edición: 2109 , Viernes, 2 diciembre 2016
19/09/2008

Buffet le birla a Gadonneix la revancha americana

No ahorra anzuelos. Ni pinchazos. Lo pierde la gula. Y la envidia. Recoge los sables y jura que no lo quería nada, pero con el pie del 9,5% recién adquirido dentro de Constellation Energy, con un acuerdo a cuatro manos para desplegar su reactor de nueva generación, con la compañía Unistar en común y con la promesa desde hace un año de hacer de ella su socia para la nueva aventura nuclear americana, pocos se creen que las amenazas del patrón de EDF en la azotea de Constellation fueran un farol. Si acaso, otro órdago en falso que la compra de Warren Buffet, por  3.311 millones de euros, deja al descubierto. Pierre Gadonneix golpea al viento, en el mismo suelo en el que trataba de vengar su despecho, pisarle los talones a Sánchez Galán y opacar el desembarco de Iberdrola en Nueva York.

Entretiene la sala de espera de Britsh Energy, amasa los 12.000 millones de libras esterlinas que tendrá que pagar para desbancar a Centrica y que Downing Street se deje querer. Pero no entiende un no. Y menos en las puertas de sus ensueños norteamericanos. Pero ahora que –a la fuerza ahorcan- ha bandonado oficialmente las murallas de Iberdrola, no se ha resistido a expandir más humo. Aún a riesgo de que Buffet se lo haga tragar. Todo con tal de continuar con los fuegos artificiales. Y es que Electricité de France no digiere bien las ventajas energéticas en EE UU de Iberdrola, la mayor propietaria de parques eólicos en el mundo, que quiere disponer en 2010 del 15% de su mercado de la energía eólica. Si Gadonneix sólo dejó pasar un día desde que Iberdrola comenzara –con la compra de Caledonia- a aplicar su plan para invertir 8.000 millones de dólares en renovables en EE UU, ahora el galo ha aprovechado el desenlace al affaire de Energy East para volver a desplegar los sables de sus ambiciones estadounidenses. Aunque sea haciendo ruido con los cohetes ya disparados por otros.

EDF sacude sus tentáculos, pero puede ahogarse sola con ellos. El sí pero no de British Energy  suma y sigue con sus desembarcos fallidos en Alemania, sus dificultades en Bélgica con Distrigaz, y sus ansias chafadas en España. Convertida -junto a Areva- en el ariete de los ensueños nucleares de la sarkodplomacia atómica, no pesca más que despecho en aguas estadounidenses. Soltera y sin compromiso, está ahora condenada -gracias a su participación minoritaria- a ser la sujetavelas del matrimonio de Warren Buffet y los norteamericanos. Gadonneix ansiaba en voz alta con construir, explotar e invertir en cuatro centrales EPR junto a Constellation Energy. Ahora, Gregory Abel, la cabeza visible de MidAmerican Energy, ya ha puesto en cuarentena sus planes. Con Exelon tampoco será posible ir más allá: la compañía ha puesto muros al dique de los deseos de Gadonneix y ya ha escogido a los reactores de General Electric para equipar sus centrales futuras. Soñaba del brazo de Constellation y el galo se ha despertado, pero del puño de Buffet, al golpe de las lecciones del Oráculo de Omaha.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...