edición: 2561 , Martes, 25 septiembre 2018
04/07/2014
Tras su declaración de ayer

Caso Nóos: la confesión de Tejeiro podría ser una `estrategia´ para exculpar a la infanta Cristina, según los internautas

La opinión pública asegura que se agotan las excusas para no condenar a la infanta y critican la postura del Fiscal
ICNr

El caso Nóos sigue su curso y, con él, aumentan los comentarios por parte de la opinión pública en torno a la culpabilidad de la infanta Cristina. Ayer se convirtieron en noticia las declaraciones de quien fue contable del Instituto Nóos, Marco Antonio Tejeiro, que alcanzó un acuerdo de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción -por el que obtendría una reducción de condena en caso de ser condenado-, el primero que se produce en el marco del caso, por el que confiesa que Aizoon, propiedad al 50 por ciento de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, tenía como finalidad desviarse a su favor los fondos que de forma ilícita percibió el Instituto Nóos de las Administraciones públicas.

La confesión ha quedado plasmada en un escrito que entregó ayer el fiscal Pedro Horrach al juez José Castro. En el documento, Tejeiro revela cómo Aizoon carecía de infraestructura personal y de medios para acometer su actividad social, y asegura no constarle que la sociedad tuviera empleados con dedicación exclusiva. El imputado, quien optó por dar a conocer estos hechos de cara a una futura reducción de pena, relata cómo el giro de facturas falsas entre las empresas del entramado por el que Urdangarin y su exsocio Diego Torres se habrían apoderado de hasta 5,9 millones de euros públicos, suponía una práctica habitual dentro del conglomerado y, en el caso de Aizoon, subraya que las facturas libradas por ésta contra el Instituto Nóos y Nóos Consultoría Estratégica constituían una vía para que el dinero de origen presuntamente ilícito acabara en las cuentas de la sociedad de los duques.

En su escrito, Tejeiro, hermano de la mujer de Torres, Ana María Tejeiro, subraya cómo las empresas que conformaban el entramado -Instituto Nóos, Nóos Consultoría Estratégica, Intuit, Shiriaimasu y Aizoon- eran entidades vinculadas entre ellas que operaban realmente en el mercado como si fueran una sola, todo ello bajo la dirección de Urdangarin y Torres, quienes ostentaban el control absoluto del grupo. Además, confiesa que la actividad principal del conglomerado se centró principalmente en lograr la adjudicación para organizar las tres ediciones del denominado Valencia Summit y las dos del Illes Balears Forum, cuyo coste real, afirma, fue notablemente inferior a los fondos que el Instituto Nóos percibió de la Comunidad de Valencia y de Baleares. En total, la entidad cobró por organizar estos eventos 5,9 millones de euros, a pesar de que su verdadero coste fue de 1,6 millones, según datos de la Agencia Tributaria.

El encausado recalca que el dinero que cobró Nóos acabó siendo repartido entre Torres y Urdangarin mediante el giro de facturas falsas de las sociedades que ambos controlaban. Unas facturas que, precisa, no respondían a servicios realmente prestados. Tejeiro señala, de hecho, que el Instituto, pese a que se promocionase como una asociación sin ánimo de lucro, funcionaba en realidad como una mercantil con fines lucrativos.

PRUEBAS CONCLUYENTES

La opinión pública tomó las declaraciones de Tejeiro como la mayor prueba posible de la existencia de todo un entramado que, a estas alturas, no puede negarse, y del que la infanta Cristina `necesariamente´ debía tener conocimiento. No hay, por tanto, excusa alguna para no condenarla por los delitos que se le imputan, y las consecuencias de no hacerlo pueden ser incluso peores que las de optar por el camino contrario. `Si después de ésto se libra la Infanta, el de Felipe VI será el reinado más corto de la historia de España´, sentenció un lector. Y es que su condena pondría en entredicho la legitimidad de la Casa Real y daría el golpe de gracia a su reputación tras los escándalos de los últimos años, pero su absolución pondría en duda también el sistema judicial español y, con ello, la práctica totalidad de las instituciones que constituyen la estructura democrática.

Los internautas aprovecharon la noticia para arremeter contra el Fiscal responsable de defender la no imputación de la infanta, y aseguraron que `se ha quedado solo´, por `embustero y por querer limpiar la imagen de la realeza´. `Sólo una pregunta: si aceptas como ciertos los hechos confesados por este imputado, ¿seguirás con la matraca de que la infanta de naranja es tonta y no se enteraba de nada? No espero respuesta, ya la sé´, sentenció un lector.

Tampoco faltaron teorías más o menos conspiratorias: `Que se me perdone la desconfianza, pero a veces las cosas no son lo que parecen y bien pudiera ocurrir que, como en las carambolas a tres bandas, el objetivo de esta declaración que tan diligentemente ha puesto el fiscal a disposición del juez sea (no se muy bien cómo) favorecer la desimputación de su defendida Doña Cristina en lugar de aclarar las irregularidades (delitos)´, comentó un lector. Así, el acuerdo bien podría suponer que `rueden otras cabezas´ para proteger la de la infanta. `Si me lo permiten, yo lo que entiendo de esta declaración es que Urdangarin y Torres eran los únicos artifices de la trama. En otras palabras, está haciendo de testigo de que la señora Infanta no sabia nada de lo que hacia su marido. Lo que dice este señor ya estaba demostrado por el juez; poco nuevo salvo querer librar a la infanta de sentarse en el banquillo. Resulta curioso que este señor quiera ahora confesarse a fiscalía anticorrupción. ¿No les parece oportunista como poco?´

En cualquier caso, la actuación de la Fiscalía deja a España en evidencia, a juicio de muchos lectores. El país se convierte en una caricatura en la que Urdangarín y la Infanta `se llevan millones de euros del dinero público, con la colaboración de varios políticos del PP, y todo este partido, y la Fiscalía del Estado, están haciendo todo lo posible para que se declaren impunes los gravísimos delitos cometidos´. Frente a esto, el ejemplo de Francia: `El anterior presidente de la República es citado a declarar por actos delictivos muchísimo menores que los cometidos por Urdangarín y la Infanta de Españistán. ¿Ven las diferencias?´, señaló un lector.

Y es que, para los lectores, es claro que la infanta, por encima de todo, `firmaba muchos documentos´ y cuenta con una formación mucho mayor que su marido. `Este señor estaba apoyado por todos sitios, y era un medio analfabeto, en todas las cuestiones, menos en balonmano´, sentenció un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...