edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
10/10/2018

Chuleo presupuestario

Recuperando el ingrediente más tóxico e insustancial de la política patria (y del mundo entero) el Presupuesto se erige en una suerte de eslabón perdido entre la razón y la mentira, eso sí, convenientemente administrado por la fuerza política ocasionalmente mejor asentada. La pelea política, convertida en reyerta a degüello, encuentra en el documento madre contable la dinamita específica para el disparo ideológico. Sería éste el elemento, o arma, y el campo de batalla, político, donde se debe situar un Presupuesto del Estado.

En realidad, es todo una filfa, un cuento al servicio de unos -más que otros- para el camelo y embuste grosero y villano destinado a la ciudadanía. Si no hay presupuesto no hay nada que hacer, nada sirve y todo está en punto muerto. Y no es verdad. Todo sigue, nada se detiene, la Administración sigue abierta, los trabajadores trabajan y todos cobran. Lo único que sucede es que no hay subidas ni ampliaciones, tampoco nuevas plazas ni más becas ni más subvenciones. Para lo bueno sigue el presupuesto, para lo malo se acabó.

Antes se aprobaban en diciembre para el año siguiente. Ahora vale si se aprueba en agosto para el año en curso. Sirven como elemento de intercambio, trapicheo político, un caladero para la periferia en su tira y afloja con el centro, con el poder. El Presupuesto se presta y se da a la maniobra, al regateo; se subastan partidas, hay incluso reventa de cesiones y transferencias. Todo es posible en el magno documento contable del reino, el rey del trueque.

Pero hay que aprobarlo, o fingirlo. Y debe ser importante como medio de control y dominio porque Bruselas lo reclama, quiere saber qué se va a hacer con el dinero. El presupuesto nace siempre tocado por algo; otorga o castiga. El país no depende de la economía, sino de lo que respire el presupuesto, y puede respirar elecciones caso en el que suele venir cargado de promesas que se traducen en dinero. Si no hay elecciones, da igual porque con o son cuentas, la maquinaria política seguirá disparando, nada la detendrá porque llegado el momento se prorroga y otro año más de chuleo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...