edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
01/10/2015

Bruselas prepara un marco reglamentario para las titulizaciones simples sujetas a control de supervisión

En comparación con los Estados Unidos las pymes europeas reciben cinco veces menos fondos de los mercados de capitales
Javier Ardalán
La Comisión prepara un marco reglamentario para las titulizaciones simples, transparentes y normalizadas, sujetas a un control de supervisión. De acuerdo con las estimaciones de la Comisión, si las emisiones de titulización recuperaran el nivel medio anterior a la crisis, generarían entre 100 000 y 150 000 millones de euros de financiación adicional para la economía. Esta actuación forma parte de los esfuerzos de la Comisión Europea para poner en marcha un plan de acción de la Unión de los Mercados de Capitales (UMC), a fin de contribuir a la instauración de un verdadero mercado único de capitales entre los 28 Estados miembros de la UE. La Unión de Mercados de Capitales es uno de los pilares del Plan Juncker, que pretende impulsar el empleo, el crecimiento y la inversión en toda la UE.
En comparación con los Estados Unidos las pymes europeas reciben cinco veces menos fondos de los mercados de capitales. Si nuestros mercados de capital de riesgo hubieran estado igual de preparados, más de 90 mil millones de euros de los fondos habrían estado disponibles para financiar empresas entre 2009 y 2014.

La Comisión ha puesto en marcha también, una ‘convocatoria de datos’ con objeto de obtener información y calibrar el impacto acumulado y la interacción de las normas financieras vigentes. A través de la consulta, la Comisión pretende detectar posibles incoherencias y lagunas en las normas financieras, así como cargas reglamentarias innecesarias y factores que pueden afectar negativamente a la inversión a largo plazo y al crecimiento.

En otras partes del mundo está más extendido el recurso a otras fuentes de financiación, complementarias de la financiación bancaria, entre ellas los mercados de capitales, el capital riesgo, la microfinanciación colectiva y el sector de la gestión de activos; estas fuentes alternativas deberían desempeñar un papel más importante en la financiación de las empresas que tienen dificultades para obtener fondos, especialmente las pymes y las empresas emergentes (start-ups).

Bruselas considera que la UMC será un importante apoyo a la creación de empleo y el crecimiento por el desbloqueo de la inversión a largo plazo de las empresas comunitarias en infraestructuras. También, prevé que eliminará las barreras para que el dinero pueda trasladarse de un país a otro para ser invertido y apoyar a las empresas en la UE.

Por otra parte, los mercados de capital más fuertes complementarán a los bancos como fuente de financiamiento, dando más opciones a los negocios en Europa y manteniendo un sistema financiero más estable. Y, finalmente, para los ahorradores, la CMU debe conducir a más oportunidades de inversión, ayudando a la gente a ahorrar y planificar para su jubilación.

Las pequeñas y medianas empresas no cotizadas suelen tener dificultades para financiarse mediante préstamos bancarios y no tienen acceso al capital en los mercados de valores: alternativas como el capital riesgo pueden ayudarlas a crecer y desarrollarse.

Las normas de la UE en vigor –los Reglamentos sobre los fondos de capital riesgo europeos (FCRE) y sobre los fondos de emprendimiento social europeos (FESE)– han creado dos tipos de fondos de inversión colectiva para facilitar y hacer más atractiva para los ahorradores privados la inversión en pymes que no cotizan en bolsa.

En la consulta se preguntará si la introducción de cambios específicos en estos Reglamentos podría impulsar la utilización de estos fondos de inversión. Se abordarán, entre otras cuestiones, las restricciones aplicables a los gestores de fondos, el nivel de inversión mínima de 100.000 euros impuesto a los inversores, y la posibilidad de que gestores de terceros países ofrezcan FCRE o FESE. La consulta está abierta hasta el 6 de enero de 2016.

Los bonos garantizados constituyen un instrumento fundamental para la financiación a largo plazo en muchos Estados miembros de la UE, a fin de canalizar financiación hacia el mercado inmobiliario y el sector público. Las entidades de crédito europeas son líderes mundiales en la emisión de bonos garantizados, pero el mercado está actualmente fragmentado por las fronteras nacionales, una situación que dificulta la normalización de las prácticas de suscripción y declaración, y obstaculiza la profundización, liquidez y accesibilidad de los mercados, en particular a nivel transfronterizo.

La Comisión organizará una consulta sobre un marco paneuropeo para los bonos garantizados; se inspirará en los regímenes nacionales que funcionan correctamente, sin alterarlos, y se basará en normas de calidad elevada y en las mejores prácticas del mercado. La consulta, que finalizará el 6 de enero de 2016, también pretende recabar puntos de vista sobre el uso de estructuras de bonos garantizados en el contexto de los préstamos a las pymes. Una vez cerrada la consulta, la Comisión decidirá si es necesaria una acción de la UE.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...