edición: 2937 , Martes, 31 marzo 2020
12/12/2012

Causas laborales

Rafael Vidal
Dice el señor ministro de la supuesta justicia de este Gobierno que jueces, abogados, procuradores y usuarios, protestan contra sus medidas, el poner precio a la Justicia, por simples causas laborales (un cabreo puntual porque les han quitado la paga extra de Navidad). Coincide, sin embargo, el señor ministro de esa supuesta justicia con los supuestos responsables de la Comunidad de Madrid en que la gente, en este caso la práctica totalidad de los profesionales y usuarios de la sanidad madrileña, protesta por motivos estrictamente laborales, desviando así la atención de la causa real a lo accesorio -aquello que podrían solucionar inventando alguna forma de pago extra- y tratando de confundir con ello a la opinión pública, al tiempo que dejan entrever que hay una política de comunicación muy concreta para todo lo que están haciendo.

El desmantelamiento del Estado -y no sólo del Estado del bienestar- está en marcha y de la mano de gente que cobra del Estado, lo cual es un sinsentido que no me atrevo a calificar de prevaricación, porque uno no está puesto en leyes. De hecho, la única ley que conozco bien, por haberla sufrido a lo largo de toda mi vida, es la del embudo -aquella de "lo ancho pa mí y lo estrecho pa tí" que decían los que mandaban y que sus sucesores aplican a rajatabla.

Esta situación que vivimos tiene un punto de confluencia importante: la justicia. De ella depende, no sólo que su actuación y su uso sean asequibles al común de los ciudadanos para ser equitativa, -que por eso están protestando- sino de que tomen cartas en el asunto este de volatilizar los bienes públicos para convertirlos en negocios privados. Un bien público tiene, en realidad, dueños -aquellos que lo hemos puesto en marcha con muchos años de esfuerzos económicos- y cualquier cambio de titularidad, por muchos subterfugios que se empleen, debe pasar por la aprobación de sus titulares, sin que valga como tal la simple emisión de un voto "general" de unos ciudadanos a los que se ocultaron demasiadas cosas en los programas electorales.

Las cajas de ahorros han dejado de ser nuestras (de hecho, dejaron de serlo hace años, cuando los políticos les metieron mano) y ahora son del mercado y llevamos camino de que la sanidad y la justicia acaben en el mismo sitio. Sólo espero que el malestar general se convierta en algo más concreto y efectivo que una simple protesta.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...