edición: 3100 , Miércoles, 2 diciembre 2020
15/03/2018
banca 
LA OREJA DE LARRAZ

Bruselas propone un paquete de medidas para abordar los préstamos dudosos en Europa

Javier Ardalán
La Comisión ha propuesto un ambicioso paquete de medidas para abordar los préstamos dudosos en Europa, aprovechando los considerables progresos ya realizados para reducir los riesgos en el sector bancario. Se pretende garantizar que los bancos reserven fondos para cubrir los riesgos asociados a préstamos emitidos en el futuro que pudieran resultar dudosos.
Según las propuestas, los bancos y los prestatarios pueden acordar por adelantado un mecanismo acelerado para recuperar el valor de los préstamos garantizados por depósitos de garantía. Si un prestatario incurre en impago, el banco u otro acreedor garantizado puede recuperar la garantía que sustenta un préstamo de forma rápida, sin tener que acudir a los tribunales. La garantía de ejecución extrajudicial se limitará estrictamente a los préstamos concedidos a las empresas y estará sujeta a salvaguardias. Se excluyen los créditos al consumo.

Además, se trata de fomentar el desarrollo de mercados secundarios donde los bancos puedan vender sus préstamos dudosos a administradores de crédito e inversores. También, facilitar el cobro de deudas, como complemento a la propuesta sobre insolvencia y reestructuración empresarial presentada en noviembre de 2016. Y, además, ayudar a los Estados miembros que lo deseen en la reestructuración de los bancos, ofreciendo un modelo de orientaciones no vinculantes para la creación de empresas de gestión de activos (EGA) u otras medidas relacionadas con los préstamos dudosos.

Se prevé incluir un Reglamento por el que se modifique el Reglamento sobre requisitos de capital (RRC), que introduce niveles mínimos de cobertura común para préstamos recientes que se hayan convertido en dudosos. En caso de que un banco no cumpla el nivel mínimo aplicable, se aplicarán deducciones en los fondos propios. La medida aborda el riesgo de no disponer de suficientes fondos para cubrir futuras pérdidas derivadas de préstamos dudosos e impide su acumulación.

La propuesta de Directiva define las actividades de los administradores de créditos, establece normas comunes para la autorización y supervisión e impone normas de conducta en toda la UE. Esto significa que los operadores que respetan estas normas pueden operar en toda la UE, sin requisitos de autorización a nivel nacional específicos.

Los compradores de los préstamos bancarios están obligados a notificar a las autoridades competentes la adquisición de un préstamo. Los compradores de terceros países de préstamos al consumo están obligados a utilizar administradores de crédito autorizados establecidos en la UE. La protección de los consumidores está cubierta por las garantías jurídicas y las normas de transparencia a fin de que la transferencia de un préstamo no afecte a los derechos legítimos y al interés del prestatario.

Con las medidas adoptadas, la Comisión cumple el plan de acción del Consejo para abordar el gran volumen de préstamos dudosos y evitar su posible acumulación. Dicho plan se basa en los actuales esfuerzos de los Estados miembros, los supervisores, las entidades de crédito y la UE, que han llevado a la reducción de dichos préstamos en los últimos años en todos los bancos y países de la UE.

Sin embargo, a pesar de los notables avances registrados, se necesita hacer más para solventar las existencias de préstamos dudosos y evitar su posible aumento en el futuro. Las medidas adoptadas hoy quieren situar al sector bancario de la UE sobre una base aún más sólida para las generaciones futuras, con bancos fuertes que desempeñen su papel indispensable en la financiación de la economía y el respaldo al crecimiento. 

El paquete complementa el trabajo sobre la Unión de Mercados de Capitales y constituye un paso fundamental hacia la culminación de la Unión Bancaria, una de las prioridades inmediatas acordadas por los dirigentes de la UE para reforzar la Unión Económica y Monetaria.

Los riesgos del sector bancario se han reducido de manera significativa en la Unión Europea en los últimos años. Los bancos supervisados por el Banco Central Europeo han reunido 234 000 millones de euros de capital adicional desde 2014 y tienen unas reservas de liquidez mucho mejores. Esto se debe a las importantes medidas reglamentarias ya adoptadas y que todavía se van a reforzar más mediante el paquete sobre reducción del riesgo bancario, propuesto por la Comisión en noviembre de 2016.

Pese a los notables avances registrados, los préstamos dudosos son uno de los principales riesgos heredados que subsisten en el sistema bancario europeo. Abordar el elevado volumen de préstamos dudosos y su posible futura acumulación es esencial para completar la Unión Bancaria. Los préstamos dudosos son aquellos en que el prestatario no está en condiciones de reembolsar los pagos programados del capital o los intereses. Cuando los pagos se demoran más de 90 días o se considera improbable que el crédito vaya a ser reembolsado por el prestatario, se clasifican como préstamos dudosos. 

La crisis financiera y la consiguiente recesión provocaron que más prestatarios no estuvieran en condiciones de reembolsar sus créditos, ya que las empresas y las personas se enfrentaron a constantes dificultades de pago, o incluso a la quiebra. Esto fue especialmente pronunciado en los Estados miembros que afrontaron largas o profundas recesiones, pues los bancos de dichos países acumularon préstamos dudosos en sus libros.

En octubre de 2017, la Comisión propuso medidas para reducir los préstamos dudosos como parte esencial del proceso para completar la Unión Bancaria mediante el intercambio y la reducción del riesgo en paralelo. Esta propuesta fue acogida con satisfacción por el Parlamento Europeo y el Consejo.

Con las propuestas, la Comisión Europea da continuidad al Plan de acción para la reducción de los préstamos dudosos, acordado por los ministros de finanzas europeos en julio de 2017. En la Comunicación de la Comisión sobre la culminación de la Unión Bancaria (publicada en octubre de 2017) y en el Primer informe intermedio (publicado el 18 de enero de 2018), la Comisión se comprometió a aplicar efectivamente los elementos del plan de acción de los que es responsable.

Por otra parte, la Comisión presenta también su segundo informe intermedio sobre la reducción de los préstamos dudosos en Europa, que demuestra que la positiva disminución de las existencias de préstamos dudosos sigue su curso.

Este paquete establece un planteamiento general que combina políticas complementarias y medidas centradas en cuatro ámbitos clave. En particular, las propuestas pretenden garantizar la suficiente cobertura de pérdidas por los bancos ante futuros préstamos dudosos; permitir una ejecución extrajudicial acelerada de los préstamos garantizados; mayor desarrollo de los mercados secundarios para los préstamos dudosos; un modelo técnico sobre cómo crear empresas de gestión de activos a escala nacional.

La propuesta favorecerá el desarrollo de mercados secundarios para los préstamos dudosos, armonizando los requisitos y creando un mercado único de servicios de crédito y la transferencia de los préstamos bancarios a terceros en toda la UE.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...