edición: 2600 , Miércoles, 21 noviembre 2018
26/05/2010
Informe Anual 2009

Caja Madrid lucha contra la desolación del sector financiero reforzando su gestión de riesgos

La formación y la Web 2.0, principales apuestas responsables de la caja
Beatriz Lorenzo

Ha conseguido cerrar el ejercicio  2009 con unos activos totales consolidados de 191.904 millones de euros, un 6,0% por encima de los registrados el año anterior. En un panorama de parálisis económica y profunda susceptibilidad social en relación al sector bancario, Caja Madrid ha evolucionado favorablemente, aumentando hasta 280.247 millones de euros, un 2,3% más que a finales de 2008, suponiendo los depósitos de sus clientes un buen ingrediente de la consolidación de su posición de liquidez. El Informe Anual de 2009 de la entidad, dado a conocer recientemente, esboza presta atención a las estrategias corporativas de la compañía tanto en el ámbito puramente financiero como en lo relativo a Responsabilidad Social Corporativa, además de las decisiones que han transcurrido por la senda de los créditos; los que le han sido concedidos, por importe de más de 200 millones de euros, al Ayuntamiento de Madrid en un préstamo sindicado en el que también fueron partícipes BBVA, Santander, La Caixa, Calyon y Dexia. Según da a conocer el Informe de Gobierno Corporativo de 2009 de la entidad, Caja Madrid tenía concedidos otros 96,86 millones de euros en préstamos a otras siete corporaciones municipales, concretamente Alcalá de Henares, Alcorcón, Fuenlabrada, Málaga, Móstoles, Torrejón de Ardoz y Valencia.

En lo que a RSC se refiere, destaca la actividad de la caja en acción social y asistencial, que engloba programas dirigidos a personas dependientes, mayores, con discapacidad, en desigualdad o en riesgo de exclusión social, y de cooperación al desarrollo. Durante 2009, la Obra Social de la entidad ha abierto diversas vías de apoyo a la integración laboral en la empresa ordinaria de los colectivos de más difícil empleabilidad a través del Programa de Empleo con Apoyo ECA Caja Madrid y de la Convocatoria de Ayudas a Proyectos para la creación y fomento del empleo para personas con discapacidad y colectivos en situación de desigualdad o riesgo de exclusión social. Gracias a este apoyo, en 2009 se han incorporado al mercado laboral 3.756 personas con discapacidad o en riesgo de exclusión.

SOSTENIBILIDAD Y BUEN GOBIERNO

Además de los principios de Responsabilidad Social en relación a sus grupos de interés, Caja Madrid ha asumido parte de las recomendaciones indicadas por el Código Unificado de Buen Gobierno aprobado en 2006  por la CNMV, además de ceñirse a algunas- que no todas- de las medidas incorporadas al ordenamiento jurídico español por la Ley Financiera y la Ley de Transparencia, medidas todas ellas destinadas a las sociedades cotizadas que tienen como precedente el Código Olivencia y el Informe Aldama. A pesar de que estas medidas afectan a las cajas de ahorros que tengan la condición de emisoras de valores, Caja Madrid justifica la omisión de algunas de las disposiciones aduciendo que debido a las peculiaridades de las cajas parte de las recomendaciones de Buen Gobierno no les resultan de aplicación por no ajustarse a la normativa aplicable a estas entidades.

En materia de protección medioambiental, la entidad ha ceñido su actividad en programas cuyo objetivo es la divulgación y educación, proporcionando formación e información sobre la problemática medioambiental; la conservación y protección de la biodiversidad; y el desarrollo sostenible, concienciando a la sociedad sobre la importancia de los recursos naturales y de un comportamiento de consumo responsable y solidario.

Además, la entidad ha apostado en 2009 por la accesibilidad de las comunicaciones  y el potencial de la Web 2.0,  caldo de cultivo ideal para fomentar el intercambio entre las compañías y sus grupos de interés . Con este objetivo, la caja creó una red de blogs sobre ocho grandes temas: Inserción social, Medio ambiente, Formación de profesionales, Promoción del arte joven, Envejecimiento activo y personas mayores, Alzheimer y Parkinson, Innovación social y Cooperación al desarrollo. Asimismo, con el fin de convertir en protagonistas y autores de las noticias a los voluntarios y cooperantes que trabajan con Obra Social, se ha desarrollado un proyecto por el que decenas de entidades han podido transmitir a la sociedad, a través de sus propios blogs, sus esfuerzos y logros.

GESTIÓN DEL RIESGO

A lo largo de uno de los ejercicios más tormentosos para la entidad, vapuleada por la crisis económica y viviendo la incertidumbre de una remodelación en su cúpula, las actuaciones más relevantes en materia de gestión de riesgos se centraron sobre todo en la gestión de la morosidad, a través de la implantación de una serie de planes específicos para cada segmento (hipotecario, consumo, promotores, empresas, microempresas y autónomos) con el objetivo de agilizar todos los procesos de recuperación. Estos planes han implicado a toda la entidad en el desarrollo de nuevos productos, la mejora en los procesos y la adaptación de los sistemas y de la estructura organizativa, reforzando los equipos y ampliando la red de centros especializados.

Los esfuerzos de la entidad en cuanto a contención de la liquidez y reducción de la mora no fueron, pese a todo, suficientes para mantener a la caja alejada de las deplorables consecuencias de la crisis del sector bancario. Así, en marzo de 2009  Standard & Poor’s bajó el rating a largo plazo de Caja Madrid de A+ a A como consecuencia del impacto del deterioro del mercado inmobiliario y de la economía española sobre la calidad de la cartera crediticia.  Por su parte,  Fitch Ratings revisó el rating de la caja en abril de 2009, situándolo en A+ (desde AA-) y manteniendo la perspectiva negativa. Finalmente, a mediados de junio, Moody’s anunció la rebaja de los ratings de 36 entidades financieras españolas, una vez completado su stress-test del sector. En el caso de Caja Madrid la agencia situó el rating en A1 con perspectiva negativa.

A pesar de todo, y tal como recoge el informe de Caja Madrid, ha existido un aumento de solvencia que se ha apoyado, por un lado, en el importante avance (16,1%) de los recursos propios básicos, de mayor calidad, impulsados a su vez por la generación interna de capital y por la colocación de una emisión de participaciones preferentes por importe de 3.000 millones de euros y, por otro, en el muy moderado incremento (0,2%) de los activos ponderados por riesgo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...