edición: 2475 , Lunes, 28 mayo 2018
17/10/2016
LA OREJA DE LARRAZ

Bruselas retomará el debate sobre la base imponible común europea del Impuesto sobre Sociedades

Xavier Gil Pecharromán
La Comisión Europea, según ha anunciado el comisario de Economía, Pierre Moscovici,  en París, propondrá en menos de dos semanas la armonización de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades. La propuesta que realizó la Comisión en 2011 se ha estancado en la mesa del Consejo de Ministros europeos.
El proyecto era demasiado ambicioso para ser negociados en un solo paso. Por consiguiente, la Comisión va a presentar dos propuestas: una en la base común, la otra sobre la base consolidada. La propuesta básica común será obligatoria para las empresas que superen un cierto nivel de beneficios y se incorporarán todas las disposiciones recientes contra la erosión de la base fiscal. Además, el sistema se completará con la normativa del sistema anti-abuso Europea.

En marzo de 2011, la Comisión Europea aprobó la Propuesta de Directiva del Consejo relativa a una base imponible consolidada común del Impuesto sobre Sociedades (BICCIS), con el objetivo de superar los principales obstáculos al crecimiento en el mercado único derivados de la falta de armonización de la normativa del impuesto sobre sociedades que obliga a las empresas a afrontar importantes costes de cumplimiento derivados de la coexistencia de veintiocho sistemas normativos diferentes.

El carácter facultativo con el que se concibió la aplicación de este régimen y las pérdidas recaudatorias que su aprobación podría acarrear han dificultado la aprobación global del proyecto, por lo que la Comisión de la Unión Europea ha avanzado su intención de avanzar paso a paso, siendo el primero de ellos el de establecer unas reglas comunes para hacer frente a la planificación fiscal agresiva.

Tres elementos se agregarán para hacer atractivo el sistema en la primera fase de consolidación: una corrección mecanismo de sesgo en la deuda, un incentivo fiscal para investigación y desarrollo, y un mecanismo temporal para compensar las pérdidas transfronterizas.

Se espera que la BICCIS facilite la vida corporativa, proporcionando un conjunto único de normas sobre la base tributaria, la BICCIS reducirá los costos de cumplimiento y la carga administrativa (unos 800 millones de euros) y aumentará la seguridad jurídica para las empresas que quieren crecer y beneficiarse de nuestro mercado único.

Como consecuencia de la ausencia de una normativa común en el ámbito del impuesto sobre sociedades en la Unión Europea (UE), con frecuencia la interacción de los regímenes fiscales nacionales provoca una tributación excesiva y una doble imposición que hace que las sociedades tengan que soportar cargas administrativas onerosas y elevados costes de cumplimiento en materia tributaria. Por este motivo, la Comisión propone una directiva para el establecimiento de una base imponible consolidada común del impuesto de sociedades y establece normas en relación con el cálculo y el uso de dicha base.

La gran ventaja para los grupos de empresas consistiría en aplicar un único conjunto de normas fiscales en toda la Unión y tratar con una sola Administración Tributaria (ventanilla única); por ello, a la ventaja de la compensación de las pérdidas transnacionales se añadiría la de la reducción de los costes de cumplimentación del impuesto sobre sociedades y la eliminación de los precios de transferencia en operaciones intragrupo, por efecto de la consolidación contable.

La Comisión Europea se propuso ya en 2015 retomar la propuesta sobre la creación y puesta en vigor de la BICCIS, pero con importantes modificaciones sobre el modelo de  2011, tales como la desaparición del carácter voluntario para las empresas o, al menos para las multinacionales, aunque se introduciría de forma gradual.

Así, se explicaba en una Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, de 17 de junio de 2015, en la que se anunciaba que en una nueva propuesta legislativa se presentaría en 2016 e inicialmente se incluirá un mecanismo de compensación transfronteriza de pérdidas, a la espera de que se vuelva a introducirla consolidación en una fase posterior, puesto que éste ha sido el aspecto que ha planteado más dificultades en las negociaciones de los Estados miembros.

Así, la Comisión propondrá posponer los trabajos sobre la consolidación hasta que la base común se haya acordado e implementado. Por ello, hasta que se introduzca plenamente la consolidación de la BICCIS, las entidades de un mismo grupo puedan compensar los beneficios y pérdidas que realicen en diferentes Estados miembros.

Entiende el Ejecutivo comunitario que se eliminaría un importante obstáculo fiscal en el mercado único para las empresas, permitiéndoles temporalmente una compensación transfronteriza de las pérdidas, de modo que tributen sobre sus beneficios netos en la UE.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...