edición: 2558 , Jueves, 20 septiembre 2018
16/03/2015
LA OREJA DE LARRAZ

El CES considera que la futura Ley del Voluntariado invade las relaciones laborales

Xavier Gil Pecharromán
El Consejo Económico Social considera que Ley el anteproyecto de Ley del Voluntariado regula injustificadamente materias propias del ámbito de las relaciones laborales que cuentan con normativa y cauces de interlocución propios.
Existe confusión en referencias de los textos a materias exclusivas del ámbito laboral y de la negociación colectiva, especialmente en el de Ley de Voluntariado. Por ejemplo, se utilizan expresiones como: "la Ley impide que la acción voluntaria organizada sea causa justificativa de la extinción de contratos por cuenta ajena"; "sistema objetivo de reconocimiento de las competencias adquiridas por la persona voluntaria con vista a su promoción personal"; o la llamada a la negociación colectiva "como el cauce más apropiado para concretar y regular mecanismos de adaptación del tiempo de trabajo que permitan a trabajadoras y trabajadores por cuenta ajena o empleadas y empleados públicos participar en labores de voluntariado".

Afirma el informe que esta situación podría suponer una interferencia en el terreno de la autonomía colectiva y en los cauces del diálogo social, cuyos actores principales son los representantes de los trabajadores y los empresarios.

El CES llama la atención sobre la falta de referencias al diálogo social y a los interlocutores sociales, a la vez que subraya la necesidad de evitar confusiones y solapamientos entre el diálogo social y el diálogo civil, para lo cual señala la importancia de que en este último ámbito se cuente con normas y mecanismos de representación delimitados.

Solicita acotar mejor los ámbitos de actuación del voluntariado, y por tanto, el objeto y ámbito de aplicación de esta norma, ya que en su opinión no logra una clara definición de los mismos. Tampoco es claro en la definición de los ámbitos de actuación del voluntariado internacional y su relación con los "cooperantes".

Afirma que el texto objeto de dictamen no resuelve satisfactoriamente las relaciones entre empleo y voluntariado, de modo que algunos artículos inducen a confusión respecto a la naturaleza de determinadas situaciones de prestación de servicios.

En el caso de incompatibilidades, entiende que debe evitarse el riesgo de colisión con los principios básicos de la relación laboral, que no pueden obviarse por el hecho de que los trabajadores ostenten además la condición de voluntarios de la entidad para la que trabajan. Por tanto, el objetivo de la actividad de voluntario y el de la actividad laboral deben quedar claramente delimitados.

Respecto a los derechos de los voluntarios, al CES le preocupa la aparente asimilación entre la figura de persona voluntaria y la de trabajadora por cuenta ajena, en especial en materia de seguridad y salud, sin conseguir una mejora en esta materia, que requeriría una legislación específica.

El CES incide de forma reiterada en la necesidad de aclarar que la acción social llevada a cabo por organizaciones de voluntariado y del Tercer Sector de Acción Social es complementaria a la realizada por las Administraciones públicas. Por tanto, no puede diluir la responsabilidad pública en este ámbito, ni derivar la defensa de los intereses sociales en una promoción o cooperación exclusiva con las entidades sin ánimo de lucro.

Aunque los organismos de la Administración puedan recurrir a promover actuaciones de voluntariado, debe prevalecer el principio de no sustitución de funciones o servicios públicos, no solo respecto a los que la Administración está obligada a prestar por Ley, si no respecto de cualquier función o servicio público que corresponda al Estado en cumplimiento de los cometidos que tiene constitucionalmente atribuidos.

De aquí que el Consejo entienda que los textos dictaminados deberían aclarar la definición de los límites de la actuación del Tercer Sector en relación con las obligaciones de los poderes públicos.

Considera el informe que los principios el de la corresponsabilidad en la atención a las personas en situación desfavorecida, son nociones vinculadas con el debate sobre la evolución y los límites del Estado Social, en un contexto de profundos cambios sociales y económicos. De ahí que, para evitar confusiones al respecto, el CES considere especialmente necesario deslindar de manera más adecuado los fundamentos mismos de la norma objeto de dictamen. En opinión del CES el voluntariado encuentra su razón de ser en el principio de participación solidaria y no en la denominada "corresponsabilidad ciudadana".

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...