edición: 2977 , Viernes, 29 mayo 2020
17/03/2011
Siete empresas cotizadas españolas entre las 34 que venden allí

Cancelación de contratos y cierre de tiendas en Japón obligará a revisar las cuentas anuales

Revisión a la baja -entre el 3% y el 17%- de facturación y beneficios
Tienda de Zara en Tokio
Juan José González

Los problemas del mercado japonés, afectado por una fuerte incertidumbre para el futuro a medio y largo plazo, está provocando reuniones de urgencia en las cúpulas de la alta dirección en la mayoría de las compañías que venden en el país del sol naciente. Cuando apenas han transcurrido tres meses de ejercicio, eléctricas, bancos, textiles y agroalimentarias europeas, la mayoría grandes empresas cotizadas, deciden estos días si adelantar la comunicación al mercado de un 'profit warning' en toda regla. Las consecuencias del terremoto comienzan a sentirse en las empresas españolas, que según el ICEX asciende a 34 empresas con presencia en Japón. En sectores tan diversos como Santander y BBVA en el financiero, o en el textil con Inditex y Adolfo Domínguez, industriales como Duro Felguera, Porcelanosa; vinos y alimentación, caso de Codroniu, Freixenet, Miguel Torres y Pescanova que, con mayor o menor impacto en las cuentas –entre un 3% de las textiles y un 17% en las alimentarias- hacen estos días cálculos para comprobar si es preciso adelantar un incumplimiento de objetivos: profits warnings.

Horizonte de pérdidas en las inversiones de las empresas españolas con presencia en Japón, que al igual que el resto de las europeas revisan las cuentas para calcular lo que podría suponer el impacto económico a fin de año. Las primeras consecuencias de los problemas en el país asiático no se han hecho esperar, y si el martes algunas de ellas, como las textiles Inditex y Adolfo Domínguez, comenzaban a tomar las primeras medidas de precaución con el cierre de un centenar de establecimientos entre ambas, ayer miércoles ya se empezaban a recibir las primeras cancelaciones de viajes a través de Amadeus y el aplazamiento de contratos para las exportadoras de vinos y cava Codorniz, Freixenet y Miguel Torres, con una creciente cifra de negocios en las últimas décadas.

Cancelación de pedidos y cierre temporal de tiendas que se traducen en menor facturación futura y, por tanto, previsible incumplimiento de resultados de explotación. El contratiempo en las ventas de estas empresas no es una mera incidencia, pasajera ni temporal, puesto que las previsiones de los departamentos comerciales apuntan a que, si bien la recuperación de la actividad económica se producirá antes de lo previsto, no sucede lo mismo con el consumo, de ahí que varias de las empresas que sufrirán las consecuencias negativas ya piensen en que este puede ser un año con menores ventas y por tanto, con menos beneficios. Y no cabe pensar de otra forma si en una primera aproximación al impacto económico del terremoto se apunta al 3% del PIB japonés, porcentaje que equivale a unos 130.000 millones de euros.

Aunque las inversiones españolas bajaron en 2009 por los efectos de la crisis económica y la reducción del consumo en la economía asiática, el pasado año se recuperó con fuerza, lo que animó las estimaciones de beneficio futuro de las cotizadas Inditex y Pescanova, entre otras. No se quedaron atrás las estimaciones de negocio de Santander y BBVA, por el apoyo a sectores como la distribución comercial, seguros y hostelería. Sin embargo, el mayor impacto en las cuentas de resultados lo tendrán que soportar las exportadoras de vino, cava, productos textiles, agroalimentarios y de hábitat y moda.

En la actualidad sólo siete de las 34 grandes empresas que exportan a Japón, cotizan en el mercado español (Santander, BBVA, Inditex, Duro Felguera, Amadeus, Adolfo Domínguez y Pescanova) en su mayoría fabricantes de productos de consumo, sectores que hasta este momento contaban con mayores posibilidades de inversión en Japón con un elevado nivel de demanda. Pero la coyuntura ha cambiado las necesidades de consumo de la población nipona hasta el punto de que los intereses de las empresas españolas no se corresponderán en el futuro con las demandas de su población, algo que puede forzar a reorientar la oferta de las empresas españolas hacia sectores declarados por las autoridades japonesas como prioritarios para los próximos años, como son los productos relacionados con las tecnologías de la información y comunicación, energías alternativas y biotecnología.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...