edición: 2825 , Martes, 15 octubre 2019
13/03/2012

Castellano y González Bueno se esconden en la presentación de EVO

Alfonso Pajuelo
Nova Galicia Banco se ha buscado un sosias para confundir más a la afición y de paso gastarse lo que no tiene empleando dinero público. Nova Galicia es una cadena de despropósitos desde su fundación artificial y artificiosa por empeño personal y directo del virrey Feijóo, uno de los presidentes autonómicos que más presume de haber cumplido el objetivo de déficit ya que el desaguisado que ha provocado en las cajas gallegas y que ha necesitado dinero público no suma para el déficit, aunque debería.

Ni Castellano ni González Bueno estaban por dar la cara y permanecieron escondidos mientras Nova Galicia presentaba una nueva marca, un nuevo banco, EVO, con un par de directores generales de cuerpo presente defendiendo una operación de marketing  que no termina de estar clara aunque la idea subyacente no es mala: despistar.

EVO nace utilizando las oficinas de la entidad fuera de Galicia, León y Asturias, unas 120, mientras mantiene 69 para el negocio tradicional (¿) pero con la marca NGB  EVO parte de 316.000 secuestrados y un volumen de negocio de 13.600 millones. Nova Galicia es un banco intervenido, sostenido con dinero público, que ha dejado exhaustas las arcas del FDG (ver tema de apertura de la presente edición de ICNr). No encuentran inversores que quieran poner su dinero en un problema de difícil solución y de incierto futuro más allá de ser subastado y adjudicado al que menos pida por adjudicárselo, como si fuera expuesto en una lonja de pescado.

Castellano y González hacen una maniobra imposible y costosa porque es difícil de creer que algún cliente acepte meter su dinero en una entidad que puede ser comprada por otra y por lo tanto el comprador se deshará como pueda de esos contratos cuyo coste sólo se sostiene como inversión en marketing. Pero lo intentan y es posible que algunos piquen porque la idea no es mala, lo que aumentará de forma artificial el pasivo y, por tanto, teóricamente, el precio de la entidad en la subasta.

Castellano y González Bueno han parido un artificio con dos marcas que tendría algún sentido sólo en el caso de que la entidad saliera adelante, algo casi imposible porque no hay tiempo para madurar en el contexto económico en el que estamos. Llevan meses buscando inversores pero no los encuentran y siguen insistiendo. Ahora se gastan recursos en una operación que ni ellos mismos se han atrevido a presentar públicamente, algo insólito que puede hacer pensar que quizá a alguien se le ha ocurrido que lo que intentan es vender EVO para sostener Nova Galicia. Incluso quedarse ellos con uno de los dos. Ya veremos.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...