiza sobre un patrimonio que ya ha sido gravado previamente.

No existe ni una sola norma común, hoy en día, sobre la tributación de las sucesiones y los Estados miembros son libres de imponer sus propias políticas, siempre que no contengan discriminaciones por razón de la nacionalidad y no se apliquen restricciones injustificadas al ejercicio de la libertad, garantizadas por el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.
En la actualidad, las normas de los Estados miembros sobre la fiscalidad de las herencias varían considerablemente.

En sus trabajos preliminares, la CE considera que las normas de los Impuestos sobre Sucesiones no fueron diseñadas para afrontar la gran movilidad que hoy se da entre los ciudadanos europeos, que se desplazan constantemente de unos países a otros y que compran e invierten con mayor frecuencia fuera de sus países de origen.

Estas tendencias muestran que en un futuro muy cercano estarán muy generalizadas las herencias a través de las fronteras internas de la UE. Ya en  la actualidad, se estima que las herencias transfronterizas alcanzan cada año una cifra que va desde los 290.000 a los 360.000 europeos.

Un total de 18 Estados mantienen impuestos específicos a la muerte del contribuyente, mientras que nueve (Austria, Chipre, Estonia, Letonia, Malta, Portugal, Rumania, Eslovaquia y Suecia) no lo han hecho objeto de tributación, pero sí que lo incluyen en los Impuestos sobre la Renta. Tampoco existe mucho parecido entre los sistemas tributarios comunitarios con respecto a los beneficios por la consanguineidad, es decir, si se incluye a los ascendientes o a los hermanos o no en los beneficios fiscales y en qué medida se les exime del pago del tributo.

La Comisión descarta una norma de ámbito comunitario y considera que los problemas de la herencia transfronteriza de impuestos puede resolverse simplemente con una armonización, con lo que la tributación seguirá siendo un asunto en manos de los Estados miembros. De esta forma, tan sólo se exigirá a las Administraciones tributarias de los Veintisiete que no actúen de modo discriminatorio con los no residentes o con los no nacionales en este tipo de herencias transfronterizas y que se evite la doble imposición de unos Estados con otros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...