edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
04/10/2018
LA OREJA DE LARRAZ

Cambios en la contabilidad de las pymes y sociedades no financieras sobre información financiera

Javier Ardalán
El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) ultima estos días el real decreto que adapta el Plan General Contable (PGC) a la normativa de información financiera de la UE. Esta adaptación implica una mejora de la calidad de la información en la contabilización de los instrumentos financieros y el reconocimiento de ingresos por bienes y servicios. 
Las modificaciones del PGC se aplicarán a los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2020 por las empresas no financieras.

La reforma persigue garantizar, sobre la base de los criterios de proporcionalidad, adecuación y simplificación, un adecuado equilibrio en los requisitos de información financiera para las pequeñas y medianas empresas, así como para las entidades no financieras, teniendo en cuenta el modelo económico y productivo del sector empresarial español y la realidad de las empresas no financieras.

Supone un avance, este Reglamento en la adaptación de la regulación contable de España a los criterios contenidos en dos normas internacionales de información financiera adoptados por la Unión Europea (NIIF-UE). Estas disposiciones afectan a dos áreas muy significativas, como son la contabilización de los instrumentos financieros y el reconocimiento de ingresos por la entrega de bienes y prestación de servicios. La convergencia normativa supone una mejora de la calidad de la información financiera en estas áreas, tras la experiencia acumulada a nivel internacional.

La elaboración del proyecto se realizó por un grupo de trabajo en el que han formado parte expertos y profesionales relacionados con la futura aplicación de la norma: empresas, auditores, catedráticos de contabilidad e instituciones públicas -Ministerio de Justicia, Ministerio de Hacienda, Banco de España, Comisión Nacional de Valores (CNMV), Dirección General de Seguros (DGS) e Intervención General de la Administración del Estado (IGAE)-. El proyecto recibió el informe favorable del Consejo de Contabilidad del ICAC, órgano donde quedan representadas la mayoría de esas instituciones.

En los últimos años se han desarrollado a nivel internacional dos proyectos muy relevantes en materia contable, que afectan al tratamiento de los instrumentos financieros y al reconocimiento de ingresos procedentes de contratos con clientes. 

La Unión Europea ha adoptado estas normas mediante el Reglamento (UE) 2016/1905 de la Comisión, de 22 de septiembre de 2016 (recientemente modificado por el Reglamento (UE) 2017/1987 de la Comisión, de 31 de octubre de 2017), y el Reglamento (UE) 2016/2067 de la Comisión, de 22 de noviembre de 2016, en materia de ingresos ordinarios procedentes de contratos con clientes e instrumentos financieros, respectivamente, que han entrado en vigor en los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2018, a los exclusivos efectos de formular las cuentas anuales consolidadas de los grupos cotizados.

Explica el texto normativo que la trascendencia de la NIIF-UE 9 Instrumentos Financieros, especialmente en el sector financiero, no puede pasarse por alto a la hora de juzgar el grado de convergencia del Plan General de Contabilidad. Así, por ejemplo, en materia de reconocimiento y clasificación de los instrumentos financieros es público que la cartera de valor razonable con cambios en patrimonio neto se introdujo en la NIIF-UE 9 como respuesta a las demandas de las entidades financieras, sin perjuicio de la mayor complejidad normativa que esta decisión lleva aparejada.

No obstante, como las entidades financieras españolas (entidades de crédito y entidades aseguradoras) aplican sus propias normas contables (aprobadas por Circular del Banco de España, en el caso de las entidades de crédito, y por el Consejo de Ministros mediante real decreto en el caso de las entidades aseguradoras), la elaboración del proyecto ha partido de este contexto normativo para simplificar la reforma contable evitando reproducir en la normativa general aspectos claramente dirigidos a las entidades financieras. 

Así, sucede, por ejemplo, con el denominado modelo de la pérdida esperada para contabilizar las pérdidas por deterioro de los créditos y valores representativos de deuda. El objetivo a incorporar en el Plan General de Contabilidad en materia de reconocimiento de ingresos es trasladar la nueva metodología internacional a partir del principio básico consistente en reconocer los ingresos cuando se produzca la transferencia del control de los bienes o servicios comprometidos con el cliente, y por el importe que se espera recibir de este último, a partir de un proceso secuencial de etapas, para su posterior desarrollo en una resolución del ICAC cuya entrada en vigor debería ser coincidente con la establecida para este proyecto de real decreto.

En la noma, se modifica el Plan General de Contabilidad, básicamente, para introducir los cambios necesarios para adaptar la norma de registro y valoración 9ª (“Instrumentos financieros”) y la norma de registro y valoración 14ª (“Ingresos por ventas y prestación de servicios”) a la NIIF-UE 9 y a la NIIF-UE 15, respectivamente.

Se reforma el Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas con el objetivo limitado de aclarar la presentación de las ampliaciones de capital, introduciendo una regla equivalente a la prevista en la norma de registro y valoración sobre combinaciones de negocios para contabilizar los efectos contables de una fusión.

También, se introducen cambios en las Normas para la formulación de las cuentas anuales consolidadas, en línea con las modificaciones incluidas en las cuentas individuales; básicamente, para revisar los modelos de cuentas anuales a raíz de la eliminación de la cartera de “Activos financieros disponibles para la venta” y con el objetivo de introducir los mismos requerimientos de información que se han establecido a nivel individual en relación con el tratamiento contable de los instrumentos financieros y el reconocimiento de ingresos por ventas de bien y prestación de servicios.

La futura norma cambiará el Real Decreto 1491/2011, de 24 de octubre, por el que se aprueban las normas de adaptación del Plan General de Contabilidad a las entidades sin fines lucrativos y el modelo de plan de actuación de las entidades sin fines lucrativos, para adaptar los modelos de cuentas anuales a los cambios introducidos en las normas de registro y valoración del Plan General de Contabilidad.

Finalmente, se aclaran los criterios para contabilizar la primera aplicación de los nuevos requerimientos y se establece la entrada en vigor y la regulación sobre información comparativa en las primeras cuentas anuales de los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2020.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...