edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
01/06/2017
LA OREJA DE LARRAZ

Bruselas promueve nuevas medidas para reforzar la cohesión entre los países del euro

Xavier Gil Pecharromán
La Comisión Europea plantea diversas medidas que deberían adoptarse antes de la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo en 2019, así como una serie de opciones para los años siguientes, en que la arquitectura de la Unión Económica y Monetaria (UEM) se completaría.
Así, Bruselas propone implementar un sistema financiero integrado y que funcione correctamente es esencial para una UEM eficaz y estable. Aprovechando el impulso de lo que ya se ha logrado en los últimos años, es necesario encontrar un consenso sobre el camino a seguir.

Las opciones propuestas en el documento de reflexión están concebidas para ayudar a establecer un amplio consenso sobre cómo afrontar los retos futuros y dar un nuevo impulso a este importante debate.

Ello incluye avanzar con elementos que ya están sobre la mesa y acordar medidas adicionales que deberán adoptarse de aquí a 2025, como completar la Unión Bancaria y avanzar en la reducción y el reparto de riesgos en el sector bancario, con medidas para que los bancos europeos sean todavía más sólidos.

A fin de ofrecer oportunidades de financiación más diversas e innovadoras a la economía real, en particular a través de los mercados de capitales, la realización de la Unión de los Mercados de Capitales también es esencial.

Las medidas se basan en el Informe de los cinco presidentes -el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el de la Cumbre del Euro, Donald Tusk, del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, el del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y el del Parlamento Europeo, Martin Schulz. Se trata de un plan ambicioso para profundizar en la Unión Económica y Monetaria (UEM) a partir del 1 de julio de 2015 y completarla en 2025 a más tardar.

En el plan se plantean medidas concretas que deberán ponerse en marcha en tres etapas: algunas de las medidas deben emprenderse en los próximos años, como la introducción de un Sistema Europeo de Garantía de Depósitos; otras van más lejos por lo que respecta a la soberanía de los Estados miembros del euro, como la creación de un futuro Tesoro de la zona del euro.

Señala el informe que se debe pasar de un sistema de normas a un sistema basado en instituciones para que la UEM se asiente sobre una base sólida y transparente. Conseguir una UEM más profunda y más justa es una de las 10 prioridades principales del presidente Juncker, expresadas en sus orientaciones políticas.

Además, reconoce que la convergencia hacia unas estructuras sociales y económicas más fuertes en los Estados miembros es un elemento esencial para el éxito de la UEM a largo plazo.

Los Estados miembros podrían reforzar los elementos ya existentes, como el Semestre Europeo de coordinación de las políticas económicas o la relación de apoyo financiero del presupuesto de la UE a las reformas estructurales. Pero los Estados miembros podrían decidir también mejorar la capacidad de estabilización macroeconómica de la zona del euro. El documento esboza varias opciones para ello, que la Comisión estudiará.

Para que la UEM sea más sólida, los Estados miembros deberán aceptar compartir más responsabilidades y decisiones sobre asuntos del euro, dentro de un marco legal común. Esto se podría conseguir a través de los Tratados de la UE y sus instituciones, un enfoque intergubernamental o, como es el caso en la actualidad, una combinación de ambos.

Una mayor integración política podría implicar la reconsideración del equilibrio entre la Comisión y el Eurogrupo, y podría justificar el nombramiento de un presidente permanente del Eurogrupo a tiempo completo, así como unificar la representación exterior de la zona del euro.  La idea de un Tesoro de la Zona del Euro (posiblemente con un presupuesto de la zona del euro), así como de un Fondo Monetario Europeo también se incluye en el debate público, y podría considerarse en una fase posterior de la profundización de la UEM, en el marco de la UE.

Completar la UEM no es un fin en sí mismo, sino que es necesario para facilitar la creación de empleo, el crecimiento, la justicia social, la convergencia económica y la estabilidad financiera. La responsabilidad y la solidaridad tendrán que ir de la mano con la reducción y el reparto del riesgo.

La UEM también debe seguir abierta a todos los Estados miembros de la UE, y el proceso de toma de decisiones debe ser más transparente y estar sometido a control democrático. Estos son los principios rectores de la labor que nos espera. Encontrar un amplio consenso político sobre la dirección a seguir y disponer de un plan general con un clara secuenciación será crucial para lograr éxito.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...