edición: 2784 , Lunes, 19 agosto 2019
16/04/2019

China abre un nuevo frente en la batalla tecnológica por el 5G con una investigación a Ericsson

Europa no acaba de involucrarse en la adopción del nuevo estándar para la conducción autónoma
Carlos Schwartz
Una operación de calado por parte de la Administración china, desatada este fin de semana contra Ericsson -el fabricante de componentes de telefonía móvil de muy alta tecnología- ha vuelto a poner de relieve la magnitud del mercado que está en juego. Los operadores de telefonía y propietarios de redes de telecomunicaciones tienen en desarrollo planes para el despliegue de una tecnología que supondrá inversiones de cientos de miles de millones de euros para su puesta en marcha. El protocolo 5G está destinado a ofrecer transmisión de datos a muy alta velocidad con un tiempo de latencia muy bajo, que será esencial para la tecnología de los vehículos de conducción autónoma, las líneas de montaje robotizadas, la cirugía remota y otras actividades en desarrollo. De acuerdo con fuentes del sector de las telecomunicaciones las autoridades chinas, que efectuaron un registro de la sede de la empresa de tecnología sueca en Pekín el viernes, desplegaron en la operación una veintena de investigadores de la Administración Estatal para la Regulación del Mercado.
El portavoz de Ericsson, Peter Olofsson, confirmó a la prensa el procedimiento y dijo que es la consecuencia de quejas por parte de fuentes no especificadas sobre las prácticas de la empresa en materia de licencias para su propiedad intelectual. El portavoz dijo que Ericsson colabora con la investigación. 

La batalla entre China y Estados Unidos por el despliegue de esta tecnología está en un punto álgido. Pekín, y algunos operadores de telecomunicaciones chinos, han afirmado que harán pruebas de la transmisión de datos mediante el protocolo 5G este año y que en 2020 desarrollaran las redes de forma más extensa. En Estados Unidos los operadores han señalado que experimentarán la transmisión de datos con este protocolo en redes piloto a finales de año, y el Gobierno prepara subastas significativas de espectro apto para este protocolo. 

La investigación contra Ericsson ha puesto la diana sobre uno de los más grandes proveedoras de occidente de tecnología de telecomunicaciones, incluyendo las infraestructuras de red para 5G. La empresa tiene una cartera muy extensa de tecnologías relacionadas con el estándar 5G, que son esenciales para toda la cadena de valor desde las estaciones bases hasta los teléfonos inteligentes.

Mientras esta batalla pone de relieve la trascendencia de esta tecnología, en la Unión Europea se ha cuestionado la posibilidad de que se deje expedita la adopción del estándar 5G para la conducción autónoma y otras actividades, porque un grupo de países y funcionarios de la UE propugnan la adopción del estándar Wifi (802.11p). Los operadores de telecomunicaciones europeos, entre ellos Telefónica, se han pronunciado a través de las asociaciones ETNO y GSMA, para señalar que en materia de C-ITS la tecnología Vehículo Celular para Todo (C-V2X) está en el mercado desde 2018 y se está convirtiendo en el estándar para las comunicaciones de corto y largo alcance. Este año las infraestructuras y los elementos pos mercado iniciarán su despliegue comercial, afirman.

“Unidades de carretera con C-V2X ya están disponibles, y una serie de fabricantes de vehículos como BMW, PSA y Ford han anunciado que equiparán sus modelos con este protocolo. Ford equipará con él todas sus unidades en China en 2021 y en los Estados Unidos en 2022”, de acuerdo con las dos asociaciones. De momento, la iniciativa para determinar la inclusión del protocolo Wifi, que no puede interactuar con el C-V2X, en la Regulación Delegada sobre Sistemas de Transporte Cooperativos Inteligentes ha sido frenada en la comisión correspondiente del Parlamento Europeo, pero el desenlace de la cuestión está lejos de haberse decantado en favor del protocolo 5G.

Mientras Ericsson no ha dejado traslucir cuáles son los motivos de la iniciativa de Pekín, un informe en un medio de comunicación estatal chino ha señalado que está vinculada a las licencias sobre patentes para terminales inteligentes. El periódico Noticias de Correos y Telecomunicaciones, el portavoz del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, dijo en un informe on line que una vez que se lleve a cabo el despliegue de los terminales compatibles con la tecnología 5G los fabricantes de los terminales probablemente deberán hacer frente a un incremento de los derechos que paguen a los propietarios de tecnología como Ericsson. 

De acuerdo con el informe, Ericsson probablemente añada a los derechos pagados por las tecnologías 3G y 4G la nueva 5G. Los fabricantes de terminales inteligentes están preparando una generación intermedia de terminales que estará equipada para las tecnologías 3G, 4G y 5G. Los analistas del sector de la industria de equipos para las telecomunicaciones creen que China está preparando el escenario para negociar con Ericsson una reducción de los costes de las licencias que van a afectar a las industrias chinas de terminales inteligentes para telefonía móvil. 

El mercado chino representa para Ericsson un 7% de sus ingresos en 2018 y es posible que intente preservar ese mercado. Pero mientras Pekín lanza su operación, Estados Unidos mantiene el pulso con el principal fabricante mundial de infraestructuras de telecomunicaciones, la china Huawei. La empresa ha sido eliminada como proveedor de la industria estadounidense de las telecomunicaciones por el Gobierno de Donald Trump. La Administración estadounidense aduce que los equipos de Huawei son una puerta  para el espionaje en favor de China por parte de una empresa que está cautiva de la servidumbre al estado chino y al Partido Comunista.

La empresa se encuentra en plena campaña contra esa exclusión y ha designado a un ex funcionario de la Administración de Barak Obama que ha declarado sus intereses al control de lobbies. El ex funcionario trabaja en el despacho de abogados Jones Day, que el mes pasado presentó una demanda contra la exclusión de Huawei de la contratación por parte de las agencias estatales. Trump reaccionó con un tweet en contra de la designación del ex funcionario, Samir Jain, como lobista de Huawei. En enero la Administración lanzó dos acusaciones judiciales contra Huawei, una por la violación de sanciones contra Irán y la otra por robar tecnología a T-Mobile de Estados Unidos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...