edición: 2287 , Miércoles, 23 agosto 2017
31/10/2014
LA OREJA DE LARRAZ

Bruselas plantea cinco opciones diferentes para crear un nuevo sistema de IVA

Javier Ardalán

La Comisión Europea ha presentado cinco opciones para poner en marcha en la Unión Europea (UE) un sistema del IVA más simple, más eficaz, que pretende lograr que sea prueba de fraude y adaptado al mercado único.

El objetivo es crear un régimen del IVA definitivo para sustituir al actual sistema provisional, que se mantiene vigente desde hace 20 años, y que según Bruselas está ya obsoleto.

Cuando se creó el mercado único en 1992, estaba previsto crear un sistema del IVA para intercambios intracomunitarios. Sin embargo, no fue posible ni política ni técnicamente en esa época poner en marcha un régimen europeo que reflejara las prácticas fiscales nacionales, como es la imposición en el lugar de origen.

Por ello, se instauró un sistema transitorio, que es el que sigue vigente, según el cual las entregas de bienes transfronterizos efectuadas en la Unión quedan exoneradas de IVA, mientras que las compras efectuadas en el interior de la UE se gravan en el Estado miembro de adquisición. La Comisión considera que este sistema es vulnerable al fraude y muy complejo para las empresas transfronterizas.

El objetivo es llegar a una conclusión sobre el establecimiento del régimen definitivo del IVA. La necesidad de avanzar hacia un régimen definitivo ha crecido y por lo tanto se ha decidido que los esfuerzos deben dirigirse hacia este fin. Las cifras más recientes publicadas en octubre de 2014 la "brecha de IVA» (es decir, la diferencia entre los ingresos del IVA se esperaba y el IVA realmente recaudados por las autoridades nacionales) demuestran que las pérdidas de IVA efectuados por los Estados miembros son muy significativas (177 millones de euros en los ingresos del IVA) y que la situación se no conseguir mejor.

Estima Bruselas, que dos cuestiones fundamentales necesitan ser abordados. De una parte, la definición del lugar de imposición, es decir, el Estado miembro al que se debe pagar el IVA sobre una operación determinada. La tributación en destino podría significar el Estado miembro al que se transportan las mercancías, pero también podría significar que el Estado miembro en el que el cliente tiene su negocio o cualquier otro criterio plausible.

De otra, se considera necesario aclarar la definición de la persona responsable del pago del IVA a las autoridades fiscales, bien el proveedor que podría cobrar y pagar a la autoridad fiscal competente el IVA del Estado miembro de destino, tal como se hace para los suministros internos.  Como alternativa, el cliente podría declarar el IVA, en lo que es mecanismo de la calle da "inversión del sujeto pasivo". Se seleccionaron dos opciones para mantener y mejorar el sistema actual y otras tres opciones adicionales, que han sido seleccionadas para un examen más detenido.

La Comisión ha mantenido un diálogo amplio con los Estados miembros y con otras partes interesadas para examinar en detalle las diferentes formas posibles de la aplicación del principio de destino. El principio rector es que hacer negocios en la UE debe ser tan simple y tan seguro como la participación en actividades puramente nacionales. Un intenso y profundo trabajo de análisis se ha llevado a cabo desde entonces: 12 opciones fueron identificados como posibles soluciones y ahora se han reducido a cinco. Cada una de estas opciones tiene ventajas y deficiencias que merecen una evaluación cuidadosa.

Las cinco opciones que Bruselas propone para las entregas de bienes de empresa a empresa son las siguientes: 1.El proveedor sería el encargado de facturar y pagar el IVA y los suministros se gravarían en función del lugar de gestión de los bienes; 2.El proveedor factura y paga el IVA y las entregas se gravan en función del lugar de establecimiento del cliente; 3.El cliente, y no proveedor, sería el responsable del IVA y la imposición se produciría en el lugar donde está establecido el cliente; 4.El cliente sería el responsable del IVA y la imposición tendría lugar en el lugar donde se entregan los bienes; 5. Se mantiene el ‘status quo’ con algunas modificaciones.

Finalmente, los planes de Bruselas consideran que la carga administrativa de las Administraciones tributarias y de negocios debe ser lo más baja posible para las transacciones nacionales, mientras que la capacidad de las Administraciones fiscales para llevar a cabo controles cruzados de las fronteras deben estar garantizada. Y con respecto a la prevención del fraude y la deslocalización de bases imponibles de la cadena del IVA en el mercado único, se debe evitar en la medida de lo posible para asegurarse de que el sistema del IVA sigue siendo robusto y fiable.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...