edición: 2614 , Miércoles, 12 diciembre 2018
03/12/2009

Caixa Galicia y Caixanova

El virrey de Caixa Galicia y el presidente de Caixanova deben estar encantados con Nuñez Feijóo que, en su empeño por fusionar ambas cajas contra toda lógica económica pero mucho interés político, acaba de poner un baldón a ambas, no está muy claro si por desconocimiento o como medida de presión. Al presidente de la Xunta no se le ha ocurrido mejor idea que meterse tan a fondo en las interioridades de ambas entidades que ha cifrado en 1.200 millones de euros las ayudas necesarias del FROB para la operación. Dicho de otra manera, el presidente acaba de reconocer que hay activos dañados o muy dañados en las cajas. A eso se llama meter la pata. ¿De dónde sale esa cifra si Feijóo no está dentro de las entidades? Quién más quién menos mira de reojo al virrey porque nadie se cree que su silencio anuente sea inocente. ¿De cuándo acá hubiera permitido de buen gusto una fusión que pusiera en peligro el virreinato? Igual lleva razón el de Caixanova en no fiarse y resistir.

Hay en general un cierto retrogusto crítico en las informaciones sobre el texto del anteproyecto de Ley de Economía Sostenible. Era de esperar a base de tanto esperar porque por esperar se esperaba demasiado. Creo que no viene a cuento la agresividad con el texto porque está cargado de buenos deseos y ya se sabe que hay que tener cuidado con lo que se desea no vaya a ser que se cumpla. Mientras lo descubrimos dejemos la crítica en que el texto de marras es una carta a los Reyes Magos. Ya sé que eso es impropio de un político y más en un presidente de Gobierno pero tampoco le vamos a lapidar por ello. Son 20 años de desarrollos -¡cuán largo me lo fiáis!- lo que necesariamente obliga a deducir que para su cumplimiento haría falta algún que otro Pacto de Estado. Por ejemplo, en educación, pilar fundamental para que de verdad se produzca el cambio de modelo. La apuesta por la I+D+i debería suscitar adhesiones claras porque nadie en su sano juicio puede oponerse, pero para llevarlo a buen fin hace falta el concurso de la oposición, del tejido empresarial y la comprensión y asunción de la sociedad. Las intenciones de la Ley son buenas pero no depende sólo del Gobierno llevarlas a buen fin.

Por cierto, con tanta Ley de Economía Sostenible nos hemos olvidado de que estamos en crisis, revolcándonos en el fondo, pero en crisis. Y la Ley en cuestión tiene poco -nada- que ver con medidas coyunturales necesarias e imperiosas para atenuar sus efectos. Esa Ley es para el futuro pero sería irresponsable olvidarse del presente. Hay algunos indicios de recuperación, tenues, velados, pero indicios. Y no es necesario más que pasear por las calles de Madrid para ver la cantidad de tiendas nuevas que se van a abrir en los próximos meses. Hay obras por doquier en los locales y eso es otro indicio a tener en cuenta. La falta de crédito bancario se hace todavía más visible y se podría reflexionar sobre si la banca -los grandes en particular- no están condicionando la recuperación. Lo cierto es que así parece. En este caso así es si así parece.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...