edición: 2306 , Martes, 19 septiembre 2017
17/06/2013

Clase de samba de España a Uruguay

Antonio Cubero
Desde que el árbitro japonés pitó el comienzo del juego, empezó el recital. España sacó de la chistera su tradicional forma de jugar con un dominio total de la pelota para mecerla de un lado a otro, con la clásica paciencia para llegar a la portería de Uruguay con peligro. Así empezó la selección española, La Roja, su debut triunfal en la Copa Confederaciones. Mostrando lo mejor de su repertorio en 45 minutos primorosos en los que se puso 2-0 con goles de Pedro y Soldado. Después vino el monólogo musical de fútbol de la orquesta española hasta llegar a la conclusión del choque sólo inquietado por por el gol de Luis Suárez con un libre directo magistral, en el minuto 88, ante el que nada pudo hacer Iker Casillas a pesar de su vuelo.

Vicente del Bosque volvió al 4-1-4-1 de la Eurocopa de Luis Aragonés en Austria-Suiza, con Sergio Busquets como único mediocentro. Con esta fórmula hay más juego por delante, más `tiqui taca´ con un movimiento incansable de todos los jugadores a pesar del calor sofocante de Recife. El balón no duraba nada en posesión de los uruguayos impotentes ante el baile al que estaban sometidos. Uruguay no la veía. Era una sombra enrabietada que saciaba con patadas su nulo control del balón.

Tal fue el dominio de La Roja en la primera parte que a los 10 minutos se le presentó la primera ocasión. Una gran jugada colectiva terminó en los pies de Cesc Fábregas, quien desde el borde del área estrelló el balón en un poste. La elaboración del juego fue creciendo en los pies de los mediocampistas, sobre todo por Andrés Iniesta, Cesc Fábregas y Xavi Hernández. Y fueron ellos mismos quienes generaron también sus propias situaciones de gol. Fue así como Iniesta pudo abrir la lata charrúa con una bella maniobra de su marca que controló bien el portero Muslera. En la siguiente, Pedro intentó con otro disparo, la pelota pegó en Lugano para ser el primer gol de La Roja.

Uruguay, que en pleno tsunami español sólo pudo acercarse al arco de Casillas con jugadas a balón parado, tuvo una ocasión un desdibujado Cavani, que controló sin problema el portero de Real Madrid, titular tras su calvario en el infierno de la suplencia al que le sometió José Mourinho.

El dominio de España continuó sin desmayo. En una jugada que tocaron la mayoría de los atacantes de la selección de Vicente del Bosque, terminó en un pase soberbio entre varios defensores que aprovechó Roberto Soldado para materializar el segundo gol. Y pudieron ser más.

Sobre el terreno de juego sólo había uno que era el amo y señor de la pelota. Pero, sobre todo, jugaba y se divertía sin dejar jugar a sus contrarios. ¡Qué manera de jugar! Fue lo más parecido a una clase de samba que hoy se puede ver en un campo de fútbol.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...