edición: 2914 , Jueves, 27 febrero 2020
16/12/2015

Cada uno a lo suyo

Rafael Vidal
Los candidatos a presidir el futuro Gobierno de España continúan más centrados en descalificar al contrario para tratar de arañar unos votos que en dar a los ciudadanos pormenores de cómo piensan presidir el Estado, tal vez porque, tal y como van las encuestas, todos ellos saben que lo de gobernar está difícil. Unos votos de más o de menos servirán para valer más o menos a la hora de pactar, porque de pactar se trata y no de otra cosa.
La organización de nuestra economía, que es lo que de verdad nos preocupa a los ciudadanos, pasa a un segundo plano, tal vez porque todos los candidatos carecen de una estrategia definida viniendo casi todo dictado desde Bruselas. Las escasas ofertas que se hacen, como derogar la reciente legislación laboral, auditar la deuda o recortar algunos impuestos, no comprometen a nada porque ningún candidato está en condiciones de hacer lo que dice, pero hay uno que cuenta con cierta experiencia en prometer aquello que no piensa cumplir, incluso ganando.

Presume el presidente del Gobierno de los logros económicos para pedir el voto, pero el INE, Instituto Nacional de Estadística, mantiene el calendario de publicación de datos de forma machacona y sin tener en cuenta que estamos en plena campaña, lo cual es de agradecer.

Pues bien, dice el INE que ahora hay menos empleo que al inicio de la legislatura, aunque hay menos parados. Esto quiere decir que el actual presidente ha destruido empleo, en contra de lo que afirma, y que ha conseguido sacar de las listas del paro a muchas personas. Tampoco en el tema de los impuestos las cosas son como afirma el presidente. Dicen las estadísticas que los impuestos son ahora más altos que cuando comenzó a gobernar, ya que al principio los subió tanto -en contra de sus promesas electorales- que las rebajas recientes no compensan y la diferencia es negativa para los ciudadanos, al menos para los de a pie.

En cuestiones de corrupción, el Partido Popular dice que ha hecho más que nadie en su contra, pero lo cierto es que lo poco que se ha hecho es a toro pasado y la actitud habitual ha sido la de hacer como que la cosa no iba con ellos. Después de Naseiro vino Bárcenas, luego Gurtel, Púnica, etc, y el actual presidente del Gobierno estaba dentro del partido en cargos de primera línea todo el tiempo. En cualquier país de Europa se dimite por menos.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...