edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
11/09/2015

Nueva CNMV

Elvira Rodríguez consume sus últimos cartuchos en la CNMV. Economía la da por amortizada, Moncloa por quemada, mientras una buena parte del mercado financiero llora con amargura el cambio que probablemente se produzca antes del 20 de diciembre. Las dos denuncias de presunta corrupción contra la CNMV han terminado por colmar el vaso de la paciencia de sus `defensores´ en el Gobierno.

La sensación de un equipo de técnicos de primera división dirigidos por Rodríguez, de escasos y muy justos conocimientos financieros, a la par que pasiva y sumisa en sus relaciones con la superioridad, han concluido con uno de los peores mandatos de esa Comisión, superando tan sólo a los célebres de Pilar Valiente y de Julio Segura, entregada la primera al lujo y al shopping, y coladero de goles y jugadas el segundo. Hablando de goles y jugadas, apuntar que la myoría del Ibex 35 navega ahora mismo en aguas del descubierto, esas posiciones bajistas, suerte de operativa que habría que atar más corto o, al menos, seguir más de cerca, ya que además de la volatilidad que provocan, los goles sólo suben al marcador de los especuladores.

Sin embargo, no son las recientes denuncias sobre presunta corrupción en la CNMV lo que ha terminado por concluir que el relevo, el cambio, la salida de la presidenta que el 28 próximo cumplirá su tercer año en el organismo, es lo más conveniente para todas las partes implicadas. Si no que la presidenta ya cuenta con sentencia firma desde su papel (papelón) desde aquel día de febrero pasado cuando no se le ocurrió otra cosa que decir lo que pensaba sobre la salida a Bolsa de Bankia, a saber: la CNMV "hizo lo que tenía que hacer". Y tan pancha mientras en Economía, Banco de España y una pequeña habitación en Moncloa tres personas distintas se subían por las paredes.

Dirán que la crueldad se ha instalado en la crítica contra Fernández, persona dialogante, bonachona, comprensiva, que sabe escuchar, persona de criterio y sentido común, sin duda todas ellas cualidades necesarias -no todas ellas indispensables- para el ejercicio de su función pública, pero combinadas con otras que sí se echan en falta. Pero da igual, la sentencia ya es firme: Rodríguez quema sus últimos cartuchos en el supervisor.

Sin embargo llama la atención que el problema de la CNMV no es Elvira Rodríguez, si no que el asunto es de mayor enjundia: la Comisión no sirve, no llega, no cumple y no cubre las necesidades de supervisión del mercado. Así que se impone un cambio radical en el organismo, una revolución que la potenciará en funciones y sectores, similar al modelo anglosajón de supervisión del mercado financiero y, claro, para todo esto no vale cualquiera.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...