edición: 2362 , Martes, 12 diciembre 2017
09/11/2009

Bruselas y las elecciones locales pueden con la tributación de Sucesiones en Cataluña

Javier Ardalán
Partido Socialista de Cataluña (PSC) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) han llegado a un acuerdo para rebajar el Impuesto sobre Sucesiones, en  plena polémica sobre la posibilidad de que el Gobierno adoptase una cuota tributaria mínima para toda España, que supondría la reactivación del Impuesto.
Hace tan sólo una semana eran los republicanos los que negociaban con Convergencia i Unió (CiU) para intentar llegar a un acuerdo similar. La decisión de los partidos catalanes de reducir el Impuesto sobre Sucesiones era un hecho. Y a falta de este acuerdo, los de CiU anunciaron que meterían esta rebaja entre sus prioridades electorales.

¿Qué ha cambiado en este tiempo para un cambio tan sumamente radical? Recordemos que en las conversaciones sobre el apoyo en el voto a los Presupuestos Generales del Estado se llegó a apuntar la exigencia de prohibir el cambio de residencia con el único interés de lograr un beneficio fiscal, algo parecido a lo que ocurre cuando dos sociedades se fusionan.

La respuesta a este cambio, intereses electorales aparte, habría que buscarla en Estrasburgo donde el pasado 14 de octubre entraba en la Secretaría del Parlamento Europeo una propuesta de Reglamento en materia de sucesiones, que regulará la libertad de elección de residencia a los efectos de la tributación del Impuesto. El texto afirma que “el Derecho de sucesiones sigue siendo una materia en la que la voluntad del titular de los derechos ocupa un lugar importante”. Con él se acaba la posible imposición de límites al derecho de residencia.

En la actualidad, una misma herencia puede pagar desde 0 euros en Asturias o Madrid hasta más de 9.000 en Extremadura. Realmente, todas las comunidades han ido incrementando las exenciones excepto en la propia Extremadura y en Cataluña.

Tras el acuerdo, las herencias en Cataluña serán más baratas a partir del 2010, de acuerdo con el pacto alcanzado entre dos de los partidos del Ejecutivo de la Generalitat. Así, la principal reforma se refiere al incremento del mínimo exento que marcará el límite de la tributación, que en la actualidad es de 18.000 euros.

Con la reforma, según han valorado las partes, se persigue beneficiar al 85% de contribuyentes que todavía se ven sujetos al impuesto. Para ello se introducirán enmiendas que reducirán el impacto tributario sobre las pequeñas y medianas empresas, las segundas viviendas o los valores mobiliarios.

Las centrales sindicales catalanas, CCOO y UGT, sin embargo, se han mostrado contrarias a este cambio tributario, alegando que estamos en un momento de fuerte caída de ingresos de la Generalitat. El mismo argumento es el que mantiene Izquierda Unida – Los Verdes (IU-IV).

Lo más sorpresivo de las declaraciones se puede encontrar en las declaraciones de Puigcercós que para convencer a sus socios de Gobierno alegaba que “los ricos de verdad no lo pagan, se van a Navarra, o hacen una donación en Madrid, o una sociedad familiar”.

Con este cambio de situación parece que las cosas quedan mucho más sencillas para que el Gobierno unifique las normas mínimas para poder heredar en España con seguridad jurídica, aunque en este caso, parece que los deberes ya nos vendrán hechos desde Estrasburgo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...