edición: 2574 , Lunes, 15 octubre 2018
21/12/2012
Aún debe recortar más oficinas

Bruselas ve excesivo el ajuste laboral en la banca española

El crecimiento de la banca online absorberá la plantilla que hoy se considera excedente
Juan José González

Tan malo es pasarse como quedarse corto. Esa es la primera sensación que transmite la lectura de las estadísticas del BCE publicadas el mes pasado sobre el tamaño del sector bancario en Europa. Cifras que dan cuenta de la magnitud del ajuste del sector en España y su comparación con el resto de los países de la zona. Para empezar, el ajuste en oficinas en España triplica al llevado a cabo en la eurozona. Los cierres de oficinas han sido tan desiguales entre países que da la impresión de que no hay denominador común posible entre todos ellos, cuando la realidad muestra que el negocio bancario se ha reducido, para todos, a la mitad como consecuencia de la caída de la actividad económica. Por otro lado, según las cifras de la AEB y de la CECA, las dos magnitudes que dan una idea de la estructura del sector bancario, corresponden a 35.118 sucursales y 223.492 trabajadores, las dos de 2011 y que según numerosas opiniones y estudios cerrarán 2012 con 32.000 oficinas y 200.500 trabajadores. Conscientes de que el sistema bancario español sufría de un exceso de puntos de venta, no sucede lo mismo con el número de empleados. Y en este sentido, es probable que los ajustes lleven camino más de pasarse que de quedarse cortos.

El adelgazamiento del sector bancario en Europa, es un hecho de carácter general, aunque vistos los resultados el régimen no ha tenido los mismos efectos en todos los países. En España la red se ha reducido en un 11% frente al 5% en Alemania y el 2% en Francia, mientras que Italia, al contrario, ha repuntado ligeramente. Tan desigual como en oficinas, la salida de trabajadores del sector sitúa de nuevo a España al frente de un desgraciado ránking en el que se apunta cerca del 11% de recorte laboral, seguido por Francia y Reino Unido con cifras similares, Italia con el 7% y Alemania con el 4% de ajuste. Incluso otros estudios recientes, consideran que hasta que el sector no corrija el 35% de sucursales y recorte en 41.000 empleados en 2013, el sector seguirá con problemas de rentabilidad y productividad.

Actualmente, el sector bancario español se mueve en cifras de una oficina por cada 1.100 personas, superior a la estimación ideal que señalan los expertos de 1.000 puntos de venta por millón de habitantes. La media europea es el doble; una oficina para atender a 2.200 clientes, y a distancia más que considerable con Reino Unido, donde la relación es de una oficina para atender a 5.000 personas. Era una situación de sobra conocida en el sector, con un mercado `bancarizado´ en exceso. Finalmente, en el caso de los empleados bancarios las cifras confirman que los ajustes en oficinas, o sea, en red, no se corresponden, ni se deben corresponder, con los ajustes laborales. En España, el sector bancario emplea a un trabajador por cada 180 personas, en línea con los 185 de media en la Unión Europea, aunque muy superior a los 120 y 140 de Alemania y Reino Unido respectivamente.

Así como en el caso del tamaño de la red de distribución, o puntos de ventas; en una palabra, sucursales, la opinión compartida ampliamente indica que es excesivo, y que por tanto habría que ajustar hasta conseguir una dimensión en torno a las 28.000 oficinas, en el aspecto laboral, la opinión ya no es tan compartida. Y aquí juega un papel decisivo el comportamiento de los clientes y el cambio cada vez más acusado de modelo de distribución física. Bancos y cajas de ahorros de mayor tamaño, invierten con fuerza en la banca online, apostado con especial intensidad en los últimos ejercicios. Algunas estimaciones señalan que los usuarios de banca móvil en España crecen a un ritmo del 113%, y que actualmente se tienen constancia de que superan los seis millones de usuarios.

Ahora bien, esa mayor tendencia a la reorientación hacia el autoservicio, con el lógico aumento de la distribución electrónica, requiere, en un principio, menos trabajadores, experiencia que ya se ha vivido en algunos países de Europa y en EE UU y ahora en China, por citar algún ejemplo. En el sector bancario español ya se ha producido el grueso de esa salida laboral como consecuencia del cambio de modelo, más tecnológico que físico. Es por ello que los ritmos de recortes de plantilla en el sector, unos 3.000 empleos de media menos por año, puede resultar excesivo si se tiene en consideración que tan sólo el 31% de los españoles utiliza los canales de distribución electrónica. La cifra se encuentra a gran distancia de países nórdicos (o de Francia, como mercado más próximo) en los que, caso de Holanda, se llega a superar el 75% de penetración de la banca electrónica. En el país galo, la mitad de la clientela bancaria ya gestiona su relación bancaria por la Red.

Después de comprobar las cifras, es probable que el sector bancario español se vea obligado en el corto plazo a utilizar la plantilla que hoy considera excedente, para atender a ese gap que indica que la utilización de la banca electrónica, la que va mucho más allá de sacar dinero en los cajeros urbanos, se encuentra, aún, lejos del resto Europa. Con aquéllos con quienes pretendemos competir, España se encuentra en banca electrónica a cuarenta puntos de los avanzados ciudadanos del norte, y a veinte de nuestros vecinos. Por tanto, es probable que el sector se esté pasando en el ajuste laboral, con las nefastas consecuencias que conlleva añadir leña al fuego, al desempleo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...