edición: 2682 , Viernes, 22 marzo 2019
14/09/2009
OBSERVATORIO DE MERCADOS EXTERIORES

Buena forma de Polonia en el Este e indicios de recuperación en Países Bajos

CRÉDITO Y CAUCIÓN
En comparación con el grave deterioro en todos los demás mercados de Europa Central y Oriental, la economía de Polonia parece mantenerse relativamente en buena forma. Las previsiones de consenso que manejan nuestros analistas apuntan a un crecimiento del PIB del 0,1% este año y del 1,7% en 2010. El principal motor de esta evolución es el sólido consumo interior, ya que el desempleo ha seguido reduciéndose en los dos últimos años, y tanto las empresas como los hogares están, por lo general, menos endeudados que en otros países. En ese sentido, resulta significativo que las exportaciones están reduciéndose menos que las importaciones.

La fuerte depreciación del zloty desde finales de 2008 ha contribuido al éxito de de los exportadores en mercados y segmentos sensibles a los precios, compensando así en parte una reducción generalizada de la demanda del exterior. Esta volatilidad de la moneda también ha tenido algunas consecuencias negativas. Muchas empresas siguen sufriendo el impacto del desplome de la moneda, un fenómeno que ha aumentado la carga de sus obligaciones en moneda extranjera.

LA MORAL EN MATERIA DE PAGOS ESTÁ CAYENDO

El número de insolvencias de empresas aumentó casi un 50% interanual en el primer semestre de 2009, a un ritmo significativamente mayor a partir de abril. Es probable que esta tendencia se mantenga en los próximos meses.

El principal factor que genera problemas de liquidez es la moral cada vez más baja en materia de pagos en todos los sectores. Las demoras son especialmente intensas en sectores como acero/metal, tecnologías de la información y la comunicación (TIC), textil y papel. A priori estos sectores representan un mayor riesgo de impago, pero hay ejemplos de compañías que gozan de buena salud financiera y otras en graves dificultades en sectores más estables como alimentación, distribución, mayoristas o farmacéutico. Analizar la situación de riesgo individual de cada empresa es la clave para afrontar este entorno, prestando especial atención a signos de advertencia, como un alto endeudamiento, la exposición a riesgos de cambio de moneda y un reciente exceso de inversión en inmovilizado.

El tercer trimestre será decisivo para el desarrollo futuro de la economía polaca este año. Algunas tendencias que pueden suscitar preocupación son el aumento de la tasa de desempleo y la caída de las inversiones de capital. Existen oportunidades de negocio en ámbitos relacionados con proyectos de infraestructura apoyados con fondos de la UE, así como en proyectos de construcción para el Campeonato Europeo de Fútbol, Euro 2012.

ALGUNOS SIGNOS DE ESTABILIZACIÓN ECONÓMICA EN PAÍSES BAJOS

Los primeros signos tentativos de estabilización económica se van haciendo visibles poco a poco en Países Bajos, aunque todavía es pronto para afirmar con seguridad que estamos ante una auténtica recuperación. La confianza de los productores está adquiriendo progresivamente tintes menos negativos, partiendo del punto históricamente más bajo de -34 puntos básicos en marzo para situarse en -14 en julio.  La confianza de los consumidores también se ha recuperado, pasando de un nivel de -34 en marzo hasta situarse en -24 en junio. La caída del volumen de las exportaciones en los primeros cuatro meses registró una mejora en mayo.

En junio, la tasa de desempleo subió hasta el 4,8%, frente al 4% de hace un año. Las disposiciones gubernamentales sobre empleo temporal y empleo a tiempo parcial se han ampliado hasta finales de año, generando un panorama oficial con menos desempleo, lo que no refleja la situación real.

Junto con algunos bancos, el Gobierno holandés también apoya a las empresas a través de su programa ‘TASK’ (Tijdelijke Aanvullende Steun Kredietverzekering), que permite asegurar transacciones importantes por medio de complementación de límites de crédito. Todos los aseguradores de crédito en los Países Bajos participan en este programa.

Recientemente, algunas empresas cotizadas han conseguido financiación adicional mediante emisiones de derechos importantes para reducir su endeudamiento y aumentar el capital circulante. Esta medida ha mejorado sus probabilidades de supervivencia en la actual crisis económica.

En el segundo trimestre de 2009, el volumen de ejecuciones de deudas de empresas en los Países Bajos ha seguido subiendo. En relación con el mismo período del año pasado, el número de ejecuciones ha aumentado en un 54%, de acuerdo con los datos de Crédito y Caución. Incluso si comparamos los datos con el primer trimestre de este año, el aumento es considerable, situándose en un 9,4%. No obstante, el valor medio de las deudas ejecutables ha caído un 15% en relación con el año anterior, probablemente debido a la reducción de la actividad comercial y del valor medio por factura.
 
A pesar de que el número de insolvencias de empresas se ha duplicado en el último año, en el primer semestre de 2009 estamos presenciando una estabilización, tras tres trimestres en los que la cifra aumentó. Una estabilización, o incluso una mejora, no resultan inconcebibles, ya que hay una menor reducción de existencias y las empresas empiezan incluso a surtirse, aunque a un nivel más bajo.

RECUPERACIÓN METALÚRGICA, PROBLEMAS EN EL COMERCIO

Esta evolución favorece a sectores como el del metal, que ha sufrido un fuerte impacto en los últimos 12 meses. A la vez que las ventas prácticamente se desplomaban, las reducciones de precios, que han pasado de máximos históricos a un recorte superior al 50%, y la amortización de existencias han supuesto una tremenda presión para muchas empresas del sector. Los precios y los márgenes están sometidos a presión y, por lo tanto, muchas empresas se enfrentan a dificultades a la hora de pagar facturas pendientes.
 
En el segundo trimestre de 2009, los datos propios apuntan un aumento interanual del 44% en el número de ejecuciones de deuda y del 72% en su valor. Las insolvencias aumentaron un 155% en los primeros cinco meses de 2009. Sin embargo, el número de insolvencias en el segundo trimestre de 2009 es inferior al trimestre anterior. El riesgo de impago se mantiene alto, pero tras doce meses de grave crisis, vemos indicios de recuperación a corto plazo, debido al aumento progresivo de los precios de las materias primas y a la estabilización de los volúmenes de ventas.

La evolución en Países Bajos de otros sectores, como el comercio, ejemplifica decalaje de los ajustes derivados de la crisis. El inicio de 2009 parecía prometedor. Los precios de bienes de consumo se habían estabilizado, la inflación se había reducido y los salarios habían aumentado. Sin embargo, los consumidores se han ido mostrando cada vez más preocupados por el futuro, en un entorno de anuncio de reestructuraciones y temor a la pérdida de empleo. El consumo de bienes de consumo duraderos cayó drásticamente un 11% en mayo, mientras que el ahorro de particulares ha aumentado más de un 80% frente a las cifras del pasado año.

En este entorno, el número de quiebras en el sector del comercio aumentó casi un 100% en los primeros cinco meses de 2009, en relación con el mismo período de 2008, y todavía no se atisban indicios de estabilización.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...