edición: 2611 , Viernes, 7 diciembre 2018
12/11/2018

Clientes desprotegidos

Quizá víctimas en un exceso de inopia, de no enterarnos de lo que sucede poco más allá del fútbol o de la meteorología, puede estar el origen de nuestro común desconocimiento de las claves de actuación de las autoridades que ahora, por intereses de imagen, decretan propósito de protección ante las muchas amenazas y abusos procedentes de diversos frentes y de los que ya teníamos conocimiento. Sospechábamos que toda esa arquitectura institucional construida a base de Comisiones de todo tipo, como la del mercado de valores, la de competencia y otras más, estaban ahí para eso, para nuestra defensa.

Ya se sabía que funcionaban con la gasolina que alimenta el Presupuesto de nuestros impuestos. Y que muchas veces esos servicios que prestan las defensas para eso, para protegernos, se hacían y hacen con la debida prudencia y discreción y no con uñas y dientes como debería ser. Por si no fuera suficiente, y así parece que es, las autoridades se sacan de la manga otro defensor, nuevo, distinto: la Autoridad de Protección del Ahorrador e Inversor Financiero. Otro organismo más. Para meterle caña a las entidades financieras que observen malas prácticas.

Un nuevo protector y salvador que verá la luz en el próximo paquete de decretos. La nueva autoridad será independiente, no dependerá de nadie. Otra igual ya existe pero sin funcionar, es inoperante; parece ser que encomendada al Banco de España y al sistema judicial, nada más y nada menos. Si con estas credenciales y apoyos principales los abusos crecieron en proporciones geométricas, qué capacidad sancionadora va a manejar la nueva autoridad. Es un misterio. A primera vista parece una, otra, tomadura de pelo.

Porque hasta ahora, los abusos interesaban al Banco de España y a los juzgados de turno, todo hay que decirlo, pacatos y excesivamente relajados en la aplicación y ejercicio de normas y funciones. Se crea la nueva autoridad por unas tasas que la Justicia falla que deben ser satisfechas por la banca y no por el cliente hipotecario, como si no hubiera otros focos de abusos a la clientela y no sólo de origen bancario. Este súbito e inesperado interés político de protección al súbdito llega tan tarde como sospechoso resulta que un Gobierno un tanto cabreado quiera suplantar al Banco de España y a la Justicia la capacidad sancionadora de abusos. De nuevo, una batalla institucional con el ciudadano cliente por medio y como coartada. Siempre igual.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...