edición: 2366 , Lunes, 18 diciembre 2017
28/03/2017

Carlos Slim hace de necesidad virtud y aprovecha el proteccionismo de Trump para fabricar coches

El empresario amplia la producción de Giant Motors para sumar esa línea a los camiones y furgonetas
Carlos Schwartz
Giant Motors es una empresa dedicada al armado de camiones y furgonetas para el mercado interior de México sobre la base de diseño y tecnología china aportados por la empresa FAW. El magnate mexicano Carlos Slim controla 50% de la empresa a través de un vehículo de inversión propiedad de su compañía financiera Inbursa. La empresa anunció que presentará en breve dos modelos de automóviles con tecnología y diseño de la empresa china JAC y la colaboración de la japonesa Chori. Giant Motors produce desde hace 10 años en una operación conjunta con la china FAW para el mercado interior mexicano y se ha beneficiado en los últimos dos años de un auge de la compra de vehículos. Pero la presión que ha ejercido el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre las empresas estadounidenses fabricantes de automóviles establecidos fuera del país ha afectado directamente a algunas de las industrias establecidas al sur del río Bravo.
Ford ha decidido descartar una planta industrial en México que supuso una inversión de 1.600 millones de dólares para trasladar la producción a suelo estadounidense. Mientras tanto el tratado de libre comercio entre Estados Unidos y el Norte de América conocido como NAFTA será revisado por el Gobierno de Trump y su futuro ha creado nuevas incertidumbres entre los socios comerciales. De acuerdo con una fuente de Giant Motors la empresa no necesita del tratado para nada. “Nuestro objetivo es producir para el mercado interior y para el de otros países de América Latina. Producir para exportar a Estados Unidos requiere una escala de inversión que no es la que tenemos prevista”, señaló Elías Massri, el consejero delegado de Giant Motors.

Es decir que el socio mexicano de la empresa ha decidido hacer de necesidad virtud y facilitar el desembarco de un nuevo socio chino para sus actividades de armado de vehículos. “Se trata de aprovechar el auge en el mercado mexicano de coches cuyas ventas han subido de forma significativa en los últimos dos años”, señaló una fuente del sector. La realidad es que la producción de automóviles prevista por el grupo no requiere del NAFTA para la venta de sus vehículos ni para la importación de componentes.

Los coches de fabricación china tienen un mercado importante en algunos países y regiones emergentes como el caso de Brasil, Rusia o el Medio Oriente. Pero estos mercados tienen una demanda declinante por su situación económica actual. La posibilidad de producir para el mercado de México y utilizar el país como plataforma para vender a otras naciones de la región es una alternativa más que razonable de acuerdo con fuentes del sector.

México es de por sí una plataforma importante para la producción de automóviles para otras marcas como Volkswagen y Audi y en el futuro próximo BMW. Lo cual pone de relieve el hecho que la operación de repatriar capitales en el sector del automóvil emprendida por Trump abre posibilidades de mercado para los competidores de las marcas estadounidenses que han tenido una fuerte presencia en América Latina. Por añadidura los fabricantes de coches está preocupados por la posibilidad de que Trump implante un impuesto a la importación de coches que afectaría a los fabricantes que venden a ese mercado pero están implantados fuera de Estados Unidos.

México tiene acuerdos comerciales con 44 naciones con las que mantiene un flujo comercial regular. El proyecto de añadir a la planta de armado de camiones y furgonetas una línea de producción de coches se ha madurado a lo largo de los últimos dos años pero han sido las maniobras efectistas de Trump las que han acelerado la materialización del proyecto. No deja de ser una paradoja que México elija la globalización mientras Estados Unidos se atrinchera dentro de sus fronteras. Parte de la paradoja es la fuerte dependencia tecnológica que tienen las líneas de montaje en Estados Unidos respecto de las importaciones.

Los datos del Departamento de Comercio estadounidense para 2016 demuestran que en el sector de bienes “flexibles para las manufacturas” el déficit de la balanza de pagos con el el exterior fue de 4.100 millones de dólares por las importaciones de la Unión Europea, Japón y Suiza. Estados Unidos carece de producción propia de los denominados robots industriales que incluyen máquinas herramienta digitales, sistemas complejos de embalaje y brazos robotizados. Es decir, el equipamiento que hace funcionar a las modernas líneas de montaje de todas las industrias competitivas incluyendo la del automóvil. La fábrica de componentes para el sector del automóvil Vickers Engineering lleva 10 años de éxito. Pero en la base de ese éxito están los robots japoneses que utiliza en su producción, y los equipos son importados porque en Estados Unidos no se fabrican estas máquinas esenciales para la producción. La repatriación de las grandes industrias va a tener un efecto que Trump no ha previsto, va a obligar a la importación masiva de equipos que el país no produce con sus consecuencias para la balanza comercial estadounidense.

Giant Motors va a producir sus coches en el estado de Hidalgo, en el centro del país, en la planta en la que se producen actualmente los camiones y furgonetas. De acuerdo con Massri la empresa quiere convertir a la planta de montaje en un centro de producción para la exportación al resto de América Latina en el plazo de cuatro años. Giant Motors tiene planes diferenciados de estos para el desarrollo de un coche eléctrico para su utilización como taxi y espera tener dos nuevos modelos de coches marca JAC antes de finales de este año. De acuerdo con el ejecutivo la producción que se espera de la planta de Hidalgo para el 2021 es de 6.000 coches y otros tantos camiones.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...