edición: 28267 , Jueves, 17 octubre 2019
09/07/2019
banca 

Carlos Torres se siente observado

Enredado en la cargante y siempre incómoda maraña judicial, pasa los días el devaluado presidente del BBVA Carlos Torres. Devaluado como las acciones de su entidad bancaria, cada vez más cerca -¿quién lo diría?- de ser alcanzada en valor por su competidor Santander. Pero también depreciado por los caprichos de un destino que le quieren convertir en desvalido, como si estuviese a punto de recibir la llamada del notario para comunicarle su nueva situación de desheredado.

La partida pilla a un atribulado Torres en trance delicado: con lío en los tribunales donde gente incómoda le puede poner un poco más patas arriba el banco; con los resultados del semestre a punto de caramelo e, incluso, con alguna voz discordante en el consejo que disiente de la actual estrategia de lidia del caso Villarejo elegida por Torres. El escenario no puede reunir mayor patetismo en una sola imagen. Un asunto turbio y emponzoñado que mantiene y mantendrá por mucho tiempo al BBVA y a su presidente en candelero, en el peor foco posible para un banco, en el mediático.

Claro que es el peor de todos los focos porque a través de él pueden acceder clientes, inversores, políticos y funcionarios de Bruselas, que siguen la vida y milagros del BBVA. Es una posición muy incómoda, indeseable la de sentirse observado porque cualquier movimiento va a poder contar con una opinión, un juicio de valor, una mirada crítica. Y además se va a enterar todo el mundo. Los clientes se pueden enfadar y cambiar de banco; los inversores, desconfiar y mirar alternativas; los políticos pueden molestar mucho y los de Bruselas reclamar algunos incumplimientos pendientes de su antecesor en separación de funciones.

Pero se diría que a Torres casi todo esto le trae al pairo, que lo suyo es la estrategia de cautela y ya veremos, de defensa, en suma, de las posiciones ganadas o heredadas. Estos días, seguramente recuerde Torres el consejo del sabio Ignacio de Loyola a sus seguidores con aquel "en tiempos de tribulación no hacer mudanza". Pues eso piensa él, así que tranquilo. Aunque lo que no podrá evitar es que de nuevo dependerá de los resultados del semestre, comprometidos por México y Turquía y ante los que políticos y Bruselas (y algún accionista de peso en el consejo) le pueden sugerir que deje de una vez el camino despejado para la fusión con Bankia. Lo malo de sentirse observado es eso, que todo el mundo te observa.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...