edición: 2613 , Martes, 11 diciembre 2018
06/02/2017
banca 

CaixaBank ganó 1.047 millones en el 2016, el 28,6% más

ICNR
CaixaBank volvió el año pasado a superar los 1.000 millones de beneficio por primera vez desde el 2011, después de que en el 2012 el beneficio cayera hasta los 230 millones en el peor año de la crisis financiera en España. La entidad destinó en el cuarto trimestre una provisión de 110 millones de euros por las cláusulas suelo.
La entidad participada por Criteria (45,3% del capital) ganó 1.047 millones de euros, un 28,6% más que en el ejercicio anterior cuando el resultado se situó en 814 millones. 

El margen de intereses del banco, que recoge principalmente la evolución del negocio puramente bancario de pagar por los depósitos y cobrar por los créditos, se situó en 4.157 millones, con un descenso del 4,5%, debido al entorno de bajos tipos de interés, a la fuerte competencia en el sector y a que la entidad ya no aplica las cláusulas suelo en buena parte de su cartera hipotecaria desde el 2015.

Las participadas de CaixaBank, principalmente Telefónica (5%) y Repsol (10,1%), pero también el negocio asegurador, aportaron unos ingresos de 828 millones de euros a las cuentas del banco. Estos ingresos junto a la contención de los gastos de explotación y una reducción de los costes extraordinarios han permitido la evolución positiva del beneficio. CaixaBank anunció que se mantendrá la política de distribuir el 50% del beneficio via dividendo en metálico.

La presentación de resultados de este año ha sido la primera bajo la presidencia de Jordi Gual, en sustitución de Isidre Fainé, que ahora preside Gas Natural, también participada en un 24% por Criteria. Gual, que presentó los resultados junto a Gonzalo Górtazar, consejero delegado, explicó ayer que el accionista del banco tiene previsto bajar su partipación del actual 45,3% a alrededor del 40% este año, «si las condiciones de mercado lo permiten» para cumplir con los criterios de gobernanza que impone el Banco Central Europeo (BCE). CaixaBank está inmersa en un proceso de compra de la entidad lusa BPI cuyo plazo de aceptación concluye el próximo martes 7 de febrero.

La entidad registró en el cuarto trimestre una provisión adicional de 110 millones de euros para hacer frente a posibles reclamaciones por las cláusulas suelo, esta cantidad se suma a los 515 millones que ya había reservado para este fin en el 2015, lo que sitúa el importe global de provisiones por las suelo en 625 millones. El banco ha garantizado que analizará «caso a caso» todas las reclamaciones que reciba por las cláusulas suelo, y ha aclarado que devolverá de manera «sencilla» el importe de aquellas en que hubiera habido «abusividad» y que se hubieran introducido con «falta de transparencia».

CaixaBank ha estimado que el impacto potencial máximo de las cláusulas suelo es de 1.250 millones de euros, pero ha provisionado 625 millones, en torno a un 50 %, al considerar que con esa cantidad será suficiente para devolver el importe a aquellos clientes que tengan derecho a ello. La entidad habilitará un equipo de 130 personas para analizar todas las reclamaciones de los clientes que reciben a través de la red de oficinas. Las cláusulas proceden principalmente de Cajasol, Caja Canarias y Caixa Girona.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...